La reforma migratoria no cabe en el debate político de EU

Univision.com* | Oct 31, 2008 | 7:02 PM

Promesas escuetas

MIAMI - Sin preguntas no hay respuestas. Eso dijeron a Univision Online las oficinas de prensa de los candidatos a la presidencia de Estados Unidos, el demócrata Barack Obama y el republicano John McCain. Por esa razón, en los tres debates presidenciales previos a la elección no hablaron de reforma migratoria ni explicaron qué harán, de llegar a la Casa Blanca, con los 12 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos. El hecho de que no les hayan preguntado no significa que en 2009 el Congreso no pueda iniciar un proceso de debate, pero la indiferencia reflejada en las campañas de ambos aspirantes es un mal presagio de cómo pueden encarar el tema el próximo presidente. Aún así, activistas y abogados confían en que se retome el tema.
"Los moderadores (de los debates) no lo preguntaron", dijo Federico de Jesús, del equipo de Obama, vía telefónica desde Chicago, Illinois. Agregó que el senador mantiene la promesa de que "durante el primer año de gobierno (de ganar la elección del 4 de noviembre), va a impulsar un proyecto para lograr una reforma amplia".
Hessy Fernández, del equipo de McCain respondió lo mismo que De Jesús y detalló que "la campaña no controló lo que los moderadores preguntaron en los un debates".Tras una pausa, agregó: "Ojalá que se haya tocado el tema". Y de inmediato sacó a relucir la trayectoria del senador de Arizona en los debates migratorios en el Congreso a partir de 2003.
"John McCain siempre ha sido líder en este tema", dijo. "Reconoce y entiende la necesidad de tener una reforma integral, práctica y humana".A la pregunta de si la reforma migratoria estará dentro de la lista de los 10 temas más importantes si gana la elección -McCain ha dicho que impulsará una iniciativa en sus primeros 100 días de gobierno-, la campaña no respondió.
La campaña de Obama tampoco posesiona la inmigración en la lista de prioridades. "Se presentará una propuesta para resolver el tema en el primer año de gobierno", reiteró De Jesús.No hay garantíasPero, ¿son creíbles las ofertas de los candidatos de abordar el tema de la reforma migratoria? ¿Depende sólo de ellos que haya un debate migratorio y se cambie la ley de inmigración? ¿Permitirán que se legalice a los indocumentados? ¿Aumentarán las redadas?"Obviamente no hay ninguna garantía de que en 2009 el Congreso debata la reforma migratoria", comentó el abogado Jorge Rivera, uno de los coordinadores, junto al abogado José Pertierra, de la Sala de Chat de Univision Online. "Ambos candidatos han ofrecido un debate, pero en este momento nada garantiza que el año entrante se discuta el tema".Según el letrado, "el problema es que la economía ocupa la primera plana en todos los medios. Así es que está por verse si ellos cumplirán con la promesa de debatir sobre la reforma cuando lleguen a la Casa Blanca".¿Cree que sí habrá reforrma migratoria en 2009? Comente aquí.

Tema controversial

Pertierra formuló un análisis similar la semana pasada apenas concluyó el tercer debate en la Universidad Hofstra, en Hempsters, Nueva York. "Ha sido evidente, durante todo el curso del proceso (electoral), que el tema migratorio no está en la lista de asuntos importantes", dijo.
En la actual crisis financiera "el tema de la inmigración es todavía más controversial de lo que era antes de esta crisis que estamos viviendo no sólo aquí, sino en todo el mundo", agregó.Respecto a si habrá debate o no en 2009, presagió que es muy probable que haya "un proyecto", pero advirtió que su aprobación en el Congreso "dependerá de la evolución de la economía".
"Si las cosas no mejoran, dudo que haya debate a favor de los indocumentados", puntualizó.Los votos valen másSin tener en cuenta la crisis financiera que obligó al Congreso y al gobierno de Bush a elaborar un plan de rescate de $700 mil millones para evitar el colapso de la economía estadounidense y arrastrar consigo a la economía del mundo, la reforma migratoria era un asunto de votos, y votos son los que necesitan los candidatos para ganar la elección el martes 4 de noviembre.
En una entrevista pasada con Univision Online, el analista Sergio Bendixen adelantó que el voto latino incidirá en el resultado de la elección, "pero no lo suficiente"."Todavía no tenemos el número de votos necesarios" como para impactar a la clase política y determinar el curso de una elección", dijo. "Aquí hay 25 millones de votos antiinmigrantes y 10 millones de votos que favorecen una reforma migratoria amplia y comprensiva", y esos números han sido determinantes durante los pasados debates en el Congreso.Según datos de la oficina del Censo, los hispanos representan el 14 por ciento de la población de Estados Unidos, y entre el 6 por ciento y el 7 por ciento del electorado.Y no sólo la reforma afectará la decisión del electorado, predijo Bendixen. "La guerra en Irak también pesará" al momento de emitir el sufragio.Cuando Bendixen hizo estas proyecciones la crisis financiera se encontraba todavía lejos de cualquier pronóstico.

¿Factor determinante?

La trayectoria de McCain en el debate migratorio tiene su peso en el escenario político hispano. Pero quizá no sea lo suficiente como para inclinar la balanza."Me parece que aunque él haya apoyado el tema (de la reforma migratoria) en el pasado (en debates que incluyen una vía de legalización a la par de medidas de seguridad fronteriza), recientemente no lo ha hecho", dijo Iván Cox, de la Unión de Trabajadores Campesinos, en San Juan, Texas."Todo el mundo sabe que el sistema migratorio está roto", agregó el dirigente campesino. "Y tiene que componerse"."Pero nosotros tenemos mayor optimismo en que, si gana el candidato demócrata, las reformas sean más favorables a la gente pobre, a la gente inmigrante. Obama ha dicho que durante su primer año, de llegar a la Casa Blanca, tratará el tema y que la reforma migratoria va a ser uno de los más importantes en su gobierno. Es el compromiso que él ha hecho con los hispanos de Estados Unidos".Respecto a si la crisis económica podría desplazar el debate migratorio en 2009 u obligue a los candidatos a postergarlo para otra ocasión, Cox dijo que su aplazamiento sería un error."No creo que primero se trate el asunto del rescate financiero y después la legalización de los indocumentados. El inmigrante trabajador trae mucha energía, mucha cooperación para la economía. Dejarlos fuera, excluirlos, hace más daño a la economía y agrava el problema. Hay que incluir a los trabajadores inmigrantes al plan de rescate financiero aprobado por el Congreso y promulgado por el presidente", apuntó.Los planes de reformaLas propuestas migratorias de Obama y McCain se parecen a las iniciativas que se debatieron entre el 2005 y el 2007, pero son ambiguas en cuanto a qué harán con los 12 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos y respecto a si están dispuestos a darles la residencia permanente.Hablan de seguridad fronteriza, de verificación de empleo, de medidas para combatir del robo de identidad y de trabajos temporales, pero no se mencionan las redadas, la separación de familias con hijos y cónyuges estadounidenses, los tiempos de espera para acceder a la residencia o un permiso de trabajo, quién o quiénes podrían ponerse en la fila para la green card, cuánto costará el trámite y qué harán con todos aquellos que no califiquen y tengan hijos o cónyuges estadounidenses."Si no tiene decidido el voto, llame a las campañas para que le aclaren las dudas", sugirió Rivera. "Si nadie les preguntó en los debates, podemos nosotros hacerlo por teléfono o por la computadora. Un e-mail puede despejar las interrogantes y permitirnos tomar la decisión correcta", agregó.Que sigan soñandoEn cuanto a qué deben esperar y hacer los indocumentados mientras se elige al próximo presidente de Estados Unidos, Rivera recomendó "tomar precauciones, sobre todo aquellos que tienen una orden de deportación final"."Lean sus derechos, tengan siempre a mano el número de teléfono de su abogado y manténgase en contacto permanente con su familia", indicó.Un informe de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE) publicado en Internet reveló que en el año fiscal 2008 fueron arrestadas más de 33 mil personas en el país, de ellos más de 25 mil con orden de deportación.La agencia cuenta con más de 100 equipos especiales de búsqueda de extranjeros que han violado la ley de inmigración y con antecedentes criminales que operan a nivel nacional.Rivera dijo que este tipo de noticias no debe asustar a los inmigrantes que no tienen papeles de estadía legal. "El único permiso que deben pedir al servicio de inmigración es el de trabajo. Pero eso no quita que estudien, que abran una cuenta de banco o que inicien un negocio. No pueden quedarse de brazos cruzados esperando que el Congreso debata la reforma. Hay que seguir luchando por alcanzar el sueño americano", concluyó.
©Univision.com*
Commentarios