Crecida del Mississippi amenaza el delta; liberan diques para derivarlo

Univision.com y Agencias | May 13, 2011 | 7:20 PM

Baton Rouge y New Orleans, alertas

MIAMI, Florida - Las autoridades estadounidenses se preparaban el viernes a abrir el canal de desvío del Mississippi para reducir el nivel del río e intentar evitar la inundación de las ciudades del delta.
El grupo de ingenieros del Ejército estadounidense anunció que si es necesario abrirá este fin de semana el canal de desvío de Morganza, en Louisiana, para impedir que la crecida del río Mississippi alcance a las principales ciudades de este estado y regular el caudal del río en su parte inferior, cerca del Golfo de Mexico.
"Baton Rouge y New Orleans en Louisiana, se inundarán si no abrimos el canal", declaró a la CNN el general retirado Russell Honore, que dirigió las operaciones militares que hicieron frente al huracán Katrina en 2005.
La crecida del Mississippi -que ya puso en alerta a Arkansas- podría superar el nivel récord registrado en 1927.
El nivel del río debería alcanzar los 17.5 metros en Vicksburg, estado de Mississippi, el 19 de mayo, más que el récord de 17. metros registrado hace 84 años, según cifras de la meteorología nacional de Estados Unidos.
La apertura del canal de desvío de Morhanza provocaría la inundación de miles de hectáreas de tierras agrícolas y pequeñas aglomeraciones rurales, por lo que se deberían llevar a cabo evacuaciones de urgencia en Louisiana y Misissippi.
Las inundaciones en el centro de Estados Unidos son las peores registradas en más de 70 años. Destruyeron miles de casas, granjas y vías de comunicación en Ilinois, Misouri, Kentucky, Tennessee y Mississippi.
Lluvias y nevadas
Tras semanas de copiosas lluvias y la fusión de la nieve invernal, el río Mississippi ha superado récords de caudal no vistos desde las décadas de 1920 y 1930. Seguramente alcanzará su máximo nivel en Vicksburg, Misisipí, el 19 de mayo y superará en esa urbe la marca de 1927. En New Orleans, la crecida llegará a su mayor nivel el 23 de mayo.
Incluso tras el máximo nivel de las aguas, la crecida permanecerá durante semanas, y podría pasar meses antes de que se sequen las viviendas inundadas.
El gobernador de Mississippi, Haley Barbour, pidió que evacuen sus hogares ante la mera posibilidad de que puedan quedar inundados. Agregó que no hay razón para creer que será demolido el dique junto al Río Yazoo, pero de ocurrir, 33 metros (107 pies) de agua cubrirán varias aldeas.
"Antes que nada, salven su vida y no hagan peligrar las de otras personas que quizá tengan que venir a salvar las de ustedes", advirtió.
©Univision.com y Agencias
Comentarios