Barack Obama está "furioso" por la respuesta de BP al derrame en el Golfo

Univision.com y Agencias | Jun 04, 2010 | 4:43 PM

Reuniones

WASHINGTON, DC - El presidente Barack Obama, furioso por la contaminación, arribó este viernes la zona del derrame de crudo en el Golfo de México, en su tercera visita al lugar, en momentos en que la responsable British Petroleum comenzó a capturar algo de la filtración de crudo.El avión presidencial Air Force One aterrizó poco después de las 13:00 locales (18:00 GMT) en el aeropuerto Louis Armstrong de New Orleans.
Obama tiene previsto reunirse con responsables locales, luego se dirigirá a la costa del Golfo para visitar a sus habitantes y a los empresarios que sufren las consecuencias de la contaminación petrolera, dijo su portavoz Robert Gibbs.
El mandatario había dicho el jueves sentirse furioso por la contaminación en el Golfo de México, debida al derrame de cerca de 80 millones de litros de crudo desde la explosión de la plataforma Deep Horizon, que causó 11 muertos."Esta situación me enfurece porque demuestra que alguien no pensó en las consecuencias de sus acciones", dijo Obama. "Ahora quieren resolver el problema porque les cuesta mucho dinero", agregó.
BP logró colocar el jueves un dispositivo -similar a un embudo- sobre la fuga de crudo (a 1.6 km bajo el nivel del mar) que captura unos 1,000 barriles de petróleo (160,000 litros) al día, cuando se estima que la fuga es entre 2 y 3 millones de litros diarios. El almirante de la Guardia Costera, Thad Allen, encargado de la respuesta del gobierno estadounidense al derrame, reconoció que "el movimiento es lento, de alrededor de 1,000 barriles diarios en este momento".

Confianza

Explicó que el dispositivo tiene cuatro válvulas que se van cerrando lentamente para evitar la formación de hidratos gaseosos, similares a los cristales de hielo, que hicieron fracasar un intento previo para contener el derrame. "Aún si (el sistema) es exitoso, esto es solo temporal y un arreglo parcial, por lo que debemos continuar con operativos de respuesta agresivos en la fuente (de la fuga), en la superficie y a lo largo de la costa", afirmó Allen. Hasta ahora BP ha fracasado en todos los intentos para detener la continua fuga de crudo, iniciada el 22 de abril, en lo que es el peor desastre ecológico de la historia de Estados Unidos. El director de explotación de BP, Doug Suttles, dijo tener "bastante confianza en que va a funcionar. Sin dudas no va a capturar todo el flujo (de crudo), pero debería capturar la gran mayoría". En Londres, el consejero delegado de BP, Tony Hayward, dijo que se necesitarán unas "48 horas para evaluar la cantidad de gas y de petróleo capturada" tras la instalación de un embudo. Hayward subrayó que "lamenta profundamente" lo ocurrido el 20 de abril con la explosión de la plataforma de BP en el Golfo de México e insistió en "disculparse personalmente y en nombre del conjunto de BP por lo ocurrido" y recordó que el grupo se comprometió a pagar todos los gastos ligados a el desastre. El gobierno estadounidense remitió el jueves a BP una primera factura de $69 millones  por los gastos causados al erario público. Asimismo, el gobernador de Florida, Charlie Crist, reclamó un pago de $100 millones a BP para proteger al llamado "estado soleado" de eventuales daños ambientales y económicos por el derrame. La televisión y los diarios mostraban chocantes imágenes de pelícanos y aves marinas empetroladas a lo largo de la costa de Louisiana.

Derrame gigantesco

La fuga de petróleo, ahora considerada la peor en la historia de Estados Unidos, fue desencadenada el 20 de abril por una explosión que mató a 11 trabajadores en la plataforma marítima de prospección Deepwater Horizon a unos 80 kilómetros (50 millas) de la costa del estado de Louisiana.De acuerdo con cálculos gubernamentales, del pozo se han escapado en seis semanas entre casi 80,000 y 174,340 metros cúbicos (21 millones y 46 millones de galones).Por ahora no es posible saber si el tapón tendrá éxito o, si de encajar bien, cuánto crudo podría ser desviado hacia una cisterna en la superficie como intenta la empresa, dijeron autoridades. Los directivos de BP no respondieron de inmediato solicitudes de declaraciones.No es seguroUn sello de goma en el interior del tapón tiene el propósito de impedir la fuga del crudo, aunque los ingenieros saben que persistirá cierto escape de petróleo."Tendremos que ver, cuando coloquemos el tapón de contención, cuán efectivo es", dijo Allen.Los ingenieros de BP debieron recurrir a las tijeras de presión para cortar un oleoducto del que se desprenden millones de litros (galones) de crudo después de que una sierra de diamante quedó atascada, lo cual fue una demora más, luego de seis semanas de intentos fallidos por detener o al menos paliar la fuga de crudo más grave de la historia de Estados Unidos.La sierra había cortado casi la mitad del caño conectado al pozo cuando se atascó. BP tardó 12 horas en sacarla.Pozos alternosDos pozos de relevo que cegarán el surtidor, la mejor posibilidad de detener el derrame, estarán terminados hasta agosto.El presidente de BP, Tony Hayward, reconoció que la firma petrolera global no estaba preparada para combatir un derrame submarino catastrófico. En declaraciones al diario londinense Financial Times, Hayward dijo que la afirmación de que la compañía no estaba preparada era "una crítica totalmente justa".Se trató de un accidente de "baja probabilidad y alto impacto", acotó."Lo que es indudablemente cierto es que no tuvimos las herramientas que uno querría tener en su taller", dijo Hayward en una entrevista publicada el jueves por el diario de negocios.El intento de controlar el derrame por medio del llamado método de corte y tapón es arriesgado porque el corte de un tramo del tubo podía acrecentar el flujo hasta en un 20%. Allen dijo que no estaba claro si eso había sucedido.Desolación en FloridaLa mancha de petróleo se hallaba a apenas 10 kilómetros (seis millas) de alcanzar las concurridas playas de arena blanca del norte de la Florida, y equipos en tierra hacían lo posible por contener la catástrofe.Allen dio órdenes a BP de que pague cinco barreras adicionales en Luisiana.La petrolera dijo que el proyecto le costará unos $360 millones de dólares, que se sumarán a los $990 millones ya invertidos en tareas de respuesta y limpieza, subsidios a cuatro estados y reclamos de compañías y particulares perjudicados.
©Univision.com y Agencias
Comentarios