El "don Juan" moderno

EFE | Nov 22, 2006 | 6:12 PM

La era del consumo

CIUDAD DE MÉXICO - La escritora mexicana Rosa Beltrán explora el mito de Don Juan y si un personaje así encajaría en la época postmoderna en su más reciente novela, Alta infidelidad, que presenta estos días en la capital mexicana.
En entrevista, Beltrán (Ciudad de México, 1960) dijo que del proyecto le interesó sobre todo explorar cómo son las relaciones de pareja actuales y si es posible que un Don Juan pueda sobrevivir y adaptarse a mujeres con una vida profesional activa y exitosa.
La también licenciada en Letras Hispánicas por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) mencionó que en nuestro tiempo las relaciones de pareja están muy marcadas por el consumo.
"Nuestra felicidad está basada en la acumulación, por lo menos en la fantasía de que la suma es la que nos va a traer la autorrealización. Por eso el personaje central de la novela, 'Julián', se ve orillado a vivir con cada una de ellas (las mujeres protagonistas) en una especie de infierno, de un 'harén occidental'", dijo Beltrán.
Como en los cuentos de hadas
Añadió que su novela, a diferencia de los cuentos de hadas en que al final todos vivieron felices para siempre, los protagonistas no pueden estar juntos, pero tampoco separados.
Indicó que esa imposibilidad de quedarse solos y sucumbir al "individualismo terrorífico" lleva a sus personajes a querer construir una pareja, pero al mismo tiempo se encuentran con zonas de imposibilidad, que es lo que caracteriza las relaciones de entre ellas.
La autora considera que los celos, una pasión que lo abarca todo, fueron el detonante para escribir esta nueva historia editada por Alfaguara.
Celos y creación artística
Sin embargo, Beltrán ha tratado de no presentar esos celos como una pasión terrorífica que experimenta el ser humano desde niño, por lo que trató de escribir sobre los aspectos positivos que también derivan de ellos.
Para Beltrán la pasión negativa ligada a los celos se vincula en parte con la creación artística, como le ocurría al narrador ruso Leon Tolstoi cuando recela de su esposa Sofía y se inspira para escribir Ana Karenina.
Cuando carecía de esos sentimientos, Tolstoi se alejaba de la escritura, recordó Beltrán.
Exitosa escritora
La también autora de La corte de los ilusos (1995) dijo que su última novela, en suma, fue "una representación de lo que son las relaciones humanas y del amor-pasión en esta época"
Beltrán es autora de otras novelas, como La corte de los ilusos (Premio Planeta, 1995) y El paraíso que fuimos (2002), así como de los volúmenes de cuentos Optimistas (2006), Amores que matan (1996, reeditados en 2005) y La espera (1986).
Su libro de ensayos América sin americanismos (1997) le valió el Florence Fishbaum Award, y en 1994 recibió un reconocimiento de la American Association of University Women por sus ensayos sobre escritoras del siglo XX.
©EFE
Commentarios