Activistas pro inmigrantes y laborales lanzaron boicot contra Arizona

Univision.com y Agencias | May 06, 2010 | 1:54 PM

Arrestos y miedo

WASHINGTON - Organizaciones civiles y laborales estadounidenses lanzaron el jueves un boicot contra el estado de Arizona por la promulgación de las leyes SB 1070 y HB 2162, y exigieron una revisión del sistema migratorio, una reforma a la que el presidente Barack Obama reiteró su respaldo.
Las organizaciones, lideradas por el Consejo Nacional de La Raza (NCLR), la principal coalición hispana en Estados Unidos, llamaron a no comprar productos de Arizona, no viajar o celebrar eventos en ese estado del suroeste del país, fronterizo con México, hasta tanto sean revertidas las leyes SB 1070 y HB 2162, promulgadas el 23 de abril el 30 de abril respectivamente.
"Llamamos a un bloqueo porque esta ley abrirá la puerta a la discriminación racial y arrestos ilegales", indicó en rueda de prensa la presidenta de La Raza, Janet Murguía, al calificar la ley de "antiamericana".Entre los que apoyan el boicot están decenas de organizaciones hispanas, laborales, de defensa de los derechos civiles y de minorías. Ya otras organizaciones y hasta legisladores de Arizona habían llamado a un bloqueo.
Miedos y enojosLa ley SB 1070 exigía a la policía local (estatal y municipal) detener y exigir documentos a cualquiera del que se sospeche puede estar indocumentado en el país, aunque no esté incurso en ninguna actividad ilegal, situación que despertó el temor de que pueda promover el racismo.
Pero el 30 de abril la gobernadora Jan Brewer promulgó la ley HB 2162 que contiene varias enmiendas a la SB 1070. Las modificaciones eliminan la posibilidad de que las policías usen el perfil racial como motivo para detener a un individuo y mantiene, según señala la SB 1070, que las personas sí pueden identificarse ante la policía con una licencia de conducir del Estado de Arizona, con una licencia de conducir válida de cualquier otro estado, con una identificación como miembro de una tribu reconocida en el Estado o cualquier otro documento de identificación válido.Pero las enmiendas no detienen las protestas, sino por el contrario se están incrementando en todo el país.¿Qué opina de la convocatoria a un boicot contra el Estado de Arizona en respuesta a la promulgación de las leyes SB 1070 y HB 2162? Comente aquí.

Ola de repudios

La ley de Arizona (SB 1070 y HB 2162), que entrarán en vigencia en menos de tres meses (julio-agosto), han sido repudiadas por los países latinoamericanos, especialmente México y los centroamericanos, de donde proviene gran parte de los 11 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos.
El propio presidente Obama lanzó el miércoles, en un evento hispano en la Casa Blanca, una dura crítica a la ley de Arizona, que está siendo estudiada por su gobierno que considera si la impugna judicialmente."Socavar los principios fundamentales que nos definen como nación" no es la solución para arreglar el "roto" sistema migratorio, dijo Obama.
Campaña nacionalMurguía no señaló cuál será el impacto económico de la medida, pero dijo que la idea es emular una exitosa campaña contra Arizona cuando el estado se negó a acatar el Día Martin Luther King Jr como feriado nacional en 1987, lo que conllevó la cancelación de convenios por millones de dólares.
Un objetivo es lograr que cambie de sede el Juego de las Estrellas del béisbol profesional previsto para julio de 2011 en Phoenix, capital de Arizona.Algunos sectores de Arizona, como la industria del turismo, señalaron que ya empezaron a sentir consecuencias, con una ola de cancelaciones de reservas.Futuro incierto
Los activistas pidieron que otras organizaciones se sumen al boicot, que por ahora se centra en la cancelación de convenciones, reuniones y conferencias en Arizona, cuya economía depende en parte del comercio y el turismo de otros estados y de México.Un promedio de 24,4 millones de mexicanos visitan anualmente Arizona y generan $2,700 millones de dólares a la economía local, especialmente en la zona fronteriza, según cifras oficiales.Aunque el boicot tendrá un impacto económico en Arizona -que ya sufre una tasa de desempleo del 10 por ciento y un agonizante sector inmobiliario-, los activistas señalaron que más fuerte será el impacto si entran en vigor las leyes  SB 1070 y HB 2162, a finales de julio próximo.

Precio a pagar

"Debemos enviar un mensaje a otros estados" que puedan estar considerando leyes semejantes, dijo Karen Narasaki, presidenta del Centro de Justicia asiático-estadounidense. "Hay un precio que pagar cuando se abusa la ley", señaló."Hay una vía correcta y una errada. La correcta es que el Congreso cumpla su obligación constitucional y regule la inmigración", afirmó Murguía, al instar a los legisladores a aprobar una reforma migratoria.Obama reiteró el miércoles que quiere empezar a trabajar en una reforma migratoria integral este año. El mandatario apoya una propuesta que integre seguridad y alternativas para la legalización de los indocumentados.Sólo un borradorLos líderes demócratas en el Senado presentaron la semana pasada un esbozo de reforma, aún sin forma de texto legislativo, pero hasta ahora no ha recibido apoyo republicano.La propuesta o borrador de ideas incluye un fuerte componente de seguridad nacional y una rigurosa vía de legalización, similar a la recomendada en otro borrador por los senadores Charles Schumer (demócrata de Nueva York) y Lindsey Graham (republicano de Carolina del Sur) a mediados de marzo.Graham se retiró de la comisión que redactaba el proyecto, dejando solos a los demócratas.Cuestión de númerosPara que la reforma migratoria sea aprobada en el Senado se necesitan 60 de los 100 asientos en el hemiciclo. Los demócratas cuentan con 57 votos más el probable respaldo de los dos independientes, Joe Liberman (Connecticut) y Bernard Sanders (Vertmont). Pero entre 6 y 10 legisladores demócratas no la apoyan porque fueron electos en distritos cuyos votantes no están de acuerdo en legalizar a los millones de indocumentados.Este escenario pone a la reforma cuesta arriba y obliga a los demócratas a buscar respaldo republicano. El único voto favorable entre junio del año pasado y finales de marzo fue el de Graham, pero el senador de Carolina del Sur abandonó el intento.La Casa Blanca y los demócratas en el Congreso admiten que hace falta el respaldo de al menos un senador republicano para que esta reforma avance, una posibilidad que se ve difícil este año en el que se realizarán unas elecciones legislativas clave en noviembre.El primer martes del penúltimo mes del año, los electores estadounidenses renovarán la Cámara de Representantes y dos tercios del Senado. Ambas cámaras están controladas por los demócratas y los republicanos están convencidos de arrebatarles el poder sin el voto por la reforma migratoria.
©Univision.com y Agencias
Commentarios