Autopsia: Schiavo no fue abusada

EFE | Jun 15, 2005 | 2:13 PM

El cerebro pesaba la mitad de lo normal

MIAMI, Florida - Los resultados de la autopsia de Terri Schiavo, la mujer cuyo caso desató en Estados Unidos una enconada polémica sobre el derecho a morir, mostraron el miércoles que su muerte no fue ocasionada por lesiones y confirmaron que la mujer se encontraba en estado vegetativo.
Jon Thogmartin, el forense del condado de Pinellas, en la costa oeste de Florida , donde Schiavo murió después de ser desconectada del tubo que la alimentaba, dijo que no había evidencia de estrangulación o de otras lesiones traumáticas que pudieran haber provocado su muerte.
El médico agregó que la mujer, quien pasó más de la tercera parte de su vida en estado vegetativo y murió el 31 de marzo pasado a los 41 años, no sufrió un ataque al corazón ni se le administraron drogas dañinas u otras sustancias peligrosas antes de su deceso.
Asimismo la autopsia confirmó el diagnóstico de que la mujer estuvo en persistente estado vegetativo desde que en 1990 su cerebro resultó dañado en un ataque cardiaco producido por una súbita bajada de potasio.
"No hay nada en la autopsia que sea inconsistente con un estado vegetativo persistente", dijo a periodistas Stephen J. Nelson, médico asistente en la autopsia.
La autopsia reveló asimismo que el cerebro de la mujer pesaba sólo 615 gramos, la mitad de uno normal.
El caso de Schiavo desató en Estados Unidos una enconada controversia sobre el derecho a vivir o a morir.
La disputa judicial entre el esposo de Schiavo, y la familia de la mujer, que quería prolongarle la vida, se convirtió en una polémica nacional en la que intervino hasta el presidente George W. Bush, quien coincidió con grupos cristianos y conservadores que la adoptaron como una batalla contra la eutanasia.
Unos 40 jueces de seis tribunales y el Tribunal Supremo de Estados Unidos analizaron el caso, después de que un magistrado de Florida autorizara a Michael Schiavo a ordenar el retiro de la sonda que alimentaba a la mujer.
Schiavo falleció en un hospital de enfermos terminales de Pinellas Park, al oeste del estado de Florida, tras ser desconectada el pasado 18 de marzo de la máquina de alimentación que la mantenía con vida.
©EFE
Commentarios