Alerta en aeropuerto de Los Ángeles

EFE | Sep 04, 2004 | 6:16 PM

Regreso a normalidad

LOS ÁNGELES, California - La explosión de una linterna y una violación de la seguridad en una de las terminales del Aeropuerto Internacional de Los Ángeles provocó su cierre durante toda la mañana, informaron fuentes oficiales.
Las operaciones se restablecieron después de que se comprobase que los incidentes fueron accidentales y no estaban relacionados con el terrorismo.
En un principio la policía no sabía si los dos episodios estaban relacionados, por lo que "por precaución" ordenó la suspensión de los despegues y el desvío del tráfico aéreo a otros aeropuertos.
Se permitió sin embargo el aterrizaje de algunos vuelos, pero los pasajeros no pudieron salir de los aviones, según explicó Paul Turk, portavoz de la Agencia Federal de Aviación de Estados Unidos.
El primer incidente se produjo a las 07:35 hora local (14:35 GMT), cuando una persona subió por una escalera desde la zona de recogida de equipajes hasta un área de la terminal siete donde están pasajeros que ya han pasado los controles de seguridad, explicaron el alcalde de Los Ángeles, James Hahn, y el jefe de policía, Bill Bratton.
Ello motivó la evacuación de esa terminal, así como de la seis y la ocho, ya que están todas interconectadas.
Además, a las 08:05 hora local (15:05 GMT), las baterías de una linterna que llevaba un pasajero japonés con destino a Corea del Sur "tuvieron una falla y provocaron una pequeña explosión" en la Terminal Tom Bradley del aeropuerto, según dijo Bratton.
La detonación hirió levemente a cinco agentes federales encargados de registrar a los pasajeros y a tres empleados de aerolíneas que se ocupaban de los equipajes, explicó Haln.

Concurrida terminal

"En este momento no creemos que la explosión fue intencionada", afirmó el alcalde de Los Ángeles.
A las 1:00 hora local (19:00 GAMA) se había reanudado el acceso de vehículos a la terminal central del aeropuerto y los pasajeros de los tres terminales evacuados pasaban de nuevo por los controles de seguridad antes de abordar sus respectivos vuelos.
El Aeropuerto Internacional de Los Ángeles es el quinto mayor del mundo por número de pasajeros y el sexto por mercancías.
El año pasado, casi 55 millones de personas y más de dos millones de toneladas de cargamentos pasaron por sus instalaciones, por lo que la interrupción de sus operaciones aumentó el volumen de tránsito en otros aeropuertos de la región, incluido el de San Francisco.
Además, el lunes es una jornada festiva en Estados Unidos y Canadá por celebrares el Día del Trabajo, con lo que este es un fin de semana en que se producen gran número de desplazamientos.
El aeropuerto angelín fue el objetivo de un atentado con bomba programado para el 1 de enero de 2000 que la policía consiguió frustrar.
Asimismo, el 4 de julio de 2002 un tiroteo frente a los mostradores de venta de billetes de la compañía aérea israelí El Al resultó en la muerte de tres personas, entre ellas el agresor.
©EFE
Commentarios