Obama busca movilizar electorado hispano con discurso

Univision.com* | May 10, 2011 | 12:22 PM

Presidente hablará de reforma migratoria y seguridad en la frontera

El presidente Barack Obama intentará este martes movilizar de nuevo al electorado hispano con un discurso sobre la necesidad de aprobar la reforma migratoria. Lo mismo hizo en 2008 siendo candidato, cuando ofreció empujar un proyecto comprensivo en el primer año de su mandato. Pero el compromiso fue postergado por otros debates más importantes y la falta de un acuerdo bipartidista en el Congreso, un escenario que ha sufrido pocos cambios y que inquieta al mandatario en momentos en el inicio de su campaña para la reelección en 2012.
De acuerdo con la Casa Blanca, el discurso será a las 13:30 hora local (15:30 hora del Este) en El Paso, Texas, al otro lado de la violenta urbe mexicana de Ciudad Juárez.
Desde el 19 de abril a la fecha, Obama ha sostenido tres reuniones con representantes hispanos para hablar del tema y pedir respaldos para convencer al Congreso a que debata y apruebe el cambio a las leyes de inmigración.
Primero se reunió con al menos 80 representantes de la sociedad civil, entre ellos empresarios, religiosos, activistas, sindicalistas, funcionarios y ex funcionarios y jefes de policía, con quienes de comprometió a invertir capital político en el proyecto. Después recibió en la Casa Blanca a un grupo de “hispanos influyentes” integrado por actores de cine y talentos de televisión. Y finalmente con un grupo de 17 legisladores del Caucus Hispano, quienes le pidieron el freno inmediato a la política de deportaciones.
Deportaciones récord
En los dos primeros años de administración (2009-2010) la administración Obama ha deportado a casi un millón de inmigrantes. El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) reconoce que en 2009 expulsó a 195 mil con antecedentes crijm9inalkes de un total de 392 mil deportados.
La Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA) reitera que de seis a siete de cada 10 expulsados no tenía antecedentes criminales graves que convierta a los afectados en una amenaza seria para la seguridad de Estados Unidos, como ha tratado de hacer ver el DHS.
Pese a las críticas, Obama y la jefa de la seguridad de Estados Unidos, Janet Napolitano, argumentan que la frontera sur nunca ha estado más vigilada en la historia, con 20 mil agentes de la Patrulla Fronteriza, 1,200 soldados de la Guardia Nacional y aviones no tripulados de vigilancia.
Al operativo se suma la utilización del programa federal E-Verify en miles de empresas en busca de trabajadores indocumentados.
Seguridad fronteriza
Las políticas migratorias implementadas por Obama han permitido disminuir en un tercio en los dos últimos años el cruce indocumentado, y los decomisos de droga aumentaron, dijo Napolitano recientemente en una audiencia ante el Congreso. Pero la opinión pública se muestra indiferente ante esos logros en medio de una situación económica frágil y con 9% de desempleo.
Los republicanos han reiterado que no están dispuestos a aprobar ninguna clase de beneficio migratorio que huela a “amnistía” y reiteraron su postura de no debatir la reforma migratoria sin antes asegurar la frontera, pero a la fecha no existe una medida que permita visualizar o garantizar la seguridad en la frontera sur de Estados Unidos.
"Sabemos dónde están los obstáculos, y lo que el presidente está intentando hacer es crear una sensación de urgencia en el país, un llamado a la acción", dijo una alta fuente de la Casa Blanca el lunes por la noche, en una conferencia telefónica con periodistas, de acuerdo con un reporte de la Agencia Francesa de Noticias (AFP).
Otra fuente agregó que el discurso de Obama de este martes no contendrá nuevas propuestas ni calendarios sobre la reforma migratoria.
Discurso "cuidadoso"
Para Ángela María Kelley, Vice Presidente de Política Inmigratoria y Abogacía para el Center for American Progress, Obama deberá dar un discurso “cuidadoso” y tener en cuenta la opinión favorable de la mayoría de los estadounidenses en una reforma migratoria comprensiva, según una reciente encuesta hecha por el Pew Research Center.
Agregó que de acuerdo con un estudio publicado por el Centro, el DHS “ha cumplido o superado casi todos los puntos de referencia que formaron parte del debate en el Congreso en 2007” en cuando a la seguridad en las fronteras y cuestionó la postura de conservadores antiinmigrantes quienes “han vuelto a mover la meta” para evitar la discusión del tema en el legislativo.
La activista agregó que la deportación masiva de indocumentados le costaría a los contribuyentes y a la economía nacional “unos $285,000 millones o $23,148 por persona, que incluye el costo por la detención, encarcelamiento y deportación de todos los inmigrantes indocumentados en nuestro país”.
Cuestión de votos
“El presidente Obama y su administración reconocen la importancia de arreglar nuestro sistema inmigratorio quebrantado”, dijo Kelley y urgió al Congreso a no dilatar el debate del tema.
Para ser aprobada, la reforma migratoria necesita 218 votos en la Cámara de Representantes y 60 en el Senado. Los republicanos tienen el control de la Cámara y han dicho que no aprobarán la reforma empujada por Obama. En el senado los demócratas sólo cuentan con 54 de los 100 asientos existentes.
En la elección presidencial 2008 participaron 10.2 millones de los poco más de 17 millones aptos para sufragar. De ellos, 6.7 millones votaron por Obama, cifra que ayudó a inclinar la balanza y lo colocaron en la Casa Blanca.
El tema migratorio fue clave hace dos años y vuelve a jugar un papel determinante en la próxima elección, que Obama espera ganar sin mayores contratiempos.
©Univision.com*
Comentarios