Colombia tras pista de niños "paras" que fueron escondidos durante la desmovilización

EFE | Apr 12, 2010 | 7:16 PM

No fueron reportados

BOGOTA - La Fiscalía sigue el rastro de 236 menores de edad que fueron escondidos por mandos paramilitares cuando comenzaron los procesos de desmovilización a partir de 2006 y de los que la Unidad de Justicia y Paz del organismo tiene información, publicó en su edición digital el diario El Tiempo.Un equipo de cincuenta personas de esta división de la Fiscalía se ha desplegado en los últimos dos meses por todo el territorio colombiano para encontrar a los jóvenes, que pertenecieron al grupo paramilitar de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y nunca fueron reportados.El objetivo es calificarlos como víctimas del delito de reclutamiento de menores por parte de grupos armados ilegales, con el fin de evitar que apliquen en alguna de las bandas que surgieron con el vacío que dejaron los altos mandos de las AUC al desmovilizarse los conocimientos adquiridos en su niñez.Estos 236 menores son los primeros candidatos a entrar en un programa liderado por la oficina del comisionado de Paz y Reintegración para Colombia, Frank Pearl, que busca señalarles como víctimas y reparar su condición.Protegerlos"Ubicarlos y protegerlos es la prioridad", reconoció en declaraciones a El Tiempo Pearl, quien asume que hay muchos más chicos con pasado paramilitar en todo el país de los que no se tiene conocimiento.El ex líder del Bloque Élmer Cárdenas (BEC) de las AUC, Freddy Rendón, conocido con el alias de "el Alemán", confesó a las autoridades que, antes de dejar las armas, en agosto de 2006, con 650 hombres bajo su mando, "escondió" a 150 niños, de los que 20 han sido ubicados en la región del Urabá, en el noroeste.Pero además, a partir otras confesiones de paramilitares, la Fiscalía sabe que hay 35 jóvenes en el departamento del Putumayo, en el sur; 23 más en la ciudad de Medellín, en el noroeste, y otros 17 en la de Risaralda, en el centro de Colombia.Con este proceso de búsqueda se trata de evitar casos como los de Hernán Giraldo Ochoa, conocido con el alias de "Rambito", quien fue detenido en 2009 con 21 años de edad y al que se le acusa de los delitos de terrorismo, homicidio y narcotráfico."Rambito" se hizo merecedor de su apodo porque desde los 11 años de edad marchaba con un fusil a la espalda, digno hijo del narcoparamilitar Hernán Giraldo Sierra, conocido en su época de hegemonía como "El Señor de la Sierra".Informaciones de la Fiscalía apuntan a que Giraldo Sierra acordó con el clan paramilitar "Los Mellizos", de la familia Mejía Múnera, un futuro para su hijo "Rambito" como jefe de una de las nuevas bandas que surgirían tras el proceso de paz.Mientras tanto, Giraldo Sierra envió a otros 15 niños a refugiarse en sus respectivas casas con el equivalente a 600 dólares en sus bolsillos.
©EFE
Comentarios