Enfrentamientos en Oaxaca

Univision.com y Agencias | Jun 16, 2006 | 11:35 AM

El conflicto crece

OAXACA, México - El gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, rechazó dimitir pese al llamado a que lo haga de maestros sindicalizados en su estado, después del violento enfrentamiento entre policías y profesores, en donde al menos cuatro personas fallecieron y alrededor de 90 resultaron heridas.
Unos 2 mil policías irrumpieron la madrugada del miércoles en la plaza central de Oaxaca y comenzaron a desalojar con gases lacrimógenos a los maestros que estaban acampados allí desde el 22 de mayo, lo que dejó un saldo rojo.
"Son cuatro personas por lo menos", aseguró a W Radio el líder sindical de los maestros, Enrique Rueda, en un debate por vía telefónica en el que fue desmentido por el gobernador.
Uno de los muertos sería un niño, aseguró el líder sindical, quien aseguró que las fuerzas policiales "retiraron" los cadáveres.
Por su parte, el gobernador negó que los muertos hayan sido producto del desalojo. "Que digan dónde están (los muertos)", replicó el gobernador en los mismos micrófonos, también vía telefónica.
En este contexto Ruiz, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), dijo a una emisora local que "de ninguna manera" va a renunciar a un puesto para el que fue electo "por la mayoría de los ciudadanos en Oaxaca" en agosto de 2004.
Para el gobernador, el conflicto de más de tres semanas con los maestros de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en la ciudad de Oaxaca, capital del estado del mismo nombre, que afecta a 70 mil docentes que piden mejoras salariales, es "en su gran mayoría (...) de resolución federal".
Sostuvo en W-Radio que el gobierno estatal está de acuerdo en que hay que mejorar los sueldos de los maestros y "asumir un compromiso de rezonificación", que implica gastar más en el estado aunque afirma que "no hay capacidad económica en el gobierno del estado de Oaxaca" para hacerlo.
Los maestros han planteado diecisiete puntos que desde ayer están negociando en la capital de Oaxaca el gobierno estatal y el sindicato con la mediación de la Secretaría de Gobernación (Interior), representada por el subsecretario Arturo Chávez.
El gobernador ha sido criticado por los profesores, que están recabando firmas para pedirle al Congreso federal la destitución de Ruiz.
Hace dos días un plantón protagonizado por maestros culminó en el centro de Oaxaca en un enfrentamiento con la policía del estado, que dejó un saldo de unos 90 heridos y daños materiales cuantiosos.
Anoche fueron liberados once maestros detenidos en aquel violento operativo de desalojo.
La puesta en libertad del grupo fue considerada un primer paso hacia la distensión por el dirigente sindical Enrique Rueda Pacheco.

Fuertes enfrentamientos

El gobernador sostuvo que de los cuatro puntos que al estado a su juicio le competen, dos han sido ya resueltos y los otros están en vías de solución de un conflicto que tiene sin clases desde el 22 de mayo a 1.2 millones de alumnos.
"Nosotros agotamos todas las vías del diálogo. Hicimos un esfuerzo importante, extraordinario, en un presupuesto muy raquítico que tiene el estado para poder dar una respuesta a los dirigentes de la sección 22 del magisterio", dijo Ruiz.
Sobre el asunto también hizo comentarios en rueda de prensa el portavoz de la Oficina de la Presidencia, Rubén Aguilar, quien rechazó una posible dimisión de Ruiz alegando que "quien pone a los gobernantes son los ciudadanos con su voto y pequeños grupos no pueden revocar un mandato constitucional".
Aguilar considera que la mesa de negociación que empezó a trabajar ayer "no ha fracasado" y se mostró dispuesto a hacer una valoración del conflicto "cuando termine el proceso de diálogo (en la ciudad de Oaxaca) para no especular".
"También se insta a los maestros a no afectar a terceros, como los niños y jóvenes que merecen educación", aunque el Gobierno defiende el derecho de manifestación "en el marco de la ley", añadió.
El Gobierno mexicano sostiene que atender la demanda salarial de los maestros de Oaxaca depende de que se obtengan unos 148 millones de dólares, algo con lo que no es posible contar ahora entre otras causas porque no fue presupuestado para este año y por la falta de una reforma fiscal.
En Oaxaca está prevista hoy una "megamarcha" de protesta por la tarde a la que se ha sumado esta mañana otra en la capital mexicana en la que participan más de 400 representantes de varios sindicatos que se han solidarizado con los oaxaqueños
©Univision.com y Agencias
Commentarios