Trabajadores del Censo se dirigen a las puertas de 48 millones de hogares

Univision.com y Agencias | May 06, 2010 | 3:21 PM

Hasta julio

WASHINGTON, DC - Un ejército de unos 635,000 empleados salió a las puertas de 48 millones de hogares para contar a los que no devolvieron el formulario del Censo de 2010, en un plan que podría costar $2,700 millones.El puerta a puerta empezó el 1 de mayo y seguirá hasta mediados de julio para conseguir las respuestas sobre demografía de aquellas casas que devolvieron un formulario incompleto, no lo enviaron o no lo recibieron.
También recibirán una visita aquellos que contestaron a las preguntas por teléfono para comprobar la dirección, las reservas indias, algunas colonias más inaccesibles en la frontera de Texas o Alaska, y otros lugares que no suelen ser viviendas habituales, como residencias estudiantiles.
Esta fase del conteo, que se realiza cada diez años por mandato constitucional, es la que más recursos consume y mayor logística requiere, ya que debe coordinar a más de 3,000 oficinas a través de miles de barrios de todo Estados Unidos.
El presupuesto es de $2,700 millones, aunque podría reducirse si las visitas de los trabajadores, que están obligados a tocar la puerta hasta seis veces y cuestan $57  cada una, son menos de las esperadas.
Es también el proceso más conflictivo ya que los entrevistadores se dirigirán a todo tipo de lugares y en muchas ocasiones se enfrentan a personas que se niegan a ser contadas o que expresan su enfado contra el Gobierno.
Con especial atención y con empleados seleccionados entre los vecinos del barrio, visitarán las comunidades inmigrantes y latina, que han sido menos contadas en encuestas anteriores, al residir en ellas indocumentados que temen a las autoridades, a pesar de las estrictas leyes de confidencialidad.
El reciente debate sobre la ley de Arizona, que convierte en delito la presencia de indocumentados en ese estado, podría dificultar el proceso y cerrar más puertas de las esperadas, aunque el director de la Oficina del Censo, Robet Groves, señaló hoy que se hará de la "mejor manera posible" y que a lo largo de la historia, el conteo se ha desarrollado en entornos difíciles, como guerras y desastres naturales.
"No elegimos las características del país que contamos en el momento y lo que haces es hacer lo mejor posible en cualquier entorno. Es la única manera de reaccionar a la situación de Arizona", aseguró Graves en una rueda de prensa.

Seguridad

La seguridad de los trabajadores es la otra preocupación de la Oficina. Desde que el pasado 26 de abril empezaron los preparativos, hasta seis trabajadores murieron en accidentes de coche.
"Tenemos a miles de personas trabajando en las calles. Así que cuando tienes a 600,000 personas, todo tipo de cosas malas pasan", aseguró el director del Censo.
Durante el anterior Censo en 2000, se registraron trece muertes por accidentes de tráfico y una por el ataque de un perro a un trabajador de 71 años.
Los trabajadores, que aparecerán en las casas con una carpeta y una mochila negra con el logotipo de la Oficina del Censo y un documento de identificación, han sido formados para enfrentarse a situaciones "hostiles y de enfados", explicó Groves.
Para procesar la ingente cantidad de información que estos cuestionarios y visitas recogerán, la Oficina se basa en los apuntes en papel que después son trasladados a un programa informático diseñado para asignar tareas a cada trabajador y dirigir el plan dependiendo del éxito de la visita.
Sobre el desarrollo del programa informático del Censo 2010 al que acceden miles de usuarios de todo el país bajo estrictas normas de confidencialidad, aseguró que su funcionalidad es la "deseada" y la "adecuada", aunque "no óptima".Los resultados del Censo empezarán a ofrecerse a finales de año y antes del 31 de diciembre estará sobre la mesa presidencial el total de la población y el número de legisladores de cada estado.
©Univision.com y Agencias
Comentarios