Obama fustigó ley SB 1070 de Arizona y dijo que era una medida "equivocada"

Univision.com* | Apr 23, 2010 | 2:25 PM

Mayor responsabilidad

El presidente Barack Obama criticó el viernes el proyecto de ley SB 1070 que aprobó la Asamblea de Arizona, lo calificó de "medida equivocada" y anunció que su gobierno lo está estudiando para determinar si viola los derechos civiles. La ley, que se encuentra en el escritorio de la gobernadora Jan Brewer para ser promulgada o vetada, convierte en delito la estadía sin papeles (una falta de carácter civil), sanciona con cárcel el traslado de un indocumentado u ofrecerle ayuda y conceder derechos extraordinarios a la policía local para arrestar personas por la simple sospecha que se trate de indocumentados, entre otras obligaciones.
Obama dijo además, durante una ceremonia de juramentación de nuevos ciudadanos en la Casa Blanca, que el gobierno federal debe actuar de manera responsable en materia de reformas a la ley de inmigración, caso contrario "abre la puerta a la irresponsabilidad ajena".
"Esto incluye, por ejemplo, gestiones recientes en Arizona que amenazan con socavar los conceptos fundamentales de equidad tan caros para los estadounidenses, así como la confianza entre la policía y las comunidades que es crucial para brindarnos seguridad", dijo.La ley SB 1070 debe ser sancionada por Brewer a más tardar el sábado. De o hacerlo, la polémica medida entrará en vigor en un plazo de 90 días.
De activarse, la ley obligaría a la policía a interrogar a las personas sobre su estatus inmigratorio si existieran sospechas de que se encuentran en el país ilegalmente.Los defensores de los derechos humanos y civiles tildan la norma de antiinmigrante y aseguran que conduciría a la individuación racial y desalentaría la confianza de la comunidad latina en la policía y minimizaría la denuncia de delitos y crímenes.
Orden inmediataEl Presidente dijo además que dio instrucciones al Departamento de Justicia (DOJ) para que determine si el proyecto de ley SB 1070 viola los derechos civiles.Obama hizo estas declaraciones durante la ceremonia de naturalización de 24 soldados en servicio activo, a la que también asistieron la Secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, y el director de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS), Alejandro Mayorkas.
El mandatario dijo de los nuevos ciudadanos -entre ellos ocho latinoamericanos- que ellos representan el verdadero patriotismo por servir a un país al que entonces no podían llamar suyo.Precisó que seguirá colaborando con el Congreso para elaborar una reforma global de la ley inmigratoria. "Si seguimos sin tomar medidas en el nivel federal, veremos otras gestiones mal encaminadas en el país", dijo. "Como nación, como pueblo, podemos elegir un futuro diferente", añadió.Un grupo bipartidista integrado por los Senadores Charles Schumer (demócrata de Nueva York) y Lindsey Graham (republicano de Carolina del Sur) le entregó a Obama un borrador de reforma a mediados de marzo. El presidente dijo que respaldaba plenamente esa iniciativa.

Guerra sin cuartel

Las reacciones a la postura de Obama, el viernes, no se hicieron esperar.
"Estoy de acuerdo con él (presidente) en que esta ley (SB 1070) es un afronte a los derechos humanos, a los valores estadounidenses”, dijo Jorge Mario Cabrera, director de comunicaciones de la Coalition for Humane Immigrant Rights of Los Angeles (CHIRLA), quien se encuentra en Phoenix para apoyar a las organizaciones que desde el martes realizan una vigilia frente al edificio del gobierno del Estado para pedir a Brewer que vete la medida."Si entra en vigor, la iniciativa republicana acabará en los tribunales. Ese es el siguiente paso. La ley SB 1070 viola la Constitución y estamos luchando para detenerla".
Esta bien, pero…Pero Cabrera pidió un compromiso mayor al mandatario. "Creo que él necesita ofrecer mas que palabras bonitas. Se está llegando a un punto en que sólo se está hablando de una posible solución al tema migratorio pero no se está avanzando en el Congreso con la presentación al pleno de un proyecto comprensivo de reforma migratoria".Añadió que cientos de grupos y organizaciones nacionales esperan desde hace meses el comienzo de un debate y aprobación de un plan que incluya seguridad fronteriza y una vía de legalización para millones de indocumentados.
"El debate se ha postergado demasiado y por ese motivo nos encontramos en este punto, con iniciativas equivocadas como las de Arizona", observó.Tiene la razón"Arizona está actuando fuera de su jurisdicción porque es el gobierno federal quien tiene la única autoridad para regular todo lo que tiene que ver con la inmigración", dijo Lilia Velásquez, abogada que pertenece a la Unión de Libertades Civiles (ACLU) en San Diego, California. "El presidente tiene toda la razón en lo que dijo".
Agregó que si bien existen algunas excepciones para que los estados actúen en el tema de inmigración, lo pueden hacer en algunas áreas o temas, como por ejemplo la concesión de licencias de conducir. "Pero no puede actuar bajo el argumento de que el gobierno federal haya dejado de hacerlo. No importa que el gobierno federal actúe o no sobre el tema, eso no le da al estado el derecho a que lo haga. La Constitución sólo le da derecho para hacerlo al gobierno federal".Velazquez indicó que Arizona tiene un largo historial antiinmigrante y citó algunos de lo que definió "delicados” problemas que no han sido resueltos todavía, como el caso de la actuación del alguacil Joe Arpaio, quien se encuentra siendo investigado por el Departamento de Justicia por abuso de poder y arrestos y encarcelamientos bajo perfil racial."La ex gobernadora y actual Secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, le ha llamado la atención a Arpaío para que se detenga, pero el alguacil sigue haciendo lo que quiere hacer", apuntó.

La Raza complacida

Para el Consejo Nacional de la Raza (NCLR), una de las principales organizaciones hispanas de Estados Unidos, las declaraciones de Obama sobre la ley de Arizona representan un paso clave en reconocer la urgencia para aprobar cuanto antes una reforma migratoria."Estuve ahí, en la ceremonia de juramentación de nuevos ciudadanos y pienso que lo más importante que dijo el Presidente fue que el gobierno federal debe actuar de manera responsable en materia de reformas a la ley de inmigración, y que en caso contrario abre la puerta a la irresponsabilidad ajena", arguyó Clarissa Martínez de Castro, directora de Política Migratoria de La Raza."También es importante que haya ordenado investigar si la ley de Arizona (SB 1070) viola los derechos civiles, pero el llamado de actuar de manera responsable se traduce en un llamado urgente al Congreso y al gobierno en general para que se actúe de inmediato con el tema de la reforma migratoria", insistió Martínez de Castro.La dirigente mencionó que en las últimas semanas "hemos venido oyendo diferentes declaraciones de que están dispuestos a avanzar y creo, como ya lo hemos dicho, que el tema de la reforma migratoria es tanto o más urgente que otros asuntos que dominan la agenda. Se trata de una urgencia política, un asunto de imperativa moral porque se están violando los derechos de miles de personas y separando de maneja injusta a miles de familias"."Y políticamente hablando, la mayor parte del público estadounidense apoya una reforma migratoria amplia y los votantes latinos consideran el tratamiento de este tema como una prueba al respeto de Washington a nuestra comunidad", indicó.Quieren másAli Noorani, Director Ejecutivo del Foro Nacional de Inmigración, dijo tras las declaraciones de Obama sobre la ley de Arizona que el gobierno debe reafirmar el control federal de la inmigración y que se necesita hacer mucho más de lo que se ha hecho hasta ahora.Destacó que la controversial ley SB 1070 "amenaza con socavar las nociones básicas de justicia que apreciamos los estadounidenses” y “socava la confianza entre la policía y sus comunidades”, tema crucial “para mantenernos seguros".Agregó que el proyecto "es discriminatorio y un recordatorio dramático de la crisis moral y política creada por el fracaso del gobierno federal para arreglar nuestro sistema roto de inmigración".Apuntó que el mensaje de Obama apunta claro a que el Congreso debe actuar rápidamente "para hacer frente a la inmigración ilegal con soluciones justas, duraderas y a largo plazo".
©Univision.com*
Commentarios