Defensa y energía centran la visita de Barack Obama a Polonia

AFP | May 28, 2011 | 10:00 AM

Obama trata de tranquilizar a Moscú y Varsovia sobre escudo antimisiles

VARSOVIA - Defensa, energía y transformaciones en el postcomunismo centraron las conversaciones que mantuvo el sábado en Varsovia el presidente estadounidense, Barack Obama, con dirigentes de Polonia, país que asume el 1 de julio la presidencia rotativa de la Unión Europea (UE).
El presidente Obama intentó tranquilizar a la vez a Rusia y a sus interlocutores polacos sobre las intenciones de su país sobre el escudo antimisiles, durante su segundo día de visita a Varsovia.
"La defensa antimisiles es un tema en el que deberíamos cooperar con los rusos, ya que afrontamos amenazas comunes", pero "consideramos muy importante que la OTAN sea la única responsable de sus propios medios de defensa", declaró, tras un encuentro con el presidente Bronislaw Komorowski.
Un acuerdo bilateral que permita rotaciones de aviones de combate estadounidenses F-16 y de transporte Hércules para vuelos de entrenamiento con los polacos, así como la instalación de una representación permanente del ejército norteamericano en territorio de Polonia, será firmado este sábado.
Nerviosismo en Rusia
Tanto para Polonia como para sus vecinos, establecer fuertes relaciones con Estados Unidos es esencial para su estrategia y una forma de consolidar su independencia respecto a Moscú.
Así, Rumania y Polonia aceptaron albergar hasta 2015 y 2018 interceptores SM-3 en el marco del proyecto de escudo antimisiles norteamericano, lo que suscitó la irritación de Rusia, que ve en ello una amenaza para su propia seguridad.
Muy dependiente del suministro de gas ruso, Polonia es muy sensible a la seguridad energética, un asunto que coloca entre las mayores prioridades de su presidencia de la UE.
El asunto será tratado durante la entrevista del presidente Obama con el primer ministro Donald Tusk, según fuentes polacas.
Polonia tiene importantes reservas de gas de esquisto, y el gigante norteamericano ExxonMobil ya procede a su exploración. Estados Unidos se ha convertido en uno de los defensores de este gas no convencional.
Tema delicado
"El gas de esquisto se ha convertido en un punto importante de las relaciones polono-estadounidenses, lo que refuerza la importancia de Estados Unidos para la seguridad de Polonia, más allá de los aspectos militares", comentó recientemente el ministro polaco de Relaciones Exteriores, Radoslaw Sikorski.
Polonia no tiene central nuclear, pero espera construir dos en las dos próximas décadas, por las de 25.000 millones de euros.
Los grupos nipo-estadounidenses Westinghouse Electric Company LLC y GE Hitachi Nuclear Energy Americas aspiran a obtener esos contratos.
Obama también se entrevistó con antiguos opositores al régimen comunista. "Muchos de ustedes han sido fuente de inspiración para nosotros, en Estados Unidos, cuando (el sindicato anticomunista) Solidarnosc nació", dijo el presidente a sus interlocutores.
No obstante el jefe histórico de Solidarnosc y premio Nobel de la paz Lech Walesa renunció a entrevistarse con Obama junto a un grupo de dirigentes políticos.
Según el entorno de Walesa, éste esperaba una invitación individual del presidente estadounidenses, también premio Nobel de la Paz en 2009.
©AFP
Comentarios