Extranjeros acaudalados invierten en el sur de EU y de paso reclaman la green card

Univision.com* | Aug 11, 2009 | 1:04 PM

Carretera expedita

MIAMI - El creciente número de extranjeros acaudalados que llegan al sur de Florida a comprar propiedades inmobiliarias en problemas motivó una ganancia adicional: la tarjeta de residencia o green card, reportó El Nuevo Herald en su edición del martes.
El periódico dijo que abogados de inmigración locales afirmaron que un creciente número de clientes provenientes de Latinoamérica y Europa están solicitando visas de inversionista EB-5, documento que en algunos casos despeja la vía para la residencia y, con el tiempo, la ciudadanía.Otras alternativas, indicaron, es que les otorgan la oportunidad de vivir y trabajar indefinidamente en Estados Unidos.El diario reportó que en la medida que el mercado inmobiliario sigue débil, más una larga lista de proyectos fallidos de condominios, el nuevo interés por las visas EB5 ayudó a estimular el "apetito ya formidable" de los extranjeros atraídos por el mercado de gangas.Abogados consultados por el periódico dijeron que el aumento de la demanda por estas visas es una buena noticia y estimaron que en el sur de Estados Unidos el mercado podría recuperarse más rápido que en otras partes del país.Cómo se pideLa visa EB-5 se solicita por medio del Formulario I-526 -que envían centros regionales autorizados por la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS)- además del Formularios I-485 (de ajuste a residente permanente).Actualmente hay unos 45 centros regionales que procesan formularios de la visa EB-5, y recientemente fueron agregados los condados de Miami-Dade y Monroe, decisión que permitió atraer a nuevos inversionistas a la zona.Un número importante de inversionistas se inclina por el programa creado por el Congreso en 1990 y está dirigido a inmigrantes que quieren hacer negocios en Estados Unidos.Uno de los principales requisitos es que inviertan en zonas de alto índice de desempleo, que necesitan inversión, o en zonas rurales.

Detalles del EB-5

El programa EB-5 permite a una persona y sus familiares inmediatos "obtener una tarjeta verde (green card), es decir, vivir permanentemente en Estados Unidos", dijo el profesor Stephen W. Yale-Loehr, de Cornell University.El requisito, agregó, es invertir $500 mil en una zona rural o en una zona de alta tasa de desempleo, "o de lo contrario tiene que invertir $1 millón".Los inversionistas que entran en el programa y son autorizados a hacer negocios en Estados Unidos reciben una residencia condicionada por dos años, tiempo durante el cual el capital invertido debe haber generado por lo menos 10 empleos, ofrecidos a trabajadores estadounidenses.Si se cumple esta exigencia, "el estatuto condicional es removido y el inversionista y su familia se convierten en residentes permanentes", apuntó Yale-Loehr.No todas se usanEl Nuevo Herald indicó además que todos los años hay unas 10,000 visas EB-5 disponibles, y de ellas unas 3,000 para el programa piloto que incluyó a los condados de Miami-Dade y Monroe.El año pasado, se otorgaron menos de 1,000 bajo el relativamente desconocido programa de visas EB-5. El Congreso está considerando en la actualidad una medida para hacer permanente el programa piloto debido al creciente interés ocasionado por la recesión.Maralyn Leaf, abogado de inmigración de negocios en Miami, dijo al diario que se debería dar la bienvenida con los brazos abiertos a los inversionistas extranjeros, ya que no sólo ayudarán a crear nuevos empleos, sino que también contribuirán a la economía existente con su uso de servicios profesionales y financieros."Ellos están trayendo dinero de ultramar a nuestras instituciones financieras", apuntó Leaf. "Esto está ocurriendo a gran escala. Ha estado ocurriendo claramente durante el último año. Hemos tenido muchos clientes que han venido de esta manera a invertir aquí".

Altibajos del programa

Pero el programa no ha sido tan generoso como pretendió el Congreso en 1990, cuando destinó 10 mil visas para cada año fiscal a ser distribuidas entre inversionistas, cuyos países tuvieran vigentes tratados comerciales con Estados Unidos.Yale-Loehr explicó que, en su apogeo, el programa EB-5 sólo entregó 1,300 tarjetas verdes (13 por ciento del límite anual) y que muchos de los inversionistas que participaron entre 1990 y 1998 cumplieron con el número necesario de puestos de trabajo y con los demás requisitos.Pese a ello, en 1998, Yale-Loehr escribió en un artículo publicado en su página de internet, que el entonces Servicio de Inmigración y Naturalización (INS), sin previo aviso ni oportunidad de presentar observaciones, cambió las normas del EB-5 e hizo más difícil para los nuevos y futuros inversores poder calificar para el programa.Las nuevas regulaciones, apuntó Yale-Loehr, uno de los mayores expertos del programa en Estados Unidos, fueron retroactivas y afectaron a muchos inversionistas que fueron deportados junto con sus familias."Como consecuencia de las medidas del INS, los inmigrantes inversionistas y sus familias perdieron sus casas, sus trabajos, su derecho a estar en Estados Unidos, y también los millones de dólares que habían sido inyectados a las economías de zonas rurales y con alto índice de desempleo", agregó.Cambio de estrategiaCuatro años más tarde, en 2002, el Congreso aprobó una ley para ayudar a los inversionistas perjudicados por el INS, y el departamento (ministerio) de Seguridad Nacional elaboró un nuevo reglamento para el programa.En noviembre de 2003, el Congreso manifestó un renovado interés en el programa y autorizó la creación de centros regionales, para que gestionaran directamente con el servicio de inmigración un 30 por ciento de la cuota anual de visas autorizadas en 1990, una decisión que a juicio de Yale-Loeher "facilitó la tarea de atraer a los inversores extranjeros".La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS), reportó que en los años fiscales 2002 y 2003 se entregaron 255 visas de residencia bajo el programa EB-5 respectivamente, y que en el año fiscal 2004 las tarjetas verdes concedidas bajaron a 247.En el año 2005 el número de green card aumentó a 332, y en el año fiscal 2006 se entregaron 486 visas de residencia, según la agencia federal.En el año fiscal 2007 (del 1 de octubre de 2006 al 30 de septiembre de 2007), el número de visas concedidas fue de 803, aunque la cifra debe multiplicarse por 2.5 para incluir a la familia del inversionista.Por ejemplo, en 2002 se otorgaron 255 visas EB-5. Otras 637 green card fueron entregadas a los miembros de la familia del inversionista, de acuerdo con datos de la USCIS.
©Univision.com*
Commentarios