Tratante de blancas en México

Univision.com y Agencias | Jan 11, 2007 | 1:17 PM

Políticos y empresarios implicados

CIUDAD DE MÉXICO – Un diario mexicano denunció que el argentino Raúl Luis Martins Coggiola, un supuesto ex colaborador de la dictadura argentina, controla una red de prostitución en Cancún y Playa del Carmen, importantes destinos turísticos mexicanos.
Una investigación realizada por el grupo Reforma señala que a través de declaraciones del ex abogado de Martins, Claudio Lifschitz, tomadas desde Buenos Aires, se vinculó al primero con una red de servicios sexuales a empresarios, políticos y narcotraficantes en el Caribe mexicano.
Aunque en meses pasados el caso ha aparecido en la prensa local centrado en la supuesta protección que el argentino recibió del ex gobernador del estado de Quintana Roo, Joaquín Hendricks, el periódico afirma que el actual gobernador, Félix González, sigue protegiendo a Martins.
El argentino, según las fuentes del diario mexicano, ofrece a por lo menos 150 mujeres en los centros nocturnos The One, en Cancún, y Maxims, en Playa del Carmen, éste último clausurado desde fines de diciembre, donde ejercen funciones de prostitución.
Reforma informa también, citando al ex abogado, de que Martins espió durante 13 años a disidentes de la dictadura argentina desde la Secretaría de Inteligencia del Estado (Side).
El rotativo detalla que a México llegó en 2002 huyendo de la justicia de su país, donde controlaba varias redes de prostitución en Buenos Aires.
Añade que Martins tiene sus permisos migratorios vencidos y que mantiene una relación cercana con el delegado de la Procuraduría General de la República (PGR) en Cancún, Pedro Ramírez, y con el empresario Isaac Hamui.
Este último es propietario del muelle de cruceros de Mahauhal y dueño del Centro de Convenciones de Cancún.
El ex abogado de Martins, Claudio Lifschitz, ha señalado también que si la justicia mexicana garantiza su seguridad podría venir a este país a ratificar sus afirmaciones y que de hecho, son narcotraficantes los clientes de estos centros nocturnos.
El año pasado la periodista mexicana Lydia Cacho denunció que en Cancún funcionaba también una red de pederastia a la que vinculó al empresario mexicano de origen libanés Kamel Nacif, quien fue extraditado a México desde EU y permanece encarcelado.
En este caso estarían implicados también prominentes políticos y empresarios.
©Univision.com y Agencias
Commentarios