Michel Martelly juró como nuevo presidente de Haití

Univision.com y Agencias | May 14, 2011 | 1:29 PM

Una gigantesca tarea

PUERTO PRÍNCIPE - El carismático cantante de música popular Michel "Sweet Micky" Martelly asumió la presidencia de Haití el sábado prometiendo reconstruir su capital devastada por un terremoto, desarrollar el campo -descuidado durante décadas- y erigir un ejército moderno.
El cantante de 50 años ganó la segunda ronda de las elecciones presidenciales el 20 de marzo luego que los haitianos se mostraron hartos de que mandatarios anteriores no lograron cumplir sus promesas de brindar los servicios más fundamentales, como caminos decentes, agua potable y electricidad, en la nación más pobre del hemisferio occidental.
El saliente René Preval entregó la banda presidencial al presidente de la Asamblea general, maestro de ceremonias, que a su vez se lo entregó a Martelly, electo el 20 de marzo pasado, presenció un periodista de la AFP.
El traspaso de poder se realizó pese a una falla de electricidad en el Parlamento provisorio, un edificio de madera construido para la ocasión en el centro de la capital, destruida por un terremoto en enero de 2010.
La ceremonia se desarrollaba en medio de un calor sofocante, ante unas 500 personas, incluyendo un centenar de parlamentarios y miembros de delegaciones extranjeras.
Pobreza y tragedia
Haití es un país pobre, de poco menos de 10 millones de habitantes -la mitad de los cuales vive con menos de $2 al día- y generó atención en enero de 2010 cuando fue destruido por uno de los peores terremotos que se recuerden.
Más de 225 mil personas murieron, y una de cada siete quedó sin hogar tras el sismo, que empeoró la situación de un país que ya era el más pobre de América.
Dieciséis meses después, el ritmo de la reconstrucción es dolorosamente lento para cientos de miles de traumatizados sobrevivientes, que perdieron todo y subsisten en improvisadas ciudades campamento alrededor de la capital, que sigue en ruinas.
Además, el sorpresivo retorno en enero del ex dictador Jean Claude "Baby Doc" Duvalier tras 25 años de exilio y el del primer presidente haitiano electo democráticamente, Jean Bertrand Aristide, en enero, reabrió viejas heridas.
Este es el contexto en el que asumió Martelly --un ex cantante de carnaval de 50 años de edad, políticamente novato-- tras ganar inesperadamente una campaña en la que prometió romper con el violento pasado de Haití.
Para la ocasión, centenares de voluntarios limpiaron las calles de la capital.
Un grupo, "Haití propre" ('Haití limpio'), se afanó para librar a la ciudad de la basura y restaurar encantos ocultos bajo toneladas de escombros tras el poderoso sismo del año pasado.
El reto de la violencia
"Por primera vez en la historia de Haití, un presidente democráticamente electo" le pasa la banda presidencial "a otro presidente democráticamente electo de la oposición", se congratuló Edmond Mulet, jefe de la misión de estabilización de la ONU en Haití (Minustah), desplegada desde 2004.
"Una de las grandes tareas inmediatas del nuevo gobierno será reenseñar a los haitianos a vivir juntos", analizó el novelista Jean-Claude Fignolé, alcalde de un poblado de pescadores en el suroeste de Haití, haciendo alusión a la violencia que continúa en algunas regiones.
©Univision.com y Agencias
Comentarios