Senadores piden revisar proyecto de construcción del muro virtual en la frontera

Univision.com y Agencias | Apr 21, 2010 | 12:28 PM

Que se tomen medidas

Casi cuatro años después de aprobado por amplia mayoría por el Congreso, dos senadores dijeron el martes que es hora de revisar el contrato de construcción de la valla virtual que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) erige en tramos de la frontera con México. Y agregaron que el principal objetivo del proyecto, detener el cruce de indocumentados hacia Estados Unidos, no se está cumpliendo, de acuerdo con un reporte de The Associated Press.El senador independiente Joseph Lieberman (Connecticut) dijo que una valla física, como el mundo las conoce, funcionaría mejor que la electrónica que diseñó y construye Boeing Co en un tramo de Arizona."Dependemos de ustedes para que nos den una valoración directa y que tomen medidas, ya sea para cancelar el contrato o para conservar sólo lo que funciona de él", dijo el legislador al comisionado de Protección Fronteriza, Alan Bersin, durante una comparecencia en el Senado.Lieberman, quien preside la Comisión de Seguridad Nacional y Asuntos de Gobierno del Senado, añadió que "la mejor respuesta a esta crisis en desarrollo y al flujo continuo de inmigrantes ilegales a Estados Unidos es regresar a las vallas a la antigua, con dos o tres capas de refuerzo".The Associated Press reportó además que el senador demócrata Roland Burris (Illinois) le preguntó a Bersin si se podía cancelar el contrato que el DHS firmó con Boeings Co para construir el millonario proyecto. Bersin dijo que él no podía emitir un juicio sobre un asunto legal.Proyecto dudosoEn febrero se conoció que el muro virtual en la frontera con México, un ambicioso proyecto ideado por la Administración Bush (2001-2009) y continuado por la Administración Obama (que asumió la Casa Blanca el 20 de enero de 2009), estaba en peligro a causa de múltiples fallos.Erigido a un costo inicial de $2,200 millones y luego ajustado a $6.700 millones, la cerca virtual de cámaras de circuito cerrado de TV, cámaras fotográficas, sensores y radares se encuentra rodeada de fallas técnicas y demoras en la entrega de las distintas fases del proyecto.Aprobado por ambas cámaras del Congreso a finales de septiembre de 2006, tras el fracaso del segundo debate de la reforma migratoria por falta de apoyo bipartidista, el muro virtual consiste en una sofisticada barrera digital en la frontera con México diseñada para detener el cruce indocumentado y combatir el tráfico de drogas. Un primer tramo permanente del cerco, que se construye en la zona de Sásabe, Arizona, y tiene una distancia de unos 37 kilómetros (23 millas), debía ser entregado a la Patrulla de Fronteras (Border Patrol) en enero de 2010 por el principal contratista, Boeing Co, pero la entrega fue demorada por problemas relacionados con el equipo de video.

Malos resultados

Las autoridades federales estadounidenses no descartaban en febrero que se termine colocando cercos virtuales sólo en ciertos tramos y no como había previsto el proyecto original a cargo del DHS.El gobierno de Bush puso en marcha el proyecto para contener el ingreso de indocumentados, traficantes de drogas y otros intrusos.El plan es parte de un proyecto más amplio que incluye el despliegue de miles de agentes de la Patrulla de Fronteras y la construcción de cercos reales a lo largo de poco más de 1,000 kilómetros (650 millas).Ajuste de precioLos problemas y las dudas del muro virtual no son nuevos. En noviembre de 2006, apenas siete semanas después de que el DHS anunciara que la empresa Boeing Co construirá la cerca digital a un costo de $2,200 millones, un nuevo estudio de ese ministerio aseguró que el proyecto podría costar 15 veces más, es decir, $30 mil millones. Pero tiempo después fue reajustado a los actuales $6,700 millones.El proyecto base señala la colocación de 1,800 torres de vigilancia y otros complejos sistemas de seguridad electrónica a lo largo de tramos en la frontera entre Estados Unidos y México, principalmente en Arizona.La primera fase del proyecto se trata de un segmento de 45 kilómetros entre Tucson y México, zona considerada por el gobierno de Washington como una de las principales rutas de acceso de indocumentados a Estados Unidos.El noviembre de 2006 el optimismo del gobierno tropezó con una revisión del proyecto –y del contrato- por parte de la oficina de contabilidad del DHS.Según Richard L. Skinner, entonces inspector general del DHS, la revisión del programa revaluó el proyecto y se elaboraron “pronósticos y cálculos que van de $8,000 millones a $30,000 millones".

El plan maestro

El muro digital en la frontera con México forma parte del proyecto denominado SBInet, parte esencial de una estrategia global de vigilancia conocida por el gobierno como Escudo de Seguridad de Alta Tecnología en las Fronteras, desarrollado tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.El DHS ha explicado que el plan es el mayor esfuerzo en la historia del país para controlar más de 9,600 kilómetros de frontera con México y Canadá, y que su principal objetivo es "frenar" la inmigración ilegal. En septiembre de 2007, se conoció que una falla técnica que ya demoraba tres meses en ser reparada impidió evaluar a tiempo los resultados de la primera fase del millonario muro digital y puso en jaque a la seguridad de Estados Unidos. No se miraNueve torres de 30 metros de altura que fueron erigidas por Boeing Co., dotadas de modernas y sofisticadas cámaras de televisión con visión nocturna y radares ultrasensibles en un tramo de 28 millas (45 kilómetros) en Arizona –fase que se conoció como P-28-, no dieron los resultados anunciados en septiembre de 2006 por el DHS.El error fue atribuido a una "falla técnica", razón que dilató por más de tres meses la puesta en marcha del programa piloto previo al emplazamiento de más torres a lo largo de varios tramos en la frontera con México, tal y como lo indica el plan original del DHS.El DHS dijo entonces que había retenido el pago al constructor del muro hasta que funcionara la primera parte del proyecto.En marzo la secretaria deL DHS, Janet Napolitano, dijo iba a detener los fondos para ampliar la valla, que supuestamente serviría para vigilar la frontera con México.Historia del muroA finales de septiembre de 2006 Boeing Co. ganó un multimillonario contrato con el gobierno federal para colocar 1,800 torres de vigilancia y otros complejos sistemas de seguridad electrónica.El día que se adjudicó el contrato, el DHS anunció que el proyecto iba a ser construido en dos fases, y que la primera, un segmento de 45 kilómetros, sería levantado entre Tucson, Arizona, y México.Boeing Co., con sede en Chicago, fue una de las casi 40 compañías que compitieron en 2006 por el contrato con el DHS.A diferencia de sus competidores, Boeing no basó su oferta de vigilancia en el uso generalizado de vehículos aéreos o terrestres no tripulados, sino que incorporó la construcción de las modernas torres que hoy en día están en tela de juicio.
©Univision.com y Agencias
Commentarios