Rusia y Venezuela firmaron un pacto de energía nuclear con fines pacíficos

EFE | Nov 26, 2008 | 9:08 PM

Estrecharon relaciones

CARACAS -  Los presidentes venezolano, Hugo Chávez, y ruso, Dimitri Medvedev, dieron un paso adelante este miércoles en su asociación estratégica con la firma de siete acuerdos en Caracas, entre ellos uno para el desarrollo de la energía nuclear con fines pacíficos."En menos de 10 años, Venezuela y Rusia hemos hecho lo que no se había hecho en 200 (...) Llegó la hora del encuentro definitivo entre la patria rusa y la patria latinoamericana", declaró Chávez.Entre los acuerdos firmados entre los dos países destaca el convenio para desarrollar energía nuclear destinada a satisfacer las necesidades de Venezuela y contribuir a la diversificación de sus fuentes de energía.Además, se firmó otro convenio para certificación de reservas en el bloque Ayacucho 3 de la reserva petrolífera de la Faja del Orinoco (este de Venezuela), entre la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y la rusa Gazprom.Precios del petróleoLas firmas rusas Gazprom, Lukoil y TNK-BP ya tienen asignados bloques para la cuantificación y certificación de reservas en la Faja del Orinoco."Dos gigantes energéticos que se unen, ya era hora", celebró Chávez, explicando que había conversado también con Medvedev sobre la necesidad de "recuperar la estabilidad" de los precios del barril.Al respecto, el ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, reiteró que que en la reunión de la Organización de Países Exportadores (OPEP) del día 29, Venezuela apostará por una reducción de la oferta en un millón de barriles antes de fines de año y por futuros recortes hasta lograr "un precio justo".Venezuela y Rusia no firmaron ningún acuerdo militar este miércoles pero ambos mandatarios reiteraron su disposición a seguir ahondando su cooperación en este sector."Estamos dessarrollando unas relaciones plenas en la esfera militar con Venezuela. No es algo coyuntural ni está dirigido contra un tercer estado sino que está basada en una misma comprensión de la situación actual y en la idea de un mundo multipolar", aseguró Medvedev.Entre 2005 y 2007, Moscú y Caracas firmaron contratos armamentísticos por un valor de 4.400 millones de dólares que incluyen radares, 24 aviones Sukhoi-30, 50 helicópteros y 100.000 fusiles Kalashnikov entre otros.

Flota rusa

El jueves, Chávez y Medvedev visitarán a los barcos rusos que atracaron el martes en el puerto de La Guaira (norte), cercano a Caracas, antes de que den comienzo unas maniobras conjuntas con la Marina venezolana en el mar Caribe, ejercicios inéditos desde el fin de la Guerra Fría. "Esto no es contra nadie, estamos haciendo uso de nuestro derecho. Y seguiremos trabajando con Rusia en el tema estratégico de la defensa", garantizó Chávez. Además, los dos países firmaron acuerdos este miércoles sobre construcción y reparación de buques y plataformas marinas, sobre cooperación en el transporte aéreo, sobre simplificación del sistema de inversiones entre ambos países y para la eliminación de visas para ciudadanos rusos y venezolanos. El anunciado acuerdo sobre la creación de un banco de desarrollo binacional no fue firmado por el momento y se encuentra en fase de estudio, según fuentes rusas. Los dos mandatarios reconocieron que el fortalecimiento de su relación bilateral nació de una "simpatía mutua" y de una complicidad "política" que después derivó hacia lo económico o petrolero. Antes de encontrarse con Chávez, Medvedev realizó una ofrenda floral ante la tumba de Simón Bolívar en Caracas. El mandatario venezolano le impuso además la orden del Libertador e hizo referencia a Francisco de Miranda, el general venezolano considerado precursor de la emancipación americana que trabó amistad con la emperatriz rusa Catalina la Grande en el siglo XVIII. "Miranda diseñó esta bandera y se inspiró en Catalina la Grande, porque vino de Rusia prendado de su belleza. De niños nos contaron que el amarillo era el color de sus cabellos, el azul el de sus ojos y el rojo el de sus labios encarnados. Aprendimos así a amar a Rusia", concluyó Chávez.
©EFE
Commentarios