Tribunal comenzó juicio por robo de bebés durante la última dictadura argentina

EFE | Feb 24, 2009 | 9:40 AM

Mujeres embarazadas

BUENOS AIRES - Un tribunal de Argentina comenzó a juzgar a un ex agente de inteligencia acusado de apropiarse del hijo de una pareja de desaparecidos durante la última dictadura militar (1976-1983), informaron fuentes judiciales.
Se trata del ex comandante Víctor Rei, quien fuera subjefe de inteligencia de la Gendarmería y al que el Tribunal Oral Federal 6 juzga por "retención y ocultamiento de identidad" del hijo de Liliana Fontana y Pedro Sandoval, y por falsificación de instrumento público.Según las leyes argentinas, estos delitos tienen penas con 25 años de cárcel.Fontana y Sandoval fueron secuestrados en julio de 1977 por agentes del régimen de facto.La mujer, embarazada de dos meses, fue al parecer llevada a dar a luz a la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), la principal cárcel ilegal de la dictadura.Recuperación de identidadEl ex gendarme Rei anotó como propio al bebé, utilizando un certificado de nacimiento falso firmado por el ya fallecido cardiólogo Julio César Cáceres Monnié.El profesional, según se pudo establecer en la instrucción leída en la audiencia, rubricó las actas de varios bebés apropiados, entre ellas la de Eugenia Sampayo Barragán, que el año pasado llevó a juicio a sus apropiadores.El muchacho, que ahora tiene 30 años y recuperó su identidad en el 2006, esperó fuera de la sala de audiencias y en compañía de sus familiares biológicos, y el viernes tiene previsto declarar ante el tribunal.La denuncia, radicada por las Abuelas de Plaza Mayo, también involucra a la esposa de Rei, Alicia Arteach, quien ha sido declarada "inimputable" por el tribunal.Desaparecidos en ArgentinaRei está detenido en el penal de Marcos Paz, en la afueras de Buenos Aires.Se estima que unos 60 testigos declararán ante el Tribunal Oral Federal 6.Hasta el momento, las Abuelas de Plaza de Mayo han logrado restituir la verdadera identidad de 97 jóvenes nacidos en cautiverio durante la dictadura.Unos tres mil 300 jóvenes argentinos han acudido a la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (Conadi) para investigar su procedencia, debido a que se calcula que unos 500 bebés fueron robados a sus padres en la denominada "guerra sucia".Según cifras oficiales, unas 18 mil personas desaparecieron en Argentina a manos de grupos paramilitares durante el último Gobierno de facto, aunque las entidades de derechos humanos elevan la cifra de víctimas a 30 mil.
©EFE
Commentarios