Obama y la muerte de Bin Laden: 'El mundo está más seguro'

Univision.com y Agencias | May 02, 2011 | 2:18 PM

'Es un lugar mejor'

WASHINGTON, DC - La muerte de Osama Bin Laden ha convertido al mundo en un lugar 'más seguro', dijo el presidente Barack Obama. Y añadió que es un 'lugar mejor.
Al hablar en la Casa Blanca, Obama dijo que la muerte de bin Laden demuestra que Estados Unidos se mantuvo fiel a su compromiso de que se haría justicia contra bin Laden, el rostro del terrorismo global y arquitecto de los atentados del 11 de septiembre de 2001.
Obama también elogió a la gente que se reunió espontáneamente frente a la Casa Blanca y en New York para celebrar la muerte de bin Laden. Dijo que esos gestos encarnan el verdadero espíritu y el patriotismo de Estados Unidos.
Bin Laden fue asesinado el lunes en un tiroteo por parte de la élite de las fuerzas estadounidenses, y depositado rápidamente en el mar en un final impresionante tras una década de eludir a las fuerzas norteamericanas.
Por mucho tiempo se creyó que bin Laden se escondía en cuevas, pero fue localizado en un escondite costoso y a la medida, no lejos de una academia militar paquistaní.
Un equipo de élite de las fuerzas estadounidenses mató a bin Laden durante una redada en un complejo en Pakistán, donde el escurridizo líder extremista se había estado escondiendo.
Obama habló durante una ceremonia en la Casa Blanca para otorgar a título póstumo la Medalla de Honor a dos veteranos de la Guerra de Corea.
La operación militar tomó apenas unos minutos y ningún militar estadounidense salió herido en el ataque.
Helicópteros estadounidenses transportaron tropas de élite hasta el complejo identificado por la CIA como el escondite de bin Laden, de donde salieron en menos de 40 minutos. Bin Laden recibió un disparo en la cabeza, dijeron las autoridades, después que él y sus guardaespaldas resistieron el asalto.
Tres hombres adultos también murieron en la incursión, entre ellos uno de los hijos de bin Laden cuyo nombre no fue provisto por los funcionarios.
Uno de los hijos de bin Laden, Hamza, es miembro de alto rango de al-Qaida. Las fuerzas estadounidenses agregó que una mujer murió en el ataque cuando fue usada como escudo humano por uno de los milicianos, y otras dos mujeres resultaron heridas.
El funcionario del gobierno estadounidense que reveló que el cuerpo de bin Laden fue depositado en el mar alegó que habría sido difícil encontrar un país dispuesto a aceptar los restos. El presidente Obama dijo que los restos fueron manipulados de acuerdo con la costumbre islámica, que exige una sepultura rápida.
"Oí un ruido atronador, seguido por fuertes disparos. Luego los disparos se detuvieron de repente. Luego más ruido atronador y entonces una gran explosión", dijo Mohammad Haroon Rashid, un residente de Abbottabad, Pakistán, donde llegaron los helicópteros y luego partieron.
Bin Laden estaba oculto en una casa de dos pisos a 90 metros (cerca de 100 yardas) de la academia militar paquistaní cuando cuatro helicópteros con elementos de las fuerzas antiterroristas estadounidenses llegaron en las primeras horas del lunes y lo mataron.
Los cuatro helicópteros lanzaron el ataque en el poblado de Abbottabad, aproximadamente a 100 kilómetros (62 millas) al norte de Islamabad, dijo un agente de la inteligencia paquistaní. El poblado es mejor conocido como cuartel para el ejército paquistaní.
Abbottabad es sede de al menos un regimiento del ejército paquistaní, cuenta con una gran cantidad de edificios militares y es hogar de miles de personas que forman parte del ejército.
Los pocos minutos de fuego en Abbottabad ocurrieron luego de años en los que funcionarios de Estados Unidos recaudaron todas las pistas que finalmente condujeron a bin Laden, de acuerdo a un relato proporcionada por altos funcionarios del gobierno que hablaron bajo condición del anonimato debido a lo delicado de la operación.
Con base en las declaraciones dadas por los detenidos desde los atentados del 11 de septiembre, agregaron, los funcionarios de inteligencia sabían desde hace mucho tiempo que bin Laden confiaba particularmente de un mensajero de Al Qaida. Creían que él podría haber estar viviendo con él en la clandestinidad.
Hace cuatro años, Estados Unidos supo la identidad del hombre, y hace dos años identificaron las zonas de Pakistán donde operaba. Apenas en agosto fue descubierta la residencia del hombre, dijeron las autoridades.
"El análisis de la información de espionaje llegó a la conclusión de que este complejo fue construido en 2005 para ocultar a alguien de importancia", con paredes altas de hasta cinco metros y medio (18 pies) y rematadas por alambre de púas, de acuerdo con un funcionario.
A pesar de que se estimaba que el complejo costó alrededor de un millón de dólares y que contaba con dos puertas de seguridad, no tenía teléfono ni internet que llegara hasta la zona de vivienda.
A mediados de febrero, la información recopilada de varias fuentes era lo suficientemente clara y Obama decidió "seguir un curso agresivo de acción", dijo un alto funcionario del gobierno.
Durante los siguientes dos meses y medio, el presidente encabezó cinco reuniones del Consejo de Seguridad Nacional enfocadas exclusivamente en si Bin Laden estaba en ese complejo y, en caso afirmativo, cómo detenerlo, dijo el funcionario.
Obama tomó la decisión de lanzar la operación el viernes, poco antes de viajar a Alabama para inspeccionar los daños de varios tornados, y los ayudantes se pusieron a trabajar en los detalles.
La muerte de bin Laden ocurre apenas unos meses antes del décimo aniversario de los atentados del 11 de septiembre en el Centro de Comercio Mundial y al Pentágono, donde murieron más de 3,000 personas.
Los atentados desataron una serie de acontecimientos que llevaron a Estados Unidos a las guerras de Afganistán y luego Irak.
El Departamento de Estado puso en alerta a las embajadas de Estados Unidos y advirtió a sus ciudadanos en el extranjero sobre posibles ataques por represalias de al-Qaeda y sus afiliados en todo el mundo, luego de la muerte del líder del grupo Osama bin Laden a manos de las fuerzas de Estados Unidos en Pakistán.
En una alerta mundial -emitida poco después de que el presidente Obama anunciara el domingo por la noche la muerte de bin Laden en un operativo militar- el Departamento de Estado dijo que hay un "elevado potencial de violencia anti estadounidense dadas las recientes actividades contraterroristas en Pakistán".
Indicó que los ciudadanos de Estados Unidos que viven en el extranjero, particularmente en áreas en que se ha registrado violencia anti estadounidense con anterioridad, deben evitar salir de sus hogares y reunirse en grupos numerosos.
©Univision.com y Agencias
Comentarios