Once muertos en Colombia

EFE | May 23, 2006 | 3:03 PM

Investigaban zona conflictiva

BOGOTÁ, Colombia - Autoridades colombianas iniciaron una investigación sobre la muerte ayer de 10 policías y un civil en un enfrentamiento "por error" con una patrulla del Ejército en una zona rural del municipio de Jamundí, al suroeste del país.
El enfrentamiento se produjo entre tropas del batallón de alta montaña de la III Brigada y un grupo de policías, que comandaba el mayor Elkin Molina, quien murió, que realizaban una operación antinarcóticos encubierta en la aldea Potrerito.
Los agentes y el civil, un informante conocido por el alias de "pan dulce", murieron de manera "contundente", según el director de la Policía, general José Daniel Castro, quien agregó que sus cadáveres fueron llevados a la sede de medicina forense en Cali.
Diez fiscales iniciaron de inmediato las primeras indagaciones en el escenario de las muertes y la Procuraduría (Ministerio Público) emprendió la investigación disciplinaria de 17 militares involucrados en el múltiple homicidio.
Este es el caso más grave de muertes por "fuego amigo" que se produce en Colombia, tras el de Guaitarilla, en el departamento de Nariño (extremo suroeste), en donde siete policías y cuatro civiles murieron también a manos del Ejército el 19 de marzo de 2004.
Los 10 policías formaban parte de un grupo elite de la Dirección de Investigaciones Judiciales de la Policía (Dijin), cuyo director, el general Oscar Naranjo, afirmó que tenían un historial que incluía la captura de muchos delincuentes y extraditables y el decomiso de cientos de kilos de cocaína en el departamento del Valle del Cauca.
Según el director de la Policía, general José Daniel Castro, "las circunstancias de tiempo, modo y lugar" de los hechos y las muertes se esclarecerán por la investigación y que será "la justicia quien determine qué pudo haber sucedido".
El oficial explicó que todos sus hombres van identificados con chaquetas y gorras con "identificación plena" de que se trata de policías de la Dijin.
Por su parte, Naranjo precisó que la operación que llevaba a cabo la unidad fue autorizada por la dirección de la Dijin, tras datos suministrados por un informante, según los cuales "en un área cercana al casco urbano de Jamundí, en Potrerito, había un predio en donde habría un cargamento de drogas".

Muy grave el enfrentamiento por error: Uribe

Los dos altos mandos de la fuerza pública recordaron que en esa zona, como en el resto el territorio colombiano, hay un gran despliegue de tropa y de Policía por la proximidad de los comicios presidenciales, que se celebran el domingo.
En esa misma área opera el frente 30 de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el comando urbano "Manuel Cepeda Vargas", de esta misma organización, así como el frente "Luis Carlos Cárdenas", del también izquierdista Ejército de Liberación Nacional (ELN).
En entrevista el presidente colombiano, Alvaro Uribe, consideró como "muy grave" el enfrentamiento por "error" entre dos patrullas, una de la Policía y otra del Ejército, en el que murieron once personas, en el suroeste del país.
"Grave, muy grave", dijo Uribe a periodistas al ser informado lo ocurrido y añadió que "proceda rápidamente" la comisión de alto nivel anunciada por el ministro de Defensa, Camilo Ospina, para dilucidar los hechos y que estará encabezada por los generales Mario Montoya y Jorge Daniel Castro, comandantes del Ejército y de la Policía.
Uribe señaló que no quiere que se repita en esta ocasión "un segundo Guaitarilla", en alusión a la matanza de siete agentes policiales antisecuestro y cuatro civiles que les acompañaban, a manos de tropas del Ejército el 19 de marzo de 2004.
Inicialmente el caso fue presentado como de "bajas por fuego amigo" y se afirmó que los hombres de la policía realizaban un operativo contra una banda de extorsionistas cuando fueron atacados por el Ejército y luego se dijo que los agentes realizaban una operación antidrogas.
En los últimos años se han registrado varios episodios de "fuego amigo" entre instituciones armadas colombianas con un elevado saldo de víctimas mortales y heridos.
©EFE
Commentarios