Alertan a sacerdotes contra narcos por denuncia de arzobispo de Durango

Univision.com y Agencias | Apr 22, 2009 | 11:43 AM

"Narcomensaje"

CIUDAD DE MEXICO - Miembros de la Conferencia del Episcopado Mexicano pidieron a los sacerdotes del país asumir una actitud de "prudencia" cuando se pronuncien sobre el narcotráfico, en medio de revelaciones de que decenas de curas han recibido amenazas.La alerta de la curia vino luego que dos tenientes del Ejército que realizaban labores de inteligencia en la zona que presuntamente frecuenta el líder del cártel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera, fueron hallados muertos con un narcomensaje que decía: "Con El Chapo nunca van a poder, ni sacerdotes, ni gobernantes".
La alusión a los sacerdotes se produjo cuatro días después de que el arzobispo de Durango, Héctor González Martínez, aseguró que el narcotraficante reside cerca de la ciudad de Guanaceví, 300 kilómetros al noroeste de la capital del estado."Más adelante de Guanaceví, por ahí vive El Chapo. Todos lo sabemos, menos la autoridad", declaró el prelado el viernes pasado.De ahí que al inicio de la asamblea plenaria anual de la CEM, el obispo de Matamoros, Faustino Armendáriz, dijera en rueda de prensa que la Iglesia católica mantendrá su oposición al narcotráfico y de llamados a la gente para no se involucre en esas actividades, aunque con precaución y prudencia.Prevención"La prevención, eso es lo que se les pide a los sacerdotes, pero sobre todo prudencia en las declaraciones; prudencia al emitir cualquier juicio, sobre todo cuando no se expresan los argumentos suficientes", dijo monseñor Armendáriz, cuya diócesis se encuentra en la frontera con Estados Unidos, una de las zonas más afectadas por la violencia de los carteles de las drogas.El secretario ejecutivo de Relaciones Públicas de la CEM, padre Manuel Corral, dijo el lunes a la AP que entre 200 y 250 sacerdotes de al menos 10 estados han recibido amenazas del narcotráfico en los últimos años.El tema de las amenazas a los curas surgió a raíz de que el arzobispo de Durango, Héctor González, declarara el viernes que uno de los presuntos líderes del Cartel de Sinaloa, Joaquín "El Chapo" Guzmán, vivía en ese estado del norte del país y que parecía que todos los sabían, menos la autoridad."El país es muy grande, el país tiene diferentes realidades sociales, tenemos algunas diócesis que viven muy fuerte esta situación, esta amenaza del narcotráfico, y tenemos otras diócesis muy tranquilas", dijo en la rueda de prensa el obispo del estado sureño de Campeche, Ramón Castro.Consideró que los comentarios del arzobispo González hizo sus declaraciones sin considerar las repercusiones que tendrían, aunque aseguró que "él no tiene ningún temor".En México, un país mayoritariamente católico, hay cerca de 15 mil sacerdotes de la Iglesia católica.

Confirman amenazas

La Conferencia del Episcopado Mexicano reconoció que existen sacerdotes amenazados por el narcotráfico en el país, pero matizó que no hay una cuantificación de casos ni su localización."Sí hay casos, hay amenazas, alguna especie de persecución, de advertencia (...), pero no una cuantificación de dónde estén", indicó a Efe Samuel Nájera, un portavoz de la institución."Cada uno de ellos tiene que seguir inmerso en esta realidad, no abandonar su misión profética, tener prudencia", explicó Nájera.En referencia a las recientes palabras del arzobispo de Durango sobre el paradero de Joaquín "El Chapo" Guzmán, el narcotraficante más buscado del país, dijo: "Es la expresión de lo que él arzobispo escucha, del sentir de lo que vive su arquidiócesis, su territorio pastoral", apuntó el portavoz de la CEM. "Le duele la situación de un pueblo que está con dificultades", añadió.Obispo rehuyeDespués de su afirmación, González Martínez ha rehuido las preguntas de los medios de comunicación.México ha vivido en los últimos años la violencia, extorsiones y amenazas por parte del crimen organizado y el narcotráfico que, ahora se sabe, han alcanzado a los curas.El narcotráfico es uno de los principales problemas que vive el país, especialmente en zonas rurales, donde el dominio de los carteles es mayor.La violencia de los cárteles de la droga ha causado ya más de 10 mil muertos desde diciembre de 2006. Lo que ha motivado a la Iglesia católica a pronunciarse sobre el tema en diversas ocasiones.Desde que asumió el poder en diciembre del 2006, el presidente Felipe Calderón ordenó un despliegue masivo de soldados y agentes federales para enfrentar a los carteles.
©Univision.com y Agencias
Commentarios