El difícil camino del Dream Act en el Senado de Estados Unidos

Univision.com* | May 11, 2011 | 12:09 PM

Demócratas necesitan 60 votos y sólo tienen 47 sufragios asegurados

El Dream Act o Acta del Sueño vuelve a aparecer en el Capitolio. Un grupo de legisladores demócratas entregó el miércoles un plan similar al rechazado en diciembre por el Senado, iniciativa que incluía otorgar residencia legal permanente a unos 850 mil estudiantes indocumentados.
Para ser aprobado, el proyecto necesita un mínimo de 60 votos en el Senado (de 100) y 218 en la Cámara de Representantes (de 435). En diciembre fue aprobado con lo justo por la Cámara y una semana más tarde el Senado lo rechazó por falta de un acuerdo bipartidista previo.
Durante las votaciones de diciembre los demócratas controlaban ambas cámaras del Congreso. Pero tras la elección de medio tiempo del año pasado los republicanos reconquistaron el control de la Cámara de Representantes y han advertido que no respaldarán ningún beneficio migratorio que otorgue una "amnistía" a los indocumentados.
Los republicanos conservadores insisten en que la legalización de estudiantes indocumentados constituye una amnistía y otorgarles la residencia podría causar un incremento de la inmigración indocumentada, argumento que han venido barajando en los últimos dos años.
El Presidente Barack Obama, un firme defensor del Dream Act, dijo el martes en El Paso, Texas, que su administración ya cumplió con el compromiso de asegurar las fronteras del país como lo habían pedido los republicanos como condición previa a debatir la reforma migratoria. Y que ya era hora que el Congreso discutiera y aprobara la ansiada reforma a las leyes de inmigración, que incluye el Dream Act.
Números reales
El proyecto de ley, presentado por primera vez en 2001 por un grupo bipartidista, ha sido debatido sin éxito en al menos 12 ocasiones. ¿Será posible que esta vez sí se apruebe? ¿Tienen los demócratas el número de votos necesarios?
En la Cámara de Representantes no: los republicanos tienen 242 asientos y los demócratas 193. Y para que el Dream Act sea aprobado hacen falta 218 votos (de un total de 435).
En el Senado las cosas son diferentes, pero los demócratas tampoco tienen el apoyo suficiente para ganar la batalla. De los 51 asientos que ocupan, al menos cuatro (Max Baucus, de Montana; Joe Manchin, de West Virginia; Ben Nelson, de Nebraska; y John Tester, de Montana, no han asegurado que votarán a favor del Dream Act. Cabe destacar que Nelson y Tester votaron en contra el Dream Act la tercera semana de diciembre del año pasado.
Con 47 votos asegurados el futuro del proyecto es incierto. Es probable que los dos senadores independientes, Joe Lieberman (Connecticut) y Bernard Sandres (Vertmont), vuelvan a apoyarlo, pero eso no garantiza la victoria. Se necesitan entre 11 y 13 votos republicanos.
En las filas demócratas todos coinciden en que la tarea es difícil, “cuesta arriba”. Pero lo intentarán sin que previamente haya un acuerdo bipartidista que garantice el mínimo de votos.
A la caza de votos
Los "posibles" senadores que darían su voto al Dream Act serían: Marco Rubio (Florida), Scott Brown (Massachusetts), Orrin Hatch (Utah), Lisa Murkowski (Alaska), Dean Heller (Nevada), John McCain (Arizona), Jon Kyl (Arizona), Susan Collins (Maine), Bailey Hutchison (Texas), Lindsey Graham (Carolina del Sur), Mark Kirk (Illinois) y Richard Lugar (Indiana).
De ellos, varios en el pasado han respaldado el Dream Act y otros proyectos que incluyen beneficios migratorios. John McCain, por ejemplo, entre 2003 y 2007 apoyó varias iniciativas de reforma migratoria y Dream Act y votó a favor de proyectos que se ventilaron en el Senado. Y el senador Schumer participó entre junio de 2009 y marzo de 2010 en la elaboración de un proyecto de reforma migratoria comprensivo junto al senador Charles Shumer (demócrata de Nueva York), pero es abril del año pasado se retiró para atender su campaña de reelección.
A su vez, Lugar y Murkowski votaron a favor del Acta del Sueño en la votación de diciembre, pese a que su partido había advertido que actuaría en bloque para oponerse a la iniciativa.
Factores clave
De los 13 "posibles", los votos clave, según la opinión de varios demócratas, es el respaldo de los senadores Rubio (Florida) y Brown (Massachusetts). Rubio se convirtió en uno de los hispanos más influentes del Capitolio (junto al senador Menéndez, de Nueva Jersey) y representa al movimiento Tea Party, un severo opositor no sólo del Dream  Act, sino también de la reforma migratoria. Su voto podría convencer al resto de legisladores de la oposición.
Pero la tarde de este miércoles Rubio dijo que no apoyaría la ley o Acta del Sueño.
El voto de Brown, en cambio, se convirtió en una pieza simbólica para los demócratas, ya que el senador no sólo representa un estado denominado “liberal” y favorable a la inmigración, sino que el asiento que ocupa durante casi tres décadas fue ocupada por el fallecido Edward Kennedy, a quien muchos consideran como uno de los primeros impulsores del actual debate de la reforma migratoria.
Ahora bien. Si los demócratas consiguen los 60 votos en el Senado para aprobar el Dream Act, ¿qué garantiza que será aprobado en la Cámara de Representantes? Lo más probable es que no y que el partido del presidente Obama tendrá un argumento más para atacar a los republicanos y pedir reclamar el voto hispano con la promesa, tal vez, que en un nuevo mandato empujará otra vez la esquiva y anhelada reforma migratoria.
©Univision.com*
Commentarios