Se salva mexicano de la pena de muerte

Univision.com y Agencias | May 14, 2004 | 12:35 PM

Triunfó la petición de clemencia

Tras escuchar las peticiones de clemencias por parte de las autoridades mexicanas y grupos que abogan contra la pena capital, el gobernador de Oklahoma, Brad Henry, decidió el jueves conmutar la condena a muerte del mexicano Osvaldo Torres Aguilera. Ahora, en vez de morir ejecutado, el convicto de homicidio de 28 años pasará el resto de sus días en prisión.
Horas antes del anuncio de Henry, la Corte Criminal de Apelaciones de Oklahoma había aplazado por 30 días la fecha de ejecución del mexicano, Torres Aguilera, que estaba pautada para el próximo martes, 18 de mayo.
El indulto concedido a Torres Aguilera de inmediato produjo expresiones de júbilo de su familia y del Gobierno de México, que insisten en la inocencia del reo.
Torres Aguilera fue condenado en 1996 por el asesinato de María Yáñez y Francisco Morales la madrugada del 12 de julio de 1993 en Oklahoma City. El joven tenía 19 años de edad cuando fue detenido y las autoridades de Oklahoma no le informaron sobre su derecho de poder comunicarse con el consulado de su país.
Henry conmutó el castigo de muerte del joven mexicano por cadena perpetua, después de recibir un llamado Departamento de Estado, según dijo el mismo gobernador el jueves.
En México, las autoridades confían que la decisión de Henry influirá en otros 50 casos de mexicanos condenados a muerte en Estados Unidos sobre los que la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) se pronunció en marzo a favor de que sean revisados.
"Las decisiones adoptadas el día de hoy [jueves] por el Estado de Oklahoma, son una clara muestra de la disposición de sus autoridades por otorgar la debida consideración al fallo" de la Corte de Justicia Internacional (CIJ), dijo la cancillería mexicana en un comunicado.
Al conocer la medida del gobernador, los familiares de Torres Aguilera, originario del estado mexicano de Nuevo León, expresaron su alegría, pero aseguraron que insistirán en que se revise el juicio, ya que consideran inocente al joven.
"Nos dio mucho gusto que se haya detenido la ejecución de Oslvaldo pero queremos insistir en que se debe revisar el caso", declaró la tía de Torres Aguilera, Apolonia González de Torres, residente en Monterrey, capital Nuevo León.
"No queremos la cadena perpetua que es como una condena a muerte, y no es justo porque hay pruebas que demuestran que no es un asesino", dijo González.
La pariente del reo explicó que la decisión del gobernador de Oklahoma es resultado de las presiones internacionales, de las organizaciones de derechos humanos, del Gobierno y del Senado de México, y de todos los medios de comunicación que "nos han dado mucho apoyo por lo que siempre le agradecemos a Dios y esperamos que continúen ayudando".

Noticias favorables para Torres

González aseguró que "hasta ahora, por fortuna, todas han sido noticias favorables y esperamos seguir con ellas".
Agregó que este ha sido un segundo triunfo después de que el viernes pasado la Junta de Amnistías y Libertad bajo Palabras aprobó por tres votos contra dos pedir clemencia para Torres Aguilera.
"Sabemos que el proceso es largo y seguiremos luchando para que se revise el caso, y su papá está muy contento por esta decisión del gobernador y está dispuesto a continuar exigiendo la apertura del caso", dijo la tía del mexicano convicto.
También opinó que la decisión del gobernador de Oklahoma "es una pauta que permitirá salvar la vida de los demás mexicanos condenados a muerte en ese país".
Por su parte, el Gobierno mexicano recibió con beneplácito la decisión del gobernador Henry, adoptada poco después de que un tribunal de apelación aplazara la ejecución del reo.
"Nos complace enormemente porque evita la ejecución de Osvaldo Torres", dijo el consejero jurídico de la cancillería mexicana, Arturo Dager Gómez, en rueda de prensa.
El funcionario destacó que ésta es una "muy buena señal" que permitirá atender con más fuerza los casos de los restantes 50 mexicanos que afrontan sentencias similares.
La Corte Internacional de Justicia ordenó recientemente a Estados Unidos revisar los casos de 51 mexicanos condenados a muerte en ese país porque no les informó de su derecho a tener contacto con las autoridades consulares cuando fueron detenidos.
Dager Gómez señaló que Torres Aguilera "no disparó un arma, no cometió homicidio en contra de persona alguna".
Sin embargo, explicó que "las leyes de Oklahoma establecen que puede ser sancionado hasta con pena de muerte quien también participe en el homicidio aunque no sea el autor material".
Torres Aguilera fue condenado por un crimen que según sus abogados presenció, ya que el supuesto autor de los disparos fue su acompañante, George Ochoa.
©Univision.com y Agencias
Commentarios