Las locuras del Mundial

Univision.com | Jul 02, 2010 | 6:18 PM

Furor al máximo

Dicen que todo en extremo es malo, y tratándose de fanatismos, el fútbol no se queda atrás. La pasión por el Mundial de Sudáfrica 2010 ha generado desde promesas de desnudos, hasta largas y pesadas peregrinaciones pasando por historias crueles de violencia y asesinatos.
Uno de los casosmás sonados fue el de Yvonne Mayer,  una sudafricana que se reventó la garganta en una competencia de vuvuzelas, famosas cornetas que han amenizado con sus sonidos los partidos mundialistas.
"Costó dos días que cicatrizara, pero después ya me sentía bien. Espero no tener daños permanentes, no lo parece", dijo Mayer, residente en Ciudad del Cabo.
En otro punto de Sudáfrica lo que debía convertirse en una velada familiar terminó en un asesinato.
David Moyeka, de 61 años,  quería ver un partido del Mundial en vez de un programa religioso  y su castigo fue ser golpeado, por su familia, hasta morir, según datos de la policía.
“Al parecer le golpearon la cabeza contra el muro. Llamaron a la policía solo después de que estaba gravemente herido, pero cuando la policía llegó el hombre ya había muerto”, publicó el sitio web planetacurioso.com.
Mató a la hijastra
Un caso más fue protagonizado por un mexicano, quien fue detenido por agentes de la policía en McAllen, estado de Texas, acusado de matar a su hijastra de dos años, que no dejaba de llorar mientras él veía por televisión un partido del Mundial Sudáfrica 2010.Según publicó la prensa internacional, Víctor Rodríguez, jefe de la policía de McAllen, informó que Héctor Castro, un inmigrante indocumentado de 28 años, fue arrestado el sábado pasado y acusado de "homicidio".Molesto por el llanto insistente, el mexicano golpeó a su hija hasta fracturarle las costillas. Al ver que la niña seguía llorando, ahora ya por el dolor, la estranguló hasta asfixiarla.Después de terminar de ver el partido entre las selecciones de Estados Unidos y Ghana, Castro introdujo un clavo en la garganta de la nena para que pareciera un accidente y llamó a una ambulancia.En Tailandia, Dechatorn Karawon, de 28 años, se suicidó ante el reclamo de su padre por ver tanto fútbol en lugar de ayudar a la familia en los campos de arroz, según el diario Medio Tiempo. El progenitor le sugirió que comiera balones de fútbol en lugar de arroz, si persistía con su obsesión por el torneo, añadió el diario. Poco después, Karawon bebió herbicida que le provocó serios daños internos.

Rencorosos aficiondos

Las amenazas contras los jugadores también están a la orden del día. Sani Kaira, nigeriano expulsado en el partido contra Grecia, ha recibido miles de advertencias  de muerte de sus propios compatriotas, que lo culpan de la derrota antes los griegos.
“Estamos tomando estas amenazas muy seriamente. Hemos hablado con el Gobierno de Nigeria para informarle al respecto y también hemos escrito a la FIFA para notificarle', dijo Peterside Idah, portavoz del equipo.
Los familiares de la Selección Mexicana también fueron agredidos al perder ante Argentina con un marcador de 3 a 1. Aficionados se colaron al palco familiar y ahí agredieron a la esposa de el Guille Franco, jugador argentino naturalizado mexicano, y a la mamá de Cuahutémoc Blanco, el número 10 del equipo tricolor.
Como consecuencia, los videos de la agresión rondaron por youtube e incluso un funcionario mexicano, que supuestamente participó en los hechos, fue cesado de su cargo.
Desnudos y algo más
Pero en esta ola de noticias futboleras extremas también están los que prometen de todo con tal ver campeones a sus equipos.
La modelo paraguaya Larissa Riquelme ha prometido que si Paraguay gana la Copa Mundial, se desnudaría, al igual que lo anunció el entrenador de Argentina, Diego Armando Maradona.
El lateral del Real Madrid, Álvaro Arbeloa, es de los que prometen y al final no terminan cumpliendo sus promesas:
"En la Eurocopa dije que me teñía el pelo de rojo y amarillo y no lo cumplí. Así que ahora he dicho que estaría un año sin beber coca cola".
Más atrevido fue Joan Capdevila que promete, además de bailar "con un vaso en cada hombro durante la celebración", tatuarse la Copa del Mundo si logran la victoria final el próximo día 11 de julio.
©Univision.com
Commentarios