La reforma migratoria se encuentra en un limbo en Estados Unidos

Univision.com* | Apr 16, 2010 | 3:18 PM

No hay fecha

Las dos cámaras del Congreso de Estados Unidos tienen a mano proyectos de reforma migratoria que incluyen una vía de legalización para millones de indocumentados. La Cámara de Representantes recibió el 15 de diciembre un plan demócrata, mientras que el Senado ya cuenta con un borrador bipartidista, pero en ambos casos el número de respaldos no alcanza para garantizar una votación favorable. Y a eso se agrega que en las siguientes seis semanas la prioridad del legislativo estará enfocada en la ampliación de los beneficios y prestaciones de desempleo, la reforma de los mercados financieros y la seguridad alimentaria.
Los pasos inmediatos son "extender el plazo de los beneficios de las personas que perdieron sus trabajos y que fueron prorrogados provisoriamente por 30 días, y comenzar el debate de la reforma de Wall Street", dijo a Univision.com José Parra, vocero hispano del líder del Senado, Harry Reid (Nevada). "Por esa razón el Senador Reid no pone una fecha para la reforma migratoria".
Durante una conversación con periodistas el jueves en Washington DC, Reid reiteró lo mismo que anunció el sábado de la semana pasada en Las Vegas durante un foro comunitario al que asistieron miles de activistas e inmigrantes: que el debate migratorio es "algo que debemos hacer este año", pero sin decir el día y la hora. "Mi intención es llegar a ella antes de las elecciones" para renovar el Senado y que se celebrarán el primer martes de noviembre.Reid también dijo que dentro de los escenarios posibles se contempla un debate migratorio sólo con respaldo demócrata, pero según las cuentas, una votación con estas características significaría enterrar el debate y poner automáticamente a 12 millones de indocumentados al borde de la deportación.
En el veranoEl senador de Nevada no se rinde, insiste en que se puede llegar a buen puerto antes del primer martes de noviembre, pero dejó entrever que si no se alcanza el objetivo "lo haremos a continuación".Parra insistió en que "no se va a poner una fecha exacta (para el comienzo del debate en el Senado) porque eso siempre falla y luego, si no se alcanza ese momento, se convierte en una fuente de historias de que no se cumplió tal fecha. Eso ocurrió con la reforma de salud y vamos a evitarlo esta vez". Y aseguró que Reid "quiere traerlo (el debate del proyecto) pronto este verano. Estamos dispuestos a sacarlo solos".
Aseguró, sin embargo, que en el curso de las seis semanas siguientes no habrá debate de las leyes de inmigración "porque no se pueden tener dos temas simultáneos en el pleno".Temas viejosLa agenda de Reid ya se conocía desde el año pasado. "Los beneficios y prestaciones de desempleo, la reforma de Wall Street y la seguridad alimentaria son temas que ya se conocían", señaló a Univision.com Clarissa Martínez de Castro, directora de Política y Política Migratoria del Consejo Nacional de La Raza (NCLR). "Han estado en la mesa todo el tiempo. Por ese motivo estamos enfocados en forzar al gobierno del Presidente Barack Obama y al Congreso para que prioricen el debate migratorio".
Agregó que la estrategia de cientos de organizaciones y grupos nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes se basa en movilizaciones y toda una serie de tácticas entre las que destacan marchas, llamadas telefónicas y envío de mensaje de texto a legisladores, despacho de fax, contactos, lobby, comunicados y campañas en los medios de comunicación e internet. "Todo esto en conjunto está dando resultados y debemos continuarlo hasta alcanzar el objetivo".Sin embargo, aseguró que para alcanzar una votación favorable "se necesita mayor liderazgo de la Casa Blanca y de los directivos de ambos partidos (demócrata y republicano). Sin ese respaldo no avanzamos. El Presidente (Barack Obama) y los líderes de ambas colectividades deben empujar el debate con más fuerza".¿Qué opina de la negativa del líder del Senado de fijar una fecha para el comienzoi del debate migratorio en el Senado? Comente aquí.

Problema político

Si bien la presión que están causando las movilizaciones de inmigrantes tiene con los nervios de punta a congresistas de ambos partidos, no todos interpretan la estrategia de la misma manera.
"Lo que mas necesitamos es que la comunidad (inmigrante) enfoque sus esfuerzos en esos republicanos que no están apoyando en este momento las reforma migratoria", señaló Parra.Reid dijo el sábado en Las Vegas que "lo que ocurra en este año está en las manos de la comunidad", y agregó que "hay que poner manos a la obra (…) Hay que hacer llamadas, tocar cada puerta y buscar el apoyo de los otros 99 senadores, tanto republicanos como demócratas".
Martínez subrayó que "lo que hay ahorita es mucha política y poca acción", tanto por parte de la Administración de Obama como del Congreso. "En las tragedias que se padecen en la comunidad inmigrante son responsables tanto la Casa Blanca como el Legislativo", remarcó.Clima antiinigranteLa Raza estimó que la falta de debate y la escasa acción del legislativo y el ejecutivo están "contribuyendo al incremento del clima antiinmigrante" en Estados Unidos con la aprobación, en los estados, de leyes y normas para perseguir a la población indocumentada.
"Está el caso de Arizona, donde la Asamblea aprobó una ley que entre otras recomendaciones criminaliza la estadía indocumentada", dijo Martínez. "Nosotros estamos pidiéndole a la gobernadora Jan Brewer que no la promulgue".Agregó que la responsabilidad de encontrar una solución al problema de la inmigración "está en manos del gobierno y del Congreso" y que se trata de un tema que debe encabezar la prioridad de debates en el legislativo.
"Las movilizaciones de la comunidad y las campañas de llamados también tienen como objetivo el que se den cuenta del costo de la inacción. Tenemos que seguir presionando", recalcó.Cuestión de númerosEn junio del año pasado, Eliseo Medina, vicepresidente del Sindicato Internacional de Empleados y Servicios (SEIU) y uno de los dirigentes sindicales que participó en reuniones de trabajo con los senadores Charles Schumer (demócrata de Nueva York) y Lindsey Graham (republicano de Casrolina del Sur) para elaborar un proyecto de reforma migratoria, dijo a Univision.com que entre 10 y 12 senadores demócratas (de los 57) no respaldan el plan porque fueron electos e distritos donde los votantes rechazan la legalización de indocumentados.Parra aseguró que la cifra bajó a unos cinco o seis y Reid dijo el jueves que no cuenta con los votos necesarios (60 de los 100 asientos del Senado) para aprobar la reforma migratoria.El plan bipartidista sólo cuenta con el respaldo de Graham y ningún otro republicano ha expresado su intención de sumarse al esfuerzo, situación que no sólo tiene incómoda a la Casa Blanca, sino a la comunidad inmigrante de Estados Unidos.Pese a la urgencia y las presiones, Reid insiste en que no dará una fecha para el inicio del debate. Parra, por su parte, dijo que "la fecha límite se llama el respaldo del segundo senador republicano" al proyecto Schumer-Graham.El plan bipartidista incluye una rigurosa vía de legalización para indocumentados que, entre otros requisitos, llevan tiempo en el país, cancelen una multa, paguen impuestos y carezcan de antecedentes criminales."Vamos a apretarles el 'guarache' al gobierno", destacó Medina. "No vamos a aceptarles un no se puede con la reforma migratoria".
©Univision.com*
Commentarios