Unos 7 mil ex braceros esperan pago

EFE | Dec 02, 2008 | 5:15 PM

Caos

MONTERREY, México -  Unos 7 mil ancianos que trabajaron como braceros en Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial aguardan en la ciudad mexicana de Monterrey a la intemperie desde hace casi dos días el pago de un fondo que acumularon con su trabajo y que fue malversado desde esa época.
Fuentes del gobierno del norteño estado mexicano de Nuevo León, al que pertenece Monterrey, explicaron que los miles de ancianos campesinos, de entre 60 y 80 años, permanecen desde ayer en largas filas en espera de que los inscriban en el listado para poder recibir unos $2,900.
"Las computadoras para registrarlos han fallado", dijo la secretaria de Gobernación de Nuevo León, Edi Osiel Espinosa.
La funcionaria explicó que no ha podido comenzar el registro de los ex braceros debido a que se cayó el sistema de cómputo de la Secretaría de Gobernación.
En 1942 los gobiernos de México y Estados Unidos firmaron el Programa Bracero para que cerca de cinco millones de campesinos mexicanos sustituyeran la mano de obra estadounidense que se emigró a la guerra en Europa y Asia.
Este programa incluyó la creación de un "fondo de ahorro" que les retuvo un diez por ciento del salario a los trabajadores mexicanos que trabajaron en los campos de ese país.
La cifra retenida se depositó en el Banco Nacional de Crédito Agrícola de México para que se entregara a los jornaleros a su regreso al país, pero eso nunca ocurrió y hasta la fecha no se sabe el destino que tuvieron los recursos del fondo.
$280 millones
En 2005 el Congreso mexicano aprobó la creación de un fideicomiso por unos 27 millones de dólares para pagar una compensación por el fondo perdido a los antiguos braceros, sus esposas o sus hijos en caso de que hubiese fallecido el trabajador agrícola.
En una primera etapa se registraron alrededor de 42 mil trabajadores agrícolas, de los cuales casi la mitad ya recibió un pago por unos $2,900, y recientemente se acordó ampliar el periodo de registro.
En la segunda etapa, que debía comenzar este martes y se mantendrá hasta los primeros meses del próximo año, el Gobierno mexicano destinará cerca de unos $280 millones para respaldar a los ex jornaleros, a sus esposas o sus hijos, que acrediten que trabajaron en Estados Unidos como braceros.
Se prevé que en esta segunda etapa se pueda registrar a más 250 mil ex braceros en todo el país.
©EFE
Commentarios