Corte ordenó reabrir casos de residencia de 22 viudos de ciudadanos estadounidenses

Univision.com y Agencias | Apr 22, 2009 | 11:08 AM

Demanda colectiva

LOS ANGELES - Un juez federal de Los Angeles, California, ordenó que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) reabra los casos de 22 personas a quienes el servicio de inmigración les negó la residencia permanente porque sus esposos estadounidenses fallecieron durante su proceso de solicitud.
La jueza Christina A. Snyder dio la orden preliminar el lunes en una demanda colectiva, según informó el diario Los Angeles Times.El diario agregó que se prevé que adopte una decisión final después de una audiencia el miércoles.Snyder citó un fallo de un tribunal de apelación del año 2006, que estableció precedente de que los solicitantes no pierden sus estatus como esposos de ciudadanos si el consorte fallece antes de que el estado decida las solicitudes de residencia.El abogado de los demandantes, Brent Renison, indicó que los funcionarios de inmigración actuaron con suma lentitud en las solicitudes y que más de 200 personas de todo el país han sido afectadas por la sanción en los casos de viudez.200 en peligroEn marzo, abogados advirtieron que al menos 200 inmigrantes podrían ser deportados ante una medida de la ley federal de inmigración que ordena que las viudas y viudos salgan de Estados Unidos si su cónyuge estadounidense murió antes de que la solicitud de visa fuera aprobada por el servicio de inmigración.Las autoridades migratorias estadounidenses sostienen que sólo tratan de hacer que se cumpla la ley, pero algunos defensores de los inmigrantes afectados dicen que es una injusticia cruel para los consortes que trataban de seguir la ley migratoria estadounidense y enviudaron, según un reporte del diario San Antonio Express-News."Nuestra grandiosa nación no puede invitar a las prometidas extranjeras; autorizarles el casarse con ciudadanos estadounidenses; recibir sus solicitudes para un estatus migratorio legal; permitirles fundar familias y un hogar juntos y después expulsarlas cuando el estadounidense muere en medio de un trámite burocrático de inmigración", dijo Renison en un documento presentado ante la Corte Federal a nombre de Gwendolyn Hanford, una filipina que lucha contra la deportación.¿Deberían los viudos de ciudadanos estadounidenses recibir la residencia si sus casos estaban pendientes en el servicio de inmigración? Comente aquí.

Ataque al corazón

Su esposo murió de un paro cardiaco en 1998, antes de que el gobierno aprobara su solicitud de cédula de residente legal permanente, conocida como green card o tarjeta verde.En el 2002 le informaron que aunque la pareja había tenido un hijo, su solicitud fue rechazada."Su ex prometido y esposo murió", le informó el gobierno. "Por lo tanto su solicitud... no puede ser aprobada pues usted ya no es esposa de un ciudadano estadounidense".La secretaria del DHS, Janet Napolitano, en marzo a su personal que revise el asunto y proponga soluciones posibles.Incluso aquellos que apoyan el combate a la inmigración ilegal están de acuerdo en que el asunto debería ser estudiado, dijo The Associated Press.Apoyos contadosEl representante Lamar Smith (republicano de Texas) respaldó una iniciativa del año pasado que podría haber dado una oportunidad a personas como Hanford.La iniciativa fracasó, pero Smith cree que el caso de los cónyuges que han perdido a su pareja debería ser considerado."Aquellos que siguen nuestras leyes y comienzan el proceso para inmigrar conforme a derecho no deberían de ser castigados cuando las circunstancias trágicas hacen que el término del proceso sea imposible", dijo Smith.Fallo temporal en 2008En julio del año pasado decenas de inmigrantes viudas y viudos de ciudadanos estadounidenses que no alcanzaron a regularizar sus estados de permanencia porque sus cónyuges murieron lograron una importante victoria legal.La misma jueza Zinder falló a su favor en un juicio entablado en 2007, dictamen que frenó temporalmente las ordenes de deportación que pendían sobre ellos.El diario La Opinión de Los Angeles indicó que el fallo de la magistrado constituyó una victoria, pero también un retraso para muchas otras viudas y viudos que quedaron fuera de la demanda colectiva contra Michael Chertoff, entonces representante máximo del DHS, bajo cuyo mandato opera el servicio de inmigración.La demanda tenía como objetivo que la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS), una de las 23 agencias del DHS, revisara sus casos debido a que sus cónyuges murieron antes del tiempo requerido para los trámites de residencia.

Qué dice la ley

La ley de inmigración estadounidense señala que cuando un ciudadano estadounidense muere y el cónyuge extranjero no ha concluido los trámites para regularizar su estado legal de permanencia, el trámite se cancela.El anterior fallo de Zinder solamente amparó a las viudas y viudos que se apuntaron en la demanda y las que residen en los estados que ampara el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito, que son: California, Washington, Oregon, Nevada, Idaho, Montana, y Arizona.Las viudas y viudos que residen en otros estados del país tendrán que entablar demandas en los tribunales bajo el distrito de su jurisdicción si quieren obtener un amparo similar.La demanda inicial fue presentada por Renison, junto a su colega Alan Diamante, ante la Corte federal del distrito central de California y representaba a 22 viudas. Desde entonces cada semana se fueron sumando más casos.Problema gigante“Este es un gran problema”, dijo Renison en febrero del año pasado a un corresponsal de la Agencia Española de Noticias (Efe).Explicó que se dio cuenta de la magnitud de esta situación cuando, en diciembre de 2004, recopiló al menos 24 casos y desde entonces ha trabajado de cerca en este tema hasta que presentó la demanda colectiva."Todos entraron legalmente al país, hicieron sus peticiones mientras sus esposos vivían y antes de cumplir los dos años de matrimonio sus esposos fallecieron", señaló."Esta es una terrible situación para estas familias. Hay diferentes situaciones, a una viuda le faltaban dos días para completar los dos años de matrimonio cuando su esposo murió. El esposo de otra viuda murió en un accidente, otro murió en combate y era miembro activo, son diversas circunstancias. Estas personas han seguido las normas y no se los puede castigar porque sus esposos murieron", concluyó.
©Univision.com y Agencias
Commentarios