Senado de Texas debate ley que impediría las 'ciudades santuarios'

Univision.com* | May 18, 2011 | 11:33 AM

Ley concede poderes extraordinarios a las policías para pedir papeles de inmigración

Una semana después de aprobada en la Cámara de Representantes –de mayoría republicana-, el Senado de Texas –donde los demócratas también son minoría- se prepara para debatir y votar el proyecto de ley HB-12, que entre otras recomendaciones impediría la creación de las denominadas “ciudades santuarios” y otorga poderes extraordinarios a las policías para pedir papeles de estadía legal en Estados Unidos a individuos arrestados bajo cualquier otra ley vigente en el estado.
El proyecto, aprobado por 99 votos a favor y 47 en contra en la Cámara, es rechazado por organizaciones hispanas estatales y nacionales quienes advierten que pondrá en la mirilla a miles de indocumentados en ese estado del centro sur fronterizo con México.
“Nuestro temor es que los demócratas no hagan una oposición firme y el proyecto llegue a las manos del gobernador Rick Perry y lo promulgue tal y como lo ha advertido”, dijo a Univision Online Teodoro Aguiluz, director del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN), en Houston, Texas. “Se trata de un proyecto definitivamente dañino para nuestra comunidad inmigrante”.
En Texas no han santuarios
Según los republicanos, autores de la iniciativa, el proyecto fue elaborado en respuesta a la postura del electorado asumida en los comicios de medio tiempo de noviembre de 2010, cuando los votantes eligieron una nueva asamblea legislativa y renovaron el Congreso federal.
“Es lo que el electorado nos pidió”, dijo la semana pasada el legislador republicano Burt Solomons, autor de la HB-12, durante un acalorado debate que duró varios días antes de la aprobación del proyecto.
El gobernador texano, Rick Perry (republicano), ha señalado que apurará la promulgación de la iniciativa una vez aprobada por el Senado y puesta sobre su escritorio, pese a que los demócratas han dicho que la medida es “innecesaria”.
“El peligro es que pase en el senado”, apuntó Aguiluz. “Y todo indica que así será, porque no contamos con una oposición que vaya unida a este debate. Nos alarma también que digan que la HB-12 elimina las “ciudades santuarios” y eso no es verdad. No existen ciudades santuarios en el estado de Texas. Lo que hace la nueva ley es prohibir que sean creadas por quienes defienden y amparan a los inmigrantes indocumentados”, añadió el activista.
Detalles de la HB-12
La HB-12 -aprobada por la Cámara- obligaría a todo agente de policía (municipal y estatal) verificar el estado migratorio de cualquier persona detenida durante una infracción de tránsito.
En otra parte de la legislación se lee que sancionaría con el retiro inmediato de los fondos asignados al presupuesto y las subvenciones a todo gobierno municipal que tome la decisión de no ejecutar las ordenanzas contenidas en la nueva ley migratoria.
Los pacientes de hospitales y alumnos de escuelas públicas y universidades tampoco escaparían a la revisión policíaca de papeles que demuestren la permanencia legal en el territorio de Estados Unidos.
Organizaciones locales y nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes temen que la aprobación y posterior promulgación de la HB-12 aumente el uso del perfil racial,  insisten en que el tema migratorio es competencia del gobierno federal y urgieron al Congreso a debatir y aprobar una reforma migratoria comprensiva, el único camino –aseguran- que pondrá fin a la inmigración indocumentada en el país.
Según datos del Pew hispanisc Center –un grupo privado de Washington que estudia los movimientos migratorios- y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), en el país viven unos 11 millones de inmigrantes indocumentados, la mayoría de ellos de origen latinoamericano. En el estado de Texas viven entre 1.4 y 1.6 millones de extranjeros sin papeles, de acuerdo con los datos del Pew.
Poderes adicionales
De acuerdo con la versión aprobada por la Cámara de Representantes de Texas, la ley migratoria HB-12 aplica a todos los gobiernos municipales y bloquea la posible creación de “ciudades santuarios”.
Además: Permite a cualquier funcionario municipal investigar el estado migratorio de una persona legalmente detenida o presa. La información puede ser solicitada a la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) o a la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE). Los empleados municipales pueden intercambiar información con agencias federales, estatales y locales y cooperar con agentes federales de inmigración
Más proyectos en a lista
Si bien la HB-12 tiene alarmados a miles de inmigrantes, la Alianza de Texas por una Reforma Migratoria advirtió que la lista de proyectos similares es larga –al menos 40- y podrían ser debatidos en el curso de 2011.
Los proyectos HB-113, HB-247, HB-302, SB-12 y SB-124, incluyen otorgar poderes extraordinarios a las policías locales para que sus agentes funjan como agentes federales del servicio de inmigración para pedir a los individuos arrestados -por cualquier otra ley vigente en el estado- papeles de estadía legal en Estados Unidos.
Las iniciativas HB-183 y HB-532 ordena que las policías locales verifiquen con el servicio de inmigración el estado migratorio de los individuos arrestados, y el proyecto HB-296 permite que lños agentes de la ley actúen como agentes migratorios.
Otros proyectos que incluyen disposiciones similares son el HB-311, SB-1256 y SB-259, mientras que el proyecto de ley HB-623 crea una base de datos estatal de  inmigrantes sin papeles o indocumentados.
Verificación obligatoria
La Alianza dijo además que el proyecto HB-22 ordena que todos los establecimientos educativos de Texas verifiquen el estado migratorio de los estudiantes y entreguen al gobierno del estado la información, mientras que la propuesta HB-176 establece el idioma inglés como el idioma oficial del estado.
Otros proyectos sobre la mesa de debate se relacionan con la nacionalidad automática, garantizada en la Enmienda 14 de la Constitución de Estados Unidos, un debate que se ha ventilado en al menos 40 estados sin éxito hasta el momento, y elimina el derecho de queja ante los tribunales de justicia a los indocumentados.
Otros proyectos se refieren a la obligación de los empleadores a registrarse y participar en el programa de verificación federal E-Verify y advierte sanciones económicas a quienes no cumplan con este requisito y castiga el transporte de indocumentados en el Estado.
“Son muchos los proyectos que tienen alarmada a nuestra comunidad”, dijo Aguiluz. “Todo ese miedo que estamos acumulando podría quedar resuelto con la aprobación de la reforma migratoria en Washington. Para eso estamos trabajando y lo seguiremos haciendo, aunque las cosas por ahora no son tan favorables. No nos vamos a rendir”, concluyó.
©Univision.com*
Commentarios