Joven vidente en México

EFE | Aug 01, 2007 | 6:10 PM

Mensajes marianos

MONTERREY, México - Un joven vidente mexicano llamado Betito, que dice hablar con la Virgen, ha revolucionado la región del norte de México con el anuncio de una próxima aparición mariana, hecho que fue rechazado con dureza por la Iglesia católica.
Alberto Solís Ramos, que tiene 16 años y es conocido popularmente como el vidente Betito, vive en la ciudad de Saltillo, capital del estado de Coahuila, en el noreste de México.
Sus mensajes marianos han sido recibidos con escepticismo e incluso molestia por la jerarquía eclesiástica local, aunque han sido respaldados por algunas organizaciones católicas que promueven al chico como el estandarte de un nuevo movimiento religioso.
Actualmente Betito es visitado por decenas de fieles de toda la región del noreste mexicano y del sur de Texas (Estados Unidos), porque se le atribuyen también dotes curativas.
Solís anunció recientemente que la Virgen le ha pedido un terreno para que le construyan un templo y que le lleven cientos de rosas cada día.
Es un leyenda similar a la del indio Juan Diego a quien, según la tradición católica, se le apareció en cuatro ocasiones la virgen de Guadalupe en 1531 en el cerro del Tepeyac (en el norte de la capital mexicana) pidiéndole que le construyera un templo en ese lugar.
En el caso de Betito, la aparición mariana, según el adolescente, tendrá lugar el próximo jueves en una zona de Saltillo conocida como La Carbonera, un lugar al que acuden cientos de personas de Monterrey, capital del estado vecino de Nuevo León, y de municipios cercanos que lo están acondicionando para la ocasión.
"El evento ya provocó un aumento en la renta de habitaciones en los hoteles de esa ciudad", informó la secretaria estatal de Turismo de Coahuila, Hilda Flores Escalera, quien anunció también que la policía vigilará la reunión religiosa encabezada por el futurólogo adolescente.

La fe que mueve montañas

La coordinadora de comunicación de la Diócesis de Saltillo, Jaqueline Campbell, informó de que el obispo del lugar, Raúl Vera, analiza llevar a cabo un juicio canónico contra Alberto Solís.
La Diócesis, indicó, busca con ese juicio "proteger la fe de sus fieles" de los engaños del niño vidente.
Vera recordó que hay tres criterios para distinguir lo falso de lo auténtico en el orden espiritual, la humildad, la caridad y la obediencia, y que Betito no los cumple.
"Si el obispo encuentra que el joven Alberto Solís persevera con su asunto, es decir, continúa con sus mentiras y no se arrepiente, sigue invitando a la gente y engañándola, entonces, habría sanciones un poco más decisivas", afirmó Campbell, aunque no aclaró cuáles.
El sacerdote Francisco Xavier Rodríguez, vicario de Saltillo, opinó que "en donde surgen fenómenos paranormales, patológicos o fantasiosos que tratan de llenar vacíos espirituales y morales", se está dando un distanciamiento de Dios.
Por ello, abogó por "verificar las intervenciones que surjan, pues éstas deben apuntalar, apoyar y sostener los procesos de evangelización y fe", dijo.
La supuesta aparición de la Virgen en Saltillo está prevista para el jueves, aunque el joven vidente no ha anunciado a qué hora se produciría.
©EFE
Commentarios