Presidente dominicano defiende derecho de su país a repatriar haitianos

AFP | May 03, 2011 | 7:03 PM

'Soberanía nacional'

RIO DE JANEIRO - El presidente de República Dominicana, Leonel Fernández, defendió por razones de "soberanía nacional" la repatriación de haitianos que cruzan la frontera hacia su país huyendo de la pobreza y la miseria, en entrevista con la AFP en Rio de Janeiro.
El mandatario dominicano estuvo la semana pasada en esta ciudad para participar en un foro económico.
"Todos los días dominicanos son repatriados de Puerto Rico y de Estados Unidos (...). Es un fenómeno que ocurre en escala planetaria (...). La migración masiva ilegal es insostenible para cualquier país", señaló Fernández, quien recordó la construcción de un muro en la frontera mexicano-estadounidense.
"La repatriación es un tema que se lleva a cabo todos los días en distintas partes del mundo (...). República Dominicana está en la obligación de llevarlo a cabo en ejercicio de atributos de soberanía nacional como ocurre en todas partes", concluyó.
"Por más generosa que República Dominicana quisiera ser, no puede asumir la situación de la pobreza en Haití, porque lo que sería es que República Dominicana cayese en la misma situación", argumentó.
En tensión permanente
La inmigración haitiana hacia República Dominicana es un tema de tensión permanente entre ambos países.
A mediados de abril las autoridades dominicanas repatriaron a unos 360 haitianos indocumentados como parte de un operativo en la principal ciudad del norte del país.
La televisión local mostró decenas de haitianos trasladados por inspectores y militares hasta autobuses en los que fueron devueltos a su país, con el que Dominicana comparte la isla La Hispaniola y una frontera de 376 km.
Las autoridades dominicanas han señalado que los operativos contra inmigrantes ilegales serán "continuos", al tiempo que vecinos de zonas cercanas a la frontera piden al gobierno que reduzca el número de extranjeros en esas áreas.
Haití es el país más pobre de las Américas, y uno de los más pobres del mundo. Devastado por un terremoto en enero de 2010, la situación de miseria reinante se extendió y la ayuda internacional llega lentamente.
El presidente electo de Haití, Michel Martelly, dijo recientemente que "la reconstrucción de Haití es de una lentitud desesperante".
©AFP
Commentarios