Estudiantes abogan por la reforma

Univision.com* | Jul 13, 2010 | 9:57 AM

Vía a la residencia

Los estudiantes indocumentados sobresalientes de Estados Unidos no se rinden. Un grupo de universitarios de California inició el lunes una caravana con destino la capital del país, donde se reunirán con estudiantes de otros estados para abogar por la propuesta de ley denominada Dream Act o Ley del Sueño, reportó The Associated Press.
De ser aprobada por el Congreso, el Dream Act permitiría que miles de estudiantes sin papeles que entraron siendo niños a Estados Unidos tramiten la residencia legal y, luego de cinco años, la ciudadanía estadounidense.
El proyecto de ley del Dream Act fue enviado al Congreso por primera vez en 2003 y es apoyado por cientos de organizaciones que luchan por los derechos de los inmigrantes, universidades religiosos, sindicatos, abogados, legisladores y la Casa Blanca.
La nueva caravana de respaldo al proyecto salió desde Los Angeles. Se trata de 10 mujeres y dos hombres provenientes de San Francisco y Los Angeles, entre los cuales hay algunos indocumentados.
Datos de la agendaEsta será la única caravana que realizará escalas en 15 estados para reunirse con legisladores y efectuar actividades proselitistas, dijo Lizbeth Mateo, organizadora de la campaña.
Los otros universitarios viajan de estados tales como Washington, Texas, Arizona, Illinois, Michigan, Kansas y Nuevo Mexico, agregó.
No se dieron detalles sobre los participantes indocumentados por temor a que las autoridades los detengan en el trayecto hacia la capital estadounidense.
Reunión con senadoresLos activistas de esta nueva iniciativa planean reunirse en Washington DC los días 20 y 21 de julio para realizar una manifestación y cabildear con legisladores y funcionarios.
"Necesitamos agarrar algo este año, si no la reforma migratoria, al menos la Ley Dream Act", apuntó Nancy Meza, representante de la sucursal de California de la organización The Dream is Coming ("El Sueño se Acerca").
Durante su viaje, la caravana de California planea reunirse con los senadores Harry Reid, Orrin Hatch, Bob Bennett y Ben Nelson.
¿Qué opina del esfuerzo que durante siete años realizan estudiantes sin papeles para que el Congreso apruebe el Dream Act.? Comente aquí.

Campaña anterior

El junio un grupo de jóvenes estudiantes indocumentados llevó a cabo una huelga de hambre de 10 días para pedirle al Congreso que apruebe el proyecto de ley Dream Act.
Los manifestantes, mueve de ellos de origen latinoamericano, llevaron a cabo la protesta frente a la oficina del senador Charles Schumer (demócrata de Nueva York), quien preside el Subcomité de Inmigración del poderoso Comité Judicial del Senado.
El objetivo de la huelga de hambre fue presionar al legislador para que presente el proyecto en el Senado y se apruebe en el curso de 2010.
Uno de los manifestantes dijo que Schummer "tiene el poder para hacerlo". En algunos carteles durante la huelga se leía: "Dream Act ahora", "Avergonzados de ti Schumer" y "Schumer mintió".
Los estudiantes acusaron además al senador por Nueva York de no querer reunirse con ellos y recordaron que sólo han podido hablar con sus representantes, "que han hecho promesas que no han cumplido".
Apoyo permanenteEl Consejo Nacional de La Raza (NCLR) y decenas de grupos pro inmigrantes llevan casi siete años insistiéndole al Congreso que apruebe la ley Dream Act, y la batalla continúa.
En febrero, la organización reiteró una campaña digital para que el legislativo retome el debate y active los sueños de miles de estudiantes indocumentados sobresalientes.
Con mensajes electrónicos y un texto breve titulado: "Un sueño aplazado…", la Raza presionó a los 100 Senadores para que decidan abrir la discusión. Y agregó que cada año miles de excelentes estudiantes, con un futuro prometedor y la disposición de alcanzar grandes sueños, ven frustradas sus esperanzas porque su condición migratoria no les permite escalar dentro de la sociedad estadounidense.
Indicó que entre ellos hay estudiantes talentosos, dedicados y futuros líderes que esperan la oportunidad de devolverle a Estados Unidos lo que el país ha hecho por ellos.
Green card o tarjeta verdeDe ser aprobado el proyecto, ya sea insertado en la reforma migratoria o por separado, concederá a los estudiantes sin papeles que ingresaron siendo niños a Estados Unidos en compañía de sus padres, una residencia temporal y, al término de sus estudios universitarios, podrían solicitar la residencia permanente al servicio de inmigración.
La Ley del Sueño fue presentada por primera vez en el Congreso en 2003.
En resumen, permite que estudiantes inmigrantes indocumentados que fueron criados en Estados Unidos y se graduaron de secundarias estadounidenses tengan la oportunidad de realizar sus estudios superiores y tener un camino hacia la ciudadanía.

Miles frustrados

Desde ese año "más de 450 mil de los mejores estudiantes en este país se han graduado de la secundaria con ninguna esperanza de realizar sus estudios superiores", advirtió La Raza.
"No podemos dejar que este talento continúe siendo malgastado. Ahora es la hora para que el Congreso la apruebe y permita que el tremendo potencial que estos estudiantes tienen pueda ser aprovechado por nuestras comunidades y nuestro país", enfatizó la entidad.
Los favorecidos por el Dream Act ganarían la residencia sólo si obtienen un título universitario, y si durante el paso por la universidad mantienen el mismo nivel de calificaciones obtenido durante la secundaria.
En 2007 fracasaron al menos tres intentos -sólo en el Senado- por aprobar el proyecto.
Además de La Raza, la iniciativa es respaldada por The American Federation of Labor-Congress of Industrial Organizations (AFL-CIO), el sindicato más grande del país, así como por decenas de entidades que defienden los derechos de los inmigrantes.
Otros detalles
El Dream Act permitiría que unos 65 mil estudiantes indocumentados graduados cada año de secundaria ajusten su estatus a residente legal condicionado por seis años.
Además: La visa de residencia temporal se otorgaría sólo si el alumno ingresó a Estados Unidos antes de los 16 años. El alumno favorecido tiene que haber vivido en Estados Unidos durante los cinco años anteriores a la aprobación de la ley. El estudiante tiene que poseer buen carácter moral, demostrar buen comportamiento y no tener antecedentes criminales. Los estudiantes beneficiados ganarán la residencia legal definitiva si durante los 6 años con residencia temporal obtienen un título universitario, y si durante el paso por la universidad mantienen el mismo nivel de calificaciones obtenido durante la secundaria. También deberán servir por lo menos dos años en las fuerzas armadas o realizar cerca de 1,000 horas de trabajo voluntario en programas aprobados por el departamento (ministerio) de Seguridad Nacional (DHS).
©Univision.com*
Comentarios