Calderón fondo repatriados

EFE | Dec 17, 2007 | 5:58 PM

Cobijo, comida y trabajo temporal

CIUDAD DE MÉXICO - El presidente de México, Felipe Calderón, informó que a partir de 2008 lanzará el programa Repatriación Humana, que busca garantizar "un trato humanitario y digno al medio millón de mexicanos que cada año son deportados" desde Estados Unidos.
El anuncio lo hizo Calderón en la norteña ciudad de Tijuana, en el marco de la celebración del Día Internacional del Migrante, donde insistió en acusar a "algunos irresponsables" en Estados Unidos de generar un clima de "encono", "animadversión" e intolerancia contra los inmigrantes mexicanos.El mandatario explicó que el plan de repatriación será puesto en marcha por el Instituto Nacional de Migración en Tijuana, fronteriza con Estados Unidos.Después la iniciativa "se extenderá gradualmente a todas las ciudades fronterizas", sostuvo.El programa, que combinará esfuerzos entre gobierno y la sociedad civil, busca asegurar que los inmigrantes mexicanos repatriados "reciban comida y cobijo cuando así lo requieran, que cuenten con atención médica en casos de emergencia", dijo.Además de que puedan "validar formalmente los conocimientos adquiridos mediante su experiencia laboral en Estados Unidos", agregó.El plan deberá permitirles tener "acceso a ofertas de trabajo temporal y, desde luego, que puedan comunicarse con sus seres queridos", agregó el gobernante.Calderón, que no precisó cuánto dinero invertirá en el plan, subrayó que "en particular" el Gobierno prestará "especial atención a los niños, a las niñas mexicanas que son deportados sin sus padres", una práctica común de las autoridades estadounidenses.De otra parte, el mandatario anunció el inicio del llamado Programa Paisano, a través del cual el gobierno de México busca asistir todos los años a los cerca de 1.2 millones de mexicanos que regresan de Estados Unidos y Canadá para reunirse con sus familiares en las vacaciones decembrinas.

Generan $30 mil millones por año

Para el presidente es importante erradicar "la corrupción y el trato vejatorio sobre los paisanos"."Los trabajadores migrantes, más allá de su nacionalidad o de su calidad migratoria, son mujeres y hombres con sueños y aspiraciones que merecen un trato humano", dijo.Sobre el trabajo de los inmigrantes mexicanos en Estados Unidos dijo que este "genera beneficios para la economía americana y para los ingresos de sus trabajadores que se calculan en más de $30 mil millones por año".Según Calderón, investigaciones apuntan a que los mexicanos son 40 por ciento  más "emprendedores" (crean más empresas) que los estadounidenses.El gobernante negó que los mexicanos que viven en Estados Unidos pongan "en peligro" la cultura de ese país, porque solo siete de cada 100 inmigrantes latinos de segunda generación utiliza el español como idioma principal.Adicionalmente, apuntó que la tasa de criminalidad entre los migrantes mexicanos "es menor que entre la gente nacida en Estados Unidos", y negó que sean una carga para las cuentas públicas porque ya financian "una buena parte del sistema de retiro de los adultos mayores" en Estados Unidos.Dijo que la actitud contra los inmigrantes mexicanos "genera tensiones innecesarias en la relación bilateral" con Estados Unidos.Para hacer frente al clima anti migratorio, Calderón instruyó a todos los cónsules y embajadores mexicanos en Estados Unidos y Canadá para que valiéndose de estudios y de los medios de comunicación logren "enfrentar y neutralizar la radicalización de posturas y el trato vejatorio o discriminatorio en contra de los migrantes mexicanos".
©EFE
Comentarios