Graves inundaciones en Mississippi y Tennessee

Univision.com y Agencias | May 07, 2011 | 2:34 PM

Miles de personas son evacuadas por las autoridades

Botellas de plástico y troncos de árboles flotaban el sábado en la superficie de las aguas turbias cerca del garaje de Henry Allen, como un ominoso recordatorio de que las inundaciones amenazan su casa en una zona baja en el norte de Memphis, en el estado de Tennessee.
En Tennessee, Arkansas y Missouri se viven inundaciones similares.
A medida que las aguas desbordadas del río Mississippi avanzaban parsimoniosamente hacia el sur, Allen decidió que había llegado el momento de irse. Las aguas que amenazaban su casa provenían de un tributario del Mississippi, ya saturado.
Las comunidades a lo largo del río observaban alarmados el avance de las aguas.
"Espero haber alistado todo", comentó Allen, que había cargado en su furgoneta televisores, horno de microondas y ropa, y se dirigía el sábado a la casa de una tía. "No me preocupa lo que dejamos atrás. Espero que no se torne tan grave que tengamos que lamentar algo".
Aguardan lo peor
Su vivienda está a unos 2,70 metros (9 pies) sobre el nivel actual del agua, pero ya se han inundado más de ocho casas en su calle y está llegando a las ventanas frontales de algunas.
"No podemos hacer nada contra la Madre Naturaleza", filosofó. "Precisamente aquí se hace historia".
Es previsible que en algunos tramos del río las aguas rebasen niveles históricos, algunos de los cuales se remontan a la década de 1920.
De acuerdo con los pronósticos, las aguas del río alcanzarán el miércoles en Memphis 14,6 metros (48 pies), casi la marca histórica de 14,84 metros (48,7 pies) registrada en la inundación histórica de 1927.
Sin embargo, el nivel de las aguas en Memphis es el segundo más alto en los registros de la ciudad y excedió el anterior pico de 14 metros (45,9 pies), correspondiente a la inundación de 1927.
Gracias a los diques y otras defensas que se levantaron en el curso de los años contra las inundaciones, los ingenieros consideran improbable que se inunden zonas metropolitanas importantes en las próximas dos semanas durante el desplazamiento de las aguas río abajo.
Sin embargo, anegaciones de gran escala podrían afectar granjas, poblados pequeños e incluso algunas zonas urbanas.
Crecidas históricas
"Se va a poner feo", dijo Bob Bea, ingeniero civil de la Universidad de California en Berkeley y quien ha investigado las fallas en los diques en Nueva Orleáns a causa del huracán Katrina de 2005.
Un agravamiento de la situación dependerá de la eficacia de la construcción y perdurabilidad de los sistemas que protegen contra las inundaciones, agregó.
Más de cuatro millones de personas viven en 63 condados y distritos contiguos a los ríos Mississippi y Atchafalaya desde Cairo, Illinois, al sur hacia el Golfo de México, una cifra menor a los 4,1 millones de 2000, según un análisis del censo que efectuó The Associated Press.
La cantidad de personas duplica a la que vivía en la región antes de las inundaciones de 1927 y 1937. Dos millones de personas vivían en esos condados en 1920 y aumentaron a 2,3 millones en 1930.
En Luisiana, las autoridades estatales advirtieron a los residentes que aunque se abriera un desagüe al noroeste de Baton Rouge, se esperan inundaciones comparables a las de 1973. Se cree que algunos de los campos de cultivo más valiosos de Luisiana queden anegados.
Alistan refugios
El gobernador de Luisiana, Bobby Jindal, dijo que el desagüe de Morganza podría ser abierto el jueves, pero todavía no se ha tomado una decisión. De hacerlo, podría quedar abierto durante semanas.
También estaban por abrir otro desagüe al noroeste de Nueva Orleans.
El Departamento de Servicios Sociales, entidad estatal, aumentó el espacio de los refugios cerca de las áreas que se inundarán.
Hacia el norte, en Arkansas, un tramo de la carretera interestatal 40 seguía cerrado. Las aguas obligaron allí a Jeffen Roddy a abandonar su hogar en Biscoe, en el este del estado, donde trabaja como camarera en el Café Craig's Bros, donde paran los camioneros que han tenido que variar sus rutas.
"No llegan ni salen camiones grandes ahora", dijo Roddy desde el restaurante casi vacío en De Valls Bluff el viernes. "No tenemos un solo cliente".
Cientos desalojados
Miles de personas que viven en las riberas del río Misisipi abandonaron sus propiedades, mientras otras esperan la orden para salir, luego de que la corriente en esa región alcanzó niveles no vistos en décadas, reportaron autoridades locales.
El río alcanzó niveles superiores a los que registró durante las grandes inundaciones de 1927 y 1937 en ocho estados, reportó la Agencia Mexicana de Noticias (Notimex).
La comunidad de Finley en Tennessee ha sufrido fuertes inundaciones desde hace un mes, al igual que el centro de Memphis y el área conocida como Mud Island.
En Memphis se han reportado daños en alrededor de mil 500 casas y negocios, mientras que unos seis mil residentes muchos de ellos con casas construidas hace 20 años con vista al río, están en grave riesgo de inundarse.
Autoridades locales han advertido a residentes que deben abandonar sus propiedades, luego de constatar que en cuestión de días se espera que el nivel del agua aumente a 48 pies, un nivel idéntico al récord histórico que se alcanzó en Memphis en 1937 con 48.7 pies.
Al mismo tiempo se conoció que en Kentucky, las autoridades han cerrado 250 caminos en 50 condados y el Guardacosta rescató al menos a 28 personas junto con algunas mascotas de las aguas crecientes.
Daños en Kentucky
Residentes del centro de Estados Unidos intentaban el viernes proteger hogares y comercios de un fuerte ascenso de las aguas debido a importantes lluvias caídas estos últimos días.
Centenares de personas fueron evacuadas de sus hogares, mientras que la Guardia Nacional y voluntarios civiles luchaban para erigir diques con la ayuda de bolsas de arena.
"Aquí se batieron récords que datan de 1927", dijo Pat Slaterry, portavoz del Servicio Nacional Meteorológico.
Estas lluvias masivas que cayeron en el centro del país desbordaron los cauces de los ríos Mississippi y Ohio, y provocaron inundaciones sobre todo en Tennessee, Arkansas y Missouri.
Las precipitaciones provienen del mismo sistema depresivo que la semana pasada desató tornados en el sureste de Estados Unidos que provocaron 350 muertos.
Una florista de Tennessee recurrió a una lancha a pedal para llegar hasta su invernadero y recuperar plantas y flores preparadas para ser entregadas el domingo, Día de la Madre en Estados Unidos.
"Si Dios pudiera levantar su dedo meñique y sacarnos todo este agua... ya tenemos suficiente", explicó esta comerciante, Teresa Nance, a la cadena local WREG.
©Univision.com y Agencias
Commentarios