Lìder del senado de EU dijo que la reforma migratoria será "lo más pronto posible"

Univision.com* | Apr 10, 2010 | 7:09 PM

Crece la presión

Pese a las presiones de miles de inmigrantes y activistas para que el líder del Senado anunciara una fecha para el debate y aprobación de la reforma migratoria, el legislador Harry Reid sólo dijo que debe darse "lo más pronto posible" y que el proyecto final tiene que incluir un camino hacia la residencia para indocumentados que, entre otros requisitos, carezcan de antecedentes criminales.Si bien activistas por los derechos de los inmigrantes se congratularon por el compromiso, señalaron que la batalla recién está comenzando y aseguraron que la presión a la Casa Blanca y al Congreso seguirá hasta que la reforma sea aprobada, a más tardar, a mediados de junio.
Reid asistió el sábado a un foro comunitario frente al Edificio Federal de Las Vegas y se reunió con dirigentes de organizaciones que batallan por una reforma migratoria amplia y miles de inmigrantes que participaron en una movilización nacional que arrancó el 21 de marzo en Washington DC, y que seguirá desarrollándose en varios estados. También estuvo presente el legislador Luis Gutiérrez (demócrata de Illinois).
En la víspera, Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA), había adelantado que la comunidad inmigrante quería "claridad en torno a la agenda para asegurar que el Senador Reid nos de su compromiso en asegurar que vamos a tener tiempo en la agenda legislativa del senado para debatir la reforma migratoria".La activista agregó que "nuestro objetivo es asegurar que los senadores (Charles) Schumer (demócrata de Nueva York) y (Lindsey) Graham (republicano de Carlina del Sur) entreguen su propuesta migratoria antes que finalice abril", y que el Senado ya "tenga lista la fecha para el debate y la votación del proyecto".
Sin embargo la fecha no fue fijada. Reid dijo que la reforma migratoria integral debería ser aprobada "lo antes posible" e hizo un llamado para que el legislativo apruebe una legislación justa, práctica y firme.Cuesta arribaDurante un discurso pronunciado en una tarima erigida frente al edificio de la Corte Federal Lloyd D. George, en Las Vegas, Reid anticipó que la lucha por la reforma migratoria no será fácil y anticipó que el camino hacia un debate bipartidista se alivianará cuando "se trabaja en equipo".
"Hemos visto que aún frente a una oposición testaruda y agresiva, no podemos aceptar el 'no' como respuesta", indicó el líder demócrata en alusión a la postura inquebrantable del ala conservadora del partido republicano, que se opone a aprobar una reforma migratoria que incluya una vía de legalización de indocumentados. "Hemos visto cuán importante es evitar que los mitos y el miedo se sobrepongan a los hechos. Y sabemos que no podemos esperar más", añadió.El legislador explicó que "la reforma migratoria, así como la reforma a los seguros médicos, se trata de hacer lo correcto aún cuando resulta difícil", y añadió que "hablar sobre la reforma migratoria es hablar de empleos", y que se trata de que las personas desempleadas vuelvan a trabajar "y que nuestra economía se vuelva a encarrilar y a prosperar".¿Le parece suficiente el compromiso del Senador Harry Reid con la reforma migratoria? Comente aquí.

Vía a la residencia

Al ahondar detalles de un proyecto de reforma que elaboran los senadores Schumer y Graham y que sería presentado a fines de abril, Reid dijo que "vamos a asegurarnos de que los 12 millones de personas indocumentadas en este país se pongan al día con la ley y que paguen lo que les corresponde en impuestos"."Y cuando lo hagan, los empleadores inescrupulosos ya no podrán explotarlos ni usarlos para socavar los sueldos y las condiciones laborales de quienes cumplen con la ley", subrayó.A mediados de marzo, Schumer y Graham entregaron un borrador de proyecto de reforma migratoria a la Casa Blanca y anunciaron que entre las recomendaciones incluye un carné nacional de identificación para trabajadores -tanto estadounidenses como extranjeros- como herramienta para combatir la contrata ilegal y contar con un registro detallado àra asuntos de seguridad nacional.La idea, sin embargo, fue criticada por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), que anticipó una violación a la privacidad de las personas el fichaje de ciudadanos estadounidenses.Justa y prácticaEn otra parte de su discurso del sábado, Reid dijo que "la reforma migratoria se trata de defender los derechos humanos de todos, aún cuando algunos quieren impedirlo".Expuso además que "el sistema migratorio actual enfrenta a los trabajadores entre sí, premia a los empleadores quienes abusan con su avaricia y despotismo" y que "separa a las familias" por tratarse de una legislación "sin canales para que millones de trabajadores inmigrantes alcancen un estatus legal, para que puedan pagar impuestos y contribuir plenamente a nuestra sociedad".Consideró que el sistema migratorio debe ser arreglado "de manera que sea justo, práctico y firme", y anunció que se comprometía con un plan que incluyera reformar las fronteras, penalizar a los empleadores que incumplen con la ley, mantener a las familias unidas y darles un camino a la legalización a aquellos quienes trabajan, pagan impuestos, aprenden inglés y tengan un récord policial limpio.Los buenos deseos de Reid, sin embargo, no se cumplirán sólo con el voto demócrata. El partido del Presidente Barack Obama no cuenta con los asientos necesarios en el Senado y necesita el respaldo republicano, el que a la fecha ha sido tímido y sólo cuenta con el apoyo del senador Graham.Clarissa Martínez, directora de Campañas Nacionales y de Inmigración del Consejo Nacional de La Raza (NCLR, la mayor organización hispana de Estados Unidos), comentó que la reforma migratoria será aprobada siempre y cuando tenga "apoyo bipartidista".

Faltan votos

En otra parte de su discurso del sábado en Las Vegas, Reid se comprometió a trabajar en un proyecto de ley de reforma migratoria que permita "expandir los caminos hacia la inmigración legal", para que "menos personas vengan sin papeles" a Estados Unidos y que agregue el proyecto Dream Act o Ley del Sueño, que daría residencia a miles de estudiantes sobresalientes indocumentados que entraron siendo niños al país."Siempre pueden contar conmigo en esta lucha. Es uno de los problemas más importantes que tenemos que solucionar este año y una de mis prioridades principales", indicó. "Les prometo que haremos todo a nuestro alcance para que esto se haga realidad". Pero no dio fecha de debate y dejó entrever que, a la fecha, no cuenta con los votos suficientes para que el debate prospere y la reforma migratoria se apruebe en el curso de 2010."Lo que ocurra en este año está en las manos de la comunidad. Hay que poner manos a la obra desde el momento en que se acabe el evento de hoy. Hay que hacer llamadas, tocar cada puerta y buscar el apoyo de los otros 99 senadores, tanto republicanos como demócratas", subrayó, como una especie de advertencia para que las cosas funcionen en Washington.Luego explicó que "sé que los demócratas en mi bancada están ansiosos por finalmente aprobar una reforma migratoria integral, pero vamos a necesitar ayuda de los senadores republicanos. Por tanto, necesitamos que ustedes (los activistas y las organizaciones nacionales que respaldan la reforma migratoria -entre los que se cuentan sindicatos, religiosos y políticos- les indiquen el camino".Números claveLos demócratas cuentan con 57 votos en el Senado más el apoyo de dos asientos independientes de un total de 100. Pero entre 10 y 12 legisladores de esa colectidad política fueron electos en distritos antiinmigrantes que no apoyan la legalización, situación que compromete el voto del proyecto, sobre todo porque en noviembre los electores salen a las urnas para renovar el Congreso."Espero poder ver un proyecto de ley bipartidista pronto. Luego, espero que sea aprobado en Subcomité de Inmigración del Comité Judicial del Senado para que pueda ser debatido en el recinto lo antes posible. Y, apenas suceda esto, me aseguraré que haya un debate detallado y un voto justo", explicó Reid.Pero apuntó que el apoyo de la comunidad es una pieza vital en la batalla por la reforma. El envío de mensajes a los legisladores, los llamados telefónicos para que éstos apoyen la reforma migratoria comprensiva, los mensajes de texto, las movilizaciones y las marchas, son parte de una estrategia necesaria para que el Congreso reúna los votos necesarios y tome la decisión de debatir y aprobar la reforma migratoria comprensiva antes del receso de junio.CHIRLA comentó que el encuentro de Las Vegas fue "satisfactorio", pero señaló que las movilizaciones deben continuar presionando al Congreso y a la Casa Blanca para que se logre el debate y la aprobación de la reforma amplia."No vamos a desistir. Vamos a continuar con nuestra estategia", dijo Salas.Además de Las Vegas, otras marchas se llevaron a cabo en Chicago, Seattle, El Paso y Fidadelfia, donde miles de inmigrantes pidieron al Congreso y a la Casa Blanca que debatan y aprueben una reforma migratoria con una amplia y justa con una generosa vía de legalización.

Planes a la vista

El pasado 15 de diciembre Gutiérrez, junto a otros 70 congresistas demócratas, entregó a la Cámara de Representantes un plan de reforma migratoria que, entre otros beneficios, recomienda un camino a la residencia para indocumentados que carezcan de antecedentes criminales y paguen impuestos.Denominado 'Reforma Migratoria Integral de 2009 para la Seguridad y Prosperidad de Estados Unidos - CIR ASAP -', el plan se divide en seis capítulos que van desde un incremento en la seguridad fronteriza, mejoras al sistema de verificación de empleo y una vía de legalización de extranjeros son papeles que incluye multas, residencia temporal, la tarjeta verde y la ciudadanía estadounidense.La propuesta favorece también a los cónyuges de indocumentados que califiquen para el programa de legalización y sus hijos menores de 21 años de edad solteros.Los indocumentados entrarán primero en un proceso donde obtendrán una residencia temporal y después de seis años podrán acceder a la residencia permanente (tarjeta verde o green card). Pero deben carecer de antecedentes criminales, reitera la iniciativa.La tarjeta de residencia temporal concederá un permiso de trabajo válido por el tiempo de estadía, autorización pasa salir y volver a entrar a Estados Unidos y detendrá las ordenes de deportación. Y también agrega el proyecto Dream Act, para beneficio de estudiantes indocumentados sobresalientes.El plan Schumer-GrahamLos senadores Schumer y Graham entregaron el 19 de marzo una propuesta marco de reforma migratoria de cuatro puntos, similar en algunos aspectos al plan Gutiérrez, pero con mayores requisitos para que los indocumentados obtengan la residencia permanente.El plan propone:Reforzar la seguridad en la frontera;Poner en marcha una vía "dura, pero justa" de legalización para los indocumentados;Tarjetas de Seguridad Social biométricas que impidan que los trabajadores ilegales puedan obtener empleos, yEl establecimiento de un proceso de admisión de trabajadores temporales.
Según el borrador, los ciudadanos y los inmigrantes legales que quieran trabajar en Estados Unidos requerirán una tarjeta de la Seguridad Social a prueba de falsificación y de alta tecnología, que contendrá los datos biométricos de su portador. Pero la idea de fichaje desató una fuerte polémica y la critica de la ACLU, que insiste en que la medida se trata de una intromisión en la privacidad de los ciudadanos estadounidenses.Otras organizaciones precisan que la nueva tarjeta de identificación de trabajadores es similar al Real ID aprobado por el Congreso en abril de 2005 y cuya vigencia se encuentra suspendida temporalmente por falta de consenso de los gobiernos estatales.Entre ambos proyectos el Congreso deberá decidir si debate o no el cambio a las leyes de inmigración y permita que entre 10.8 y 11.6 millones de indocumentados salgan de las sombras y legalicen sus permanencias en el país."Estamos batallando y lo vamos a seguir haciendo", apuntó Salas.
©Univision.com*
Comentarios