Muerte de Bin Laden desata alerta mundial

Univision.com y Agencias | May 02, 2011 | 9:47 PM

'Al Qaeda no ha muerto'

WASHINGTON, DC - Los terroristas intentarán "casi con seguridad" vengar a Osama Bin Laden, el líder de Al Qaeda asesinado el domingo en una operación estadounidense en Pakistán, advirtió el director de la agencia de inteligencia estadounidense CIA, Leon Panetta.
Y es que la desaparición física del líder de Al Qaeda, responsable de los atentados del 9/11, ha sido recibida con euforia en Occidente, pero también con cautela ante el temor de que una campaña de atentados como venganza.
De ahí que Panetta insistiera: "Aunque Bin Laden está muerto, Al Qaeda no lo está. Los terroristas casi con total seguridad intentarán vengarle, y debemos estar mantenernos vigilantes y decididos, y lo haremos en nuestra lucha contra el terrorismo".
La posibilidad de venganza ha desatado la alerta mundial y ha llevado a los Gobiernos de Estados Unidos y de Europa a reforzar la seguridad tanto de sus embajadas como de sus tropas en el extranjero y a pedir a sus ciudadanos, especialmente a los que se encuentran en el exterior, que extremen la prudencia. "La guerra contra Al Qaeda y su sindicato del terror no ha terminado", ha secundado la jefa de la diplomacia estadounidense, Hillary Clinton.
Primeras amenazas
De hecho, un alto ideólogo de Al Qaeda prometió el lunes venganza por la muerte de Osama bin Laden a manos de efectivos estadounidenses, la primera confirmación yihadista de la muerte del líder rebelde.
El prominente comentaristas, quien se hace llamar "Assad al-Jihad2", publicó en cibersitios extremistas un largo elogio para bin Laden y prometió "vengar el asesinato del jeque del islam".
También anunció que cualquiera que piense que la yihad ha terminado sólo tiene que "esperar un poco".
"La batalla entre nosotros y la tiranía internacional es larga y no se detendrá por el martirio de nuestro querido león del islam", dijo al-Jihad2, cuyo sobrenombre significa león de la yihad. "¿Cuántos mártires han nacido hoy?"
Cibersitios extremistas con vínculos con Al Qaeda publican por lo general largas entrevistas con al-Jihad2 sobre los protocolos para efectuar la llamada guerra santa. También suele responder preguntas sobre doctrina.
Ramificaciones de Al Qaeda
Los ataques de venganza podrían provenir de las vigorosas ramificaciones de Al Qaeda existentes en las zonas tribales de Pakistán, el sur de Argelia y, sobre todo Yemen, que alberga una de las ramas más activas anti-Estados Unidos.
El grupo de Yemen envió a un atacante suicida en un avión a Estados Unidos en la Navidad de 2009 y casi detonó explosivos a bordo de dos aviones de carga norteamericanos en el último trimestre del año pasado. Estas operaciones se realizaron sin ningún tipo de participación directa de bin Laden.
Aunque la mayoría de los analistas cree que bin Laden desde hace mucho tiempo entregó a sus lugartenientes el control de las operaciones diarias de la red extremista, él seguía siendo una figura inspiradora y carismática para los yihadistas de todo el mundo.
"El peso del jeque Osama es igual al de todo Estados Unidos", dijo al-Jihad2 en su elogio.
"¿Qué país logró atacar al Pentágono? ¿Qué países lograron enviar al país más poderoso del mundo a la decadencia? Quien hizo eso es una nación llamada Osama bin Laden", añadió.
Obama vio operativo en vivo
La operación en la que Bin Laden fue abatido en Abbotabad, 60 kilómetros al norte de Islamabad, estuvo supervisada en tiempo real por Panetta y otros altos cargos de los servicios de Inteligencia desde una sala de conferencias en la sede de la CIA, en Langley, Virginia.
"Cuando se supo que la operación había sido un éxito, los responsables de la CIA en la sala de conferencia rompieron en un prolongado aplauso", ha precisado el responsable.
El asesor en la lucha contra el terrorismo de la Casa Blanca, John Brennan, dijo horas antes que el presidente de Estados Unidos monitoreó paso a paso el operativo y expresó alivio al verlo finalizado sin lamentar ninguna muerte de efectivos estadounidenses.
En marzo, Obama conoció de primera mano la situación de la investigación. Ese mes, tuvo su primera reunión de las cinco que mantuvo en seis semanas en la Casa Blanca para conocer todos los detalles de la operación contra Osama Bin Laden.
Finalmente, el presidente estadounidense dio la orden de atacar el pasado viernes, 29 de abril. Washington no compartió los datos de inteligencia sobre el paradero de Bin Laden con ningún otro país, ni siquiera con Pakistán, que supo de la operación una vez que esta ya había terminado.
La Casa Blanca ha informado de que aún no han decidido si publicará las fotos de la operación, aunque sí ofrecerá las pruebas de ADN que ha permitido confirmar que el cuerpo lanzado al mar era el de Osama bin Laden.
Seals acabaron con Osama
La operación que acabó con la vida de Osama bin Laden estuvo a cargo de las Seals, fuerzas especiales de la marina estadounidense formadas por hombres de élite entrenados y habituados a este tipo de misiones desde el inicio de las guerras en Afganistán y en Irak.
Apenas duró 40 minutos desde la llegada de los efectivos estadounidenses a la residencia de Bin Laden hasta su partida.
Según un responsable estadounidense, las Seals, un acrónimo de Sea, Air y Land (Mar, Aire y Tierra) que también significa "foca", son el grupo de asalto en una operación que implicó a varias fuerzas.
La misión implicó a pilotos de helicópteros del ejército de tierra y de miembros del ejército del aire, según Dick Hoffman, un experto que pasó 20 años en esa unidad. Según él, se trata de una clásica misión de "asesinato-captura".
Tras el lanzamiento de la "guerra contra el terrorismo" del ex presidente estadounidense George W. Bush, estas operaciones se convirtieron en la actividad "dominante" de las Seals, explica en una entrevista con la AFP.
El plan es meterse en el objetivo para sacar información, salvo si la persona está armada y representa una amenaza para el equipo de intervención. En ese caso, "los tipos le meten unas balas en la frente", detalla Hoffman.
Especializadas históricamente en misiones de reconocimiento y asaltos desde el mar o contra barcos, las Seals constituyen, junto a sus colegas de la Delta Force (ejército del aire) y los Boinas Verdes (ejército de tierra), la punta de lanza de la gigantesca cadena de los servicios de inteligencia estadounidense.
"Los efectivos llevan a cabo estas operaciones en Irak y en Afganistán desde hace nueve años. Su experiencia la adquieren en el mundo real, esto los prepara", explica Hoffman.

Cazado 10 años después

La muerte del padre del terrorismo islamista internacional llega casi 10 años después de los atentados de Nueva York. Eliminar a Osama bin Laden se había convertido en una obsesión para Estados Unidos y había sido objeto de numerosas operaciones internacionales.
Se especuló en diversas ocasiones con su muerte y se ofrecieron millonarias recompensas por cualquier pista sobre su paradero, pero Bin Laden seguía ahí, presente en las pesadillas de Washington.
Para el orgullo de Estados unidos resultaba una herida demasiado profunda desconocer el paradero de un tipo alto y desgarbado de 54 años, normalmente retratado sosteniendo un Kaláshnikov con su brazo izquierdo. Casi un anciano que se apoyaba en un bastón, dormía en el suelo de una gruta y se alimentaba de verduras, yogur, sopa y pan afgano.
Aunque hiciera tres años que no aparecía en público, Bin Laden seguía siendo un símbolo. El hombre que había logrado lo que una década atrás parecía una quimera: internacionalizar la yihad y extender el terror mediante alianzas con grupos asociados en todo el mundo. Decenas de células locales, inspiradas en el discurso de Bin Laden, atormentan a los jefes de inteligencia de varios continentes.
Reacciones de precacución
Gran Bretaña, golpeada en 2005 por atentados sangrientos vinculados a Al Qaida, estimó que el anuncio de la muerte de Bin Laden constituye un "gran alivio para los pueblos en el mundo", pero advirtió que esta muerte "por supuesto, no significa el final de la amenaza del terrorismo extremista a la que nos enfrentamos".
Interpol, organización de cooperación policial internacional, advirtió este lunes de la posibilidad de "un riesgo terrorista más alto", tras la liquidación de Bin Laden.
Francia saludó por su parte "la tenacidad de Estados Unidos", mientras que Alemania consideró los hechos como "una victoria de las fuerzas de paz" e Italia como "un gran resultado en la lucha contra el mal". Para la Unión Europea, la muerte de Bin Laden hace que el mundo sea "más seguro".
Rusia saludó este "éxito importante" de Estados Unidos, al igual que Turquía, un país laico de mayoría musulmana.
Israel aplaudió "esta victoria de la justicia, de la libertad y de los valores comunes de los países democráticos", pero advirtió que Al Qaida hará "un máximo de esfuerzos para cometer un atentado espectacular".
Bush, muy complacido
El expresidente de Estados Unidos George W. Bush declaró pocos minutos después de la noticia que la muerte de Osama Bin Laden es una "victoria para Estados Unidos".
Bush, bajo cuya presidencia se produjeron los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 y que en sus memorias declaró que uno de sus mayores pesares ha sido el de no lograr capturar a Bin Laden, "vivo o muerto", emitió a través de su página en Facebook, nada más conocerse la noticia, un comunicado en el que dijo que el presidente Barack Obama le informó de la operación.
"Esta noche (el domingo), el presidente Obama me llamó para informarme de que las fuerzas estadounidenses mataron a Osama Bin Laden, el líder de Al Qaeda que atacó Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001", dijo Bush.
Bill Clinton también reaccionó enseguida a la noticia. El expresidente de Estados Unidos ha asegurado que la muerte de Bin Laden es un momento "profundamente importante" para las personas de todo el mundo que buscan un "futuro común de paz y libertad".
David Cameron, el primer ministro británico, ha asegurado que se trata de "un gran alivio para el mundo". "Bin Laden es responsable de las peores atrocidades terroristas que ha visto el mundo, muchos de los cuales han costado la vida a miles de personas, muchas de ellas británicas", ha opinado Cameron.
En la misma línea, el primer ministro israelí, Benjamin Netahyahu, ha declarado que la muerte de Bin Laden es "un triunfo atronador para las naciones democráticas que combaten el terrorismo". El Gobierno español ha felicitado a Washington por el éxito de la operación antiterrorista.
Obama en la Zona Cero El presidente Barack Obama visitará el jueves la Zona Cero de Nueva York tras la operación estadounidense que eliminó en Pakistán a Osama bin Laden, cerebro de los atentados del 11 de septiembre de 2001, dijo un funcionario de la Casa Blanca. La fuente dijo bajo anonimato que Obama prevé encontrarse con las familias de las víctimas de los ataques de Al Qaida, que dejaron unos 3.000 muertos. Obama irá a la Zona Cero, en el sur de Manhattan, donde se encontraban las Torres Gemelas destruidas en los ataques de pilotos suicidas.
©Univision.com y Agencias
Comentarios