Siete años de prisión a boliviano que secuestró avión en México

Univision.com y Agencias | May 19, 2011 | 5:33 PM

Casi mil dolares de multa

MEXICO - El pastor boliviano Josmar Flores Pereira, quien el 9 de septiembre de 2009 amenazó con una bomba falsa a la tripulación del vuelo 576 de Aeroméxico, en el que viajaban 104 personas, fue sentenciado a siete años, siete meses y quince días de prisión, informó la fiscalía federal mexicana.
El juez cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Distrito Federal condenó a Flores por los delitos de "ataques a las vías de comunicación (apoderándose de una aeronave mediante amenazas)" y "privación ilegal de la libertad atenuado", indicó la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía federal).
Además, el delincuente deberá pagar ciento noventa y nueve días de multa equivalente a 10,905 pesos ($932) y reparar "el daño material" en favor de Aeroméxico, por una afectación al patrimonio de 738,222 pesos ($63,095).
Negaron libertad condicional
El juez le negó al sentenciado el beneficio de cumplir su condena por medios distintos a la "pena privativa de la libertad" y también rechazó la posibilidad de que obtenga una "condena condicional", destacó la dependencia.
El boliviano fue detenido tras un operativo de la Policía Federal en el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México, cuando secuestró un vuelo proveniente del balneario caribeño de Cancún.
Josmar Flores confesó que en ningún momento pretendió hacer daño a nadie, sino nada más alertar al presidente Felipe Calderón de que ocurriría en el país un gran terremoto, lo que le había sido revelado por inspiración divina.
Dijo entonces que Dios ya le había anticipado otros sucesos como la muerte de Michael Jackson y el triunfo de Barack Obama.  El hombre amenazó con hacer explotar la aeronave con una supuesta bomba que resultó ser un falso artefacto elaborado con tres latas de jugo, algunos cables no conectados y unas luces.
El secuestro concluyó sin víctimas luego de que un piloto del avión lo convenció de permitir salir a mujeres y niños y bajar con él de la aeronave.
Flores era un pastor que cantaba y predicaba el evangelio para ayudar a la gente a salir de las drogas y el alcoholismo que él mismo dice haber padecido y que lo llevó a dejar Bolivia.
El capitán Carlos Corzo, el piloto que negoció con Flores, contó un día después del secuestro que cuando aún permanecían 26 pasajeros y la tripulación en el avión, el boliviano activó en cuenta regresiva un cronómetro que marcaba 2,39 minutos. Después de transcurrido el lapso nada explotó.
©Univision.com y Agencias
Commentarios