Oaxaca: Queman campamento de a

EFE | Nov 21, 2006 | 4:25 PM

Vestidos de civil

OAXACA, México - Desconocidos quemaron el campamento que habían instalado los sectores que exigen la renuncia del gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, en vísperas de que se cumplan seis meses de convulsión social en ese estado mexicano.
Las carpas incendiadas, que los grupos insurrectos ya han comenzado a sustituir por unas nuevas en el mismo lugar, se encontraban en una explanada frente al convento de Santo Domingo de Guzmán, una de las joyas arquitectónicas de esta ciudad colonial.
César Mateos, portavoz de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), la organización que lidera el movimiento de protesta contra Ruiz, dijo a la prensa que los supuestos responsables de la acción fueron "gente vestida de civil" y "con armas de alto poder", que llegaron durante la pasada madrugada en vehículos todoterrenos.
Segob protege sicarios: APPO
Mateos responsabilizó de los hechos al gobierno estatal, pero también al federal, al denunciar el impacto negativo que, en su opinión, ha tenido la presencia de las fuerzas federales antidisturbios enviadas por el presidente mexicano, Vicente Fox, a finales de octubre, para restablecer el orden.
"Una vez más la Secretaría de Gobernación (Interior) viene a proteger a los sicarios de Ulises Ruiz", criticó.
Señaló también que, "como medida de protección", la APPO retiró ayer a las mujeres y los niños de la zona y dejó una guardia de 15 personas, después de oír rumores de que iban a ser agredidos.
Sin daños humanos
Mateos explicó que el grupo de vigilancia logró huir al ver las camionetas, por lo que no hubo que lamentar daños personales.
Los insurrectos erigieron ese campamento el pasado 30 de octubre, un día después de que la Policía Federal Preventiva (PFP) los desalojara del Zócalo o plaza principal de la localidad.
Desde entonces, el promedio de personas que permanecían de forma permanente en el lugar era de unas pocas decenas.
Incendios y bloqueos
La quema de las carpas de la APPO se produjo horas después de que se registraran nuevos enfrentamientos entre manifestantes y efectivos de la PFP que resguardan el Zócalo
Como resultado de los choques una veintena de personas sufrieron contusiones y al menos cinco de ellas tuvieron que ser trasladadas a un hospital, entre ellas una mujer de origen extranjero que aún no ha sido identificada.
Se informó también de que la PFP puso a disposición de la fiscalía del estado a seis manifestantes que agredieron a policías e incendiaron un autobús.
La APPO realizará el próximo sábado un bloqueo de las principales entradas por carretera a la ciudad, según Mateos.
El regreso a clases
Por otra parte, al menos 10 mil estudiantes de la Universidad Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) volvieron esta mañana a clases, una semana después de que el regreso a las aulas fracasara por la falta de medidas de seguridad.
El rector de la UABJO, Francisco Martínez Neri, aclaró, sin embargo, que "hubo ausentismo de catedráticos y alumnos" en las facultades de Veterinaria y Odontología, situadas al lado de una radio universitaria que controla la APPO para trasmitir su propaganda ideológico y organizarse.
El conflicto en Oaxaca comenzó el 22 de mayo pasado de una huelga de maestros que se recrudeció el 14 de junio, cuando el gobernador Ruiz ordenó la intervención policial contra los manifestantes, causando mayor convulsión y dando pie a la creación de la APPO.
©EFE
Commentarios