Casi 2 mil nuevos ciudadanos

EFE | Sep 24, 2008 | 8:33 AM

Sueño americano

TUCSON, Arizona - María Ofelia Beltrán, de 79 años, no pudo contener la emoción luego de esperar por más de 20 años para cumplir su sueño de convertirse en ciudadana de Estados Unidos en una multitudinaria ceremonia realizada en Tucson, Arizona.
Mientras, el servicio de inmigración recordó que el 1 de octubre entra en vigor el nuevo examen para la ciudadanía estadounidense.
La inmigrante de origen mexicano, nacida en el estado de Sonora, México, fue una de las más de 1,900 personas provenientes de 40 diferentes países que se convirtieron en nuevos ciudadanos.
"Es algo que quería hacer antes de morir", dijo Beltrán, quien se sintió motivada a hacerlo ya que muchos de sus familiares son ya ciudadanos.
"Por mucho tiempo lo deseé y por fin lo logré, aquí estoy", agregó.
Cuesta arribaAcompañada de uno de sus hijos, Beltrán sostuvo que a pesar de todos los obstáculos, nunca se dio por vencida.
"Muchas veces dejamos pasar la oportunidad sin saber todo lo que estamos perdiendo con ello", comentó.
La ceremonia, la más grande hecha hasta la fecha en el sur de Arizona, forma parte de la celebración nacional de la Semana de la Constitución, explicó Marie Sebrechts, vocera en Arizona de la Oficina de Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS).
"Es una fecha muy especial para todos los nuevos ciudadanos", agregó la funcionaria.
También en PhoenixEsta semana también se llevaron a cabo otras dos ceremonias de ciudadanía en la ciudad de Phoenix, donde más de 2 mil personas se convirtieron en nuevos ciudadanos de los Estados Unidos.
Durante al año fiscal 2007, USCIS dio la bienvenida a 650 mil nuevos ciudadanos en ceremonias de naturalización en todo el país, incluidos 2,389 en Tucson y 11,910 en Arizona.
Entre las nuevas ciudadanas del martes se encontraba Altair Beltrán, de 30 años y originaria del estado mexicano de Sinaloa.
"Creo que ya era tiempo de hacerme ciudadana, yo llegué a Estados Unidos cuando apenas tenia cinco años", dijo Beltrán.

Derecho al voto

Indicó que la principal razón por la que se hizo ciudadana es para poder tener derecho al voto y con ello lograr un cambio a nivel estatal y federal.
"Creo que hay muchas leyes que nos están afectando a todos los hispanos, creo que es hora que salgamos a lar urnas y expresemos nuestros deseos", señaló.
El sentir de Beltrán fue compartido por Javier A. Doniz, de 32 años e inmigrante mexicano originario del Distrito Federal, quien al término de la ceremonia se registró inmediatamente para votar.
Manifestó que una de las razones por las que se hizo ciudadano es para poder tramitar la residencia legal a sus padres.
Más ciudadanosUSCIS anticipó que se llevará a cabo otra ceremonia en Tucson antes del mes de noviembre.
Debido al incremento en el costo del proceso de la ciudadanía y ante la intensa campaña de diversas organizaciones para motivar a todos aquellos que califican para convertirse en ciudadanos, el número de solicitudes de naturalización se incrementó en todo Estados Unidos.
"Me hice ciudadano porque quiero tener todos los beneficios, quiero pertenecer por fin a este país que vio nacer a mis hijos", dijo Víctor Manuel Rivera, de 35 años y originario de Cananea, Sonora (México).
El inmigrante mexicano dijo que hace 20 años aplicó para obtener su residencia legal en EEUU y después de muchos esfuerzos la obtuvo en 2001 por medio de su trabajo.
"Este país nos tratado muy bien, nos ha dado mucho trabajo, es importante que nos hagamos ciudadanos sobre todo por el futuro de nuestra familia", finalizó.
©EFE
Comentarios