Reforma de salud de Obama está en coma tras el triunfo del republicano en Massachussetts

Univision.com y Agencias | Jan 21, 2010 | 12:40 PM

Martes negro

WASHINGTON, DC - La presidenta de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, dijo el jueves que carece de los votos suficientes para aprobar el enorme proyecto de reforma de salud del Senado, en lo que podría ser un golpe devastador para el principal proyecto interior del presidente Barack Obama.Conoce aquí las dos versiones del plan de reforma de salud.La legisladora demócrata hizo declaraciones a la prensa después de una reunión a puertas cerradas de su bloque en el cual los participantes criticaron la enorme versión del proyecto.
Pelosi dijo que "en su forma actual, sin cambios, no me parece posible aprobar el proyecto del Senado en la Cámara (de Representantes)... No veo que tenga votos suficientes en la actualidad".Muchos legisladores demócratas, tras la pérdida de la banca del Senado por Massachusetts el martes a manos de Scott Brown, aspiran a un proyecto más modesto.Es que el presidente Obama y sus aliados en el Congreso sugirieron el miércoles que tratarían de reducir la ambiciosa reforma de salud a fin de mantener con vida al menos una parte de ésta, luego de perder inesperadamente el escaño crucial en el Senado por Massachusetts. Una iniciativa más sencilla y menos ambiciosa emergió como alternativa apenas unas horas después de que el partido gobernante perdió el escaño, quedándose sólo con 59, lo que obligaría a los demócratas a moderar el paso para aprobar la iniciativa prioritaria de Obama en política interna. La derrota llevó también a que los demócratas reconsideraran todas las alternativas. Hace falta una mayoría de 60 votos en el Senado para superar las tácticas obstruccionistas de los republicanos, ninguno de los cuales ha apoyado la legislación. No se ha tomado decisión alguna, dijeron los legisladores, pero delinearon una nueva estrategia que podría incluir todavía estas provisiones: Limitar la capacidad de las aseguradoras para negar la cobertura a gente con problemas médicos; permitir que los adultos jóvenes sigan beneficiados por las pólizas de sus padres; ayudar a que las pequeñas empresas y la gente de escasos recursos paguen las primas de seguros, y cambiar el sistema gubernamental de atención a la salud para los ancianos, para alentar el pago de cuidados de calidad.

A paso lento

Obama dijo que los resultados electorales no menguarán su interés por aprobar una iniciativa de salud. "Lo que puedo decir ahora es: "Bueno, hagamos lo seguro, sólo aprobemos eso que no es controversial", dijo Obama en una entrevista con ABC News. "El problema es: Las cosas que no son controversiales pueden terminar siendo las que no resuelven el problema". Con todo, la meta de dar cobertura a prácticamente todos los estadounidenses quedaría para mejor ocasión. Obama instó a los legisladores a no forzar la aprobación de una propuesta, sino ajustarla a "esos elementos en el paquete en los que coincide la gente". "Sabemos que necesitamos una reforma de salud, que las aseguradoras se aprovechan de la gente", dijo el presidente en la entrevista. "Sabemos que tenemos que contar con alguna forma de limitar los costos, porque de lo contrario, nuestros presupuestos reventarán. Y sabemos que las pequeñas empresas necesitarán ayuda". Otra opción, que convocaba a la Cámara de Representantes a pasar rápidamente la versión del Senado, una iniciativa más amplia, pareció perder apoyo. Esa alternativa hubiera mitigado el problema que creó la pérdida del escaño de Massachusetts ante el republicano Scott Brown. "Será difícil que la Cámara de Representantes acepte eso", consideró Dick Durbin, el segundo demócrata de mayor rango en el Senado. "El avance a toda velocidad ha sido descartado", dijo el representante Earl Pomeroy, demócrata moderado.

Los votos

Pero la opción no estaba descartada formalmente, y los funcionarios trabajaban tras bambalinas en la estrategia que aporte la ruta más rápida y segura para aprobar una iniciativa, dijo un prominente funcionario, quien habló a condición de permanecer anónimo para hablar más libremente sobre conversaciones de índole privada. "Si metiéramos esa iniciativa del Senado justo ahora al pleno de la Cámara de Representantes, les apuesto a que no recibiría 100 votos", dijo el representante demócrata Bart Stupak. Hacen falta 218 votos para aprobar la legislación. Una mayoría de los representantes demócratas se opone a los impuestos sobre planes de seguro de alto costo, aprobados en el Senado y considerados por los sindicatos como un golpe directo contra sus agremiados. Stupak y otros antiabortistas apoyados por obispos católicos dicen que la propuesta del Senado no limita la posibilidad de usar dinero de los contribuyentes para interrumpir un embarazo. Hace una semana, los demócratas en las dos cámaras limaban las diferencias en sus respectivas propuestas, y parecía probable una resolución rápida.
Pero tras la victoria sorpresiva de Brown, que despojó al partido gobernante del asiento senatorial que ocupó largamente el fallecido Edward M. Kennedy, todo se les vino abajo.
©Univision.com y Agencias
Commentarios