Operativo Tabasco no se irá

Univision.com y Agencias | Mar 19, 2007 | 2:56 PM

Asusta delincuencia

VILLAHERMOSA, Tabasco - Las autoridades del estado mexicano de Tabasco, sur de México, anunciaron que la presencia de policías federales y de Fuerzas Militares para tratar de contener la violencia se mantendrá "lo que sea necesario".
"Como gobernador estoy obligado a hacer lo que sea necesario para que la sociedad viva en paz y el Estado de Derecho sea una realidad", dijo en un mensaje público el gobernador del estado, Andrés Granier.
Durante el pasado fin de semana 314 miembros de la Policía Federal Preventiva (PFP) se desplegaron en Tabasco en conjunto con militares.
"He acudido ante las instancias federales de la Defensa Nacional (Sedena, Ministerio de Defensa), la Procuración de Justicia (fiscalía) y la Seguridad Pública (SSP) para solicitar apoyo a nuestras corporaciones, a fin de evitar que Tabasco se convierta en un estado de alta peligrosidad", agregó Granier.
Luego de tres días de la aprehensión de un ex titular de la SSP estatal, Jesús Cano Torres, y de tres miembros de la corporación en el estado, se multiplicó la presencia de los agentes federales.
El domingo se realizaron registros en las propiedades de Cano Torres y este lunes continuaron en las de sus subordinados.
A través de un comunicado el gobierno de Andrés Granier, quien lleva en el cargo desde el 31 de diciembre, reiteró que con el refuerzo federal se pretende restablecer el orden en el estado.

Hermetismo por arrestos

El pasado 6 de marzo el titular de la SSP estatal, el general retirado Francisco Fernández Solís, sufrió un atentado del que salió herido y en el que murió su chofer.
Los arrestos de Cano Torres y de sus tres ex colaboradores parecen estar vinculados con esos hechos.
"Se hace indispensable que comparezcan ante las autoridades del Ministerio Público (fiscalía), del fuero común y federal, todas aquellas personas que por alguna razón puedan aportar elementos para la solución del caso", agregó el mandatario.
Granier señaló que el ejecutivo estatal que encabeza no fabricará culpables sino que tratará de llegar "a la verdad".
Los empresarios en Tabasco han celebrado la presencia de la PFP y de los militares desde su despliegue durante el fin de semana.
Las fuerzas federales y militares patrullan las calles de Villahermosa, la capital del estado, y mantienen el control de la policía de Tabasco.
Además de este estado hay ocho más con fuerzas federales y militares: Michoacán (oeste), Guerrero (sur), Baja California, Durango, y Sinaloa (noroeste), Chihuahua y Nuevo León (norte) y Tamaulipas (nordeste).
Entre las autoridades de Tabasco existe bastante hermetismo en relación con los arrestos de cuatro ex funcionarios que se presume que tenían vínculos con una supuesta organización criminal conocida como La Hermandad, que al parecer está tras el atentado contra el general retirado Fernández Solís.
Los cuatro detenidos fueron arrestados y trasladados a la sede de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía federal), donde rindieron declaración ante agentes de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), informa la prensa local.

Combate al crimen organizado

Autoridades mexicanas comenzaron un un despliegue en el estado de Tabasco, en el sudeste de México, para tratar de controlar la violencia que vive la zona desde hace semanas, informaron fuentes estatales.
En la primera acción, unos doscientos miembros de la Policía Federal Preventiva (PFP) tomaron el control del arsenal de la Secretaría de Seguridad Pública del estado (SSPT) y desarmaron a los agentes de la corporación, añadieron las mismas fuentes.
"El operativo es parte del apoyo que solicitó el gobernador (Andrés Granier) al Gobierno federal", dijo el portavoz de la secretaría de Gobierno de Tabasco, Carlos Zapata.
Dentro de los últimos movimientos fue nombrado nuevo subsecretario de la SSPT Sergio López Uribe, quien se hará cargo de las operaciones hasta que se restablezca el general Fernández, herido en un atentado.
La llegada a Tabasco de las fuerzas militares y federales se produce después de que Granier, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), asumiera el gobierno del estado el pasado 31 de diciembre.
Desde entonces ha habido un rebrote de la violencia en Tabasco, donde el pasado 6 de marzo el general retirado Francisco Fernández Solís resultó herido tras disparar unos desconocidos más de 200 balazos contra el automóvil en el que viajaba.
Con esta operación, son ya nueve los estados mexicanos con presencia militar y de la PFP.
Esta semana, el presidente mexicano, Felipe Calderón, dijo que su gobierno ha emprendido "una lucha frontal contra la delincuencia y el crimen organizado" en la que no hay marcha atrás.
Desde que asumió la presidencia de México, el 1 de diciembre, Calderón ha hecho del combate al crimen organizado su principal asignatura, y ha desplegado a unos 30 mil policías y militares por varios estados considerados los más violentos en la lucha contra el narcotráfico.
Dentro de esas acciones, la fiscalía mexicana dio ayer un duro golpe al narcotráfico con la incautación de 205 millones de dólares en Ciudad de México, una de las mayores incautaciones de efectivo ocurridas en la historia de Latinoamérica.
©Univision.com y Agencias
Comentarios