Legislador propone quitar ciudadanías

Univision.com y Agencias | May 26, 2009 | 11:20 AM

Qué busca el autor

ATLANTA - Un candidato republicano a la gobernación Georgia propuso cambiar el principio constitucional que otorga la ciudadanía automática a los nacidos en territorio estadounidense, iniciativa que impactaría directamente sobre millones de estadounidenses hijos de inmigrantes indocumentados, reportó The Associated Press.
Las personas que apoyan a Nathan Deal (republicano del Noveno Distrito de Georgia), indicaron que "la ciudadanía por nacimiento" estimula la inmigración indocumentada y complica la ejecución de las leyes migratorias.
Pero los críticos de este tipo de propuesta -que no es la primera vez que se registra- afirman que la iniciativa de Deal no resuelve el problema de la inmigración sin documentos y va en contra de la tradición nacional de recibir a los inmigrantes.
La ciudadanía estadounidense automática está consagrada en la 14 Enmienda de la Constitución, la cual estipula que todas las personas nacidas o naturalizadas en Estados Unidos están sujetas a la jurisdicción del país y por lo tanto son ciudadanos de Estados Unidos y del estado donde residen.
Esa disposición fue ratificada en 1868 y redactada teniendo en mente a los esclavos liberados, señaló The Associated Press.
Por qué el cambioSin embargo, Deal y sus simpatizantes aseguran que la redacción de la 14 Enmienda nunca tuvo la intención de conceder automáticamente la ciudadanía a los hijos de los inmigrantes indocumentados.
"Esta es una medida delicada y caduca que termina una cláusula que nunca tuvo el propósito de ser un vacío jurídico", dijo Bob Dane, vocero de la Federación para una Reforma Estadounidense de Inmigración, que busca crear restricciones migratorias más estrictas.
Con la iniciativa de Deal, los nacidos en Estados Unidos obtendrían la nacionalidad automática sólo si al menos uno de sus padres es ciudadano estadounidense, residente legal permanente o es miembro activo del ejército.
Critican la medida
Azadeh Shahshahani, directora del Proyecto por los Derechos de los Inmigrantes de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) de Georgia, dijo que la propuesta "no es congruente con el espíritu estadounidense". "Sostenemos nuestra oposición a esta iniciativa, pues es una contradicción enorme a larga historia del país como destino para los inmigrantes y de otorgar derechos inalienables" a todas las personas que nacen en el país sin importar las circunstancias de su nacimiento, agregó. The Associated Press dijo que los simpatizantes de la propuesta dicen que la ciudadanía automática es un incentivo para que las mujeres se arriesguen a ir a Estados Unidos de forma ilegal.
¿Qué opina de este tipo de medidas antiinmigrantes? Comente aquí.

"Bebes ancla"

Los hijos de indocumentados nacidos en Estados Unidos son llamados "bebés ancla", pues cuando son adultos pueden amparar legalmente a sus padres para que obtengan una residencia legal permanente en el país. "Venir con el propósito de tener un hijo para que sea el lazo de las madres es de hecho poner en riesgo el sistema", dijo Dane. Lisa Navarrete, vicepresidenta del organismo hispano Consejo Nacional de La Raza, consideró que la propuesta no detendrá a la inmigración ilegal, pero sí hará que el problema empeore pues no sólo los inmigrantes indocumentados carecerán de papeles, sino que sus hijos nacidos en Estados Unidos estarán en la misma situación. "La peor de todo es que terminaríamos con millones de niños que serían apátridas, que nacerían aquí y no tendrían vínculos con ningún otro país, pero que tampoco serían considerados ciudadanos ni parte de Estados Unidos", expuso. En manos de la Cámara Roy Beck, presidente de NumbersUSA, un grupo a favor de medidas migratorias rigurosas, dijo que la política de otorgar la ciudadanía de forma automática a las personas nacidas en Estados Unidos "no está en sintonía con el mundo moderno". Tanto Beck como Deal señalaron que Estados Unidos es uno de los pocos países ricos donde aún se otorga la ciudadanía por nacimiento. Deal presentó su iniciativa de ley a la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes, pero duda que sea aprobada este año, a menos que se anexe a otra propuesta. "Creo que la estructura actual del Congreso es tal que esto (la propuesta) nunca tendrá una audiencia y nunca será un tema en el que tengamos la oportunidad de votar", estimó. "Pero creo que es importante que se mantengan vigentes los asuntos que son parte del problema migratorio". Idea vieja Pero la propuesta de Deal no es nueva, En diciembre de 2005 la Cámara de Representantes aprobó un proyecto similar que, además de modificar la 14 Enmienda de la Constitución, criminalizó la estadía indocumentada y dispuso quitar de inmediato la ciudadanía a todos los hijos de indocumentados nacidos en territorio estadounidense. El Consejo Nacional de La Raza (NCLR) dijo en esa oportunidad que había quedado "escandalizada" después de la aprobación de la ley 'Border Protection, Antiterrorism, and Illegal Immigration Control Act of 2005' (H.R. 4437), patrocinado por el representante James Sensenbrenner (republicano de Wisconsin). "En vez de proporcionar una propuesta comprensiva y efectiva referente a los problemas de inmigración, el plan es una retahíla malintencionada de cláusulas que obstruyen a la privacidad", señaló La Raza. El HR 4437 también asignó más recursos para que el gobierno contratara nuevos agentes para la Patrulla Fronteriza y adquiera nuevos equipos de vigilancia. Debate inconcluso Tras la aprobación del HR 4437 a mediados de diciembre de 2005, el Senado aprobó una versión diferente el 25 de mayo, que eliminó los cambios a la 14 Enmienda de la Constitución y creó una vía para legalizar a la mayoría de los 12 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos. Ambos proyectos -el plan de la Cámara de Representantes y la versión del Senado- fueron enviados al Comité de Conferencia para su armonización. El 3 de junio, el entonces liderazgo republicano canceló el debate bajo el argumento de la seguridad nacional, dejando a millones de indocumentados sumidos en las sombras de la clandestinidad.

Revivió en Arizona

Ocho meses después de cancelado el debate en Washington y engavetado el proyecto de ley HR 4437, un comité de la Cámara de Representantes de la Asamblea de Arizona aprobó a principios de febrero de 2007 una polémica iniciativa que busca quitar la ciudadanía estadounidense a niños de padres indocumentados nacidos en Estados Unidos. El Comité de Gobierno de la Cámara Baja aprobó la ley HCM 2005 (Recordatorio Conjunto), que exhorta al Congreso a enmendar el Artículo 14 de la Constitución y esclarecer que los hijos de indocumentados que nazcan en el país no gozan del derecho de obtener la nacionalidad de manera automática. Los opositores argumentaron que los hijos de indocumentados pueden ser despojados de ese derecho si el Congreso así lo establece. "No tiene sentido" Kat Rodríguez, de la Coalición de Derechos Humanos de Tucson, Arizona, dijo tras la aprobación del proyecto en Arizona que quienes volvieron a promocionar la HCM 2005 "van a tener que cambiar la Constitución de Estados Unidos si quieren quitarle la ciudadanía a los hijos de inmigrantes indocumentados". "Iniciativas así no tienen sentido. Ellos están cuestionando algo que está al fondo de nuestro país, como es modificar la definición de un ciudadano. Eso no podemos permitirlo", subrayó. "Quitar eso es muy racista. Aunque ellos digan que no lo es, se trata de una propuesta antimexicana", acotó. La entonces gobernadora Janet Napolitano no firmó el proyecto de ley. Intento anterior A principios de febrero de 2008 el legislador estatal de Arizona Rusell Pearce (republicano) volvió a colocar a la inmigración en el centro del debate político estatal. Pearce, representante por Mesa, presentó una iniciativa que buscaba negar el otorgamiento de actas de nacimiento a los hijos de indocumentados nacidos en Arizona. El representante aseguró que la Constitución ha sido "malinterpretada" y que la 14 Enmienda de este documento que establece que "Todas las personas nacidas o naturalizadas en los Estados Unidos y sometidas a su jurisdicción son ciudadanos de los Estados Unidos y de los Estados en que residen", fue escrita solamente para dar la ciudadanía a los hijos de los esclavos. La iniciativa  de Pearce también incluyó activar un programa de verificación de empleo diseñado por el gobierno federal para que los patronos ingresen y ayuden a las autoridades a verificar si sus trabajadores tienen autorización para laborar legalmente en Estados Unidos.
©Univision.com y Agencias
Commentarios