Más de 33 mil menores fueron repatriados de EU durante el 2008

EFE | Jan 02, 2009 | 6:05 PM

Unos viajaban solos

MEXICO - Las autoridades migratorias mexicanas atendieron en los diez primeros meses de 2008 a 33,162 menores inmigrantes repatriados desde Estados Unidos, informó la Secretaría de Gobernación (Segob).
Del total atendido por el Instituto Nacional de Migración (INM), 28,456 son mexicanos (3,104 de los cuales son menores de doce años) y 4,706 centroamericanos (1,780 guatemaltecos, 2,142 hondureños, 779 salvadoreños y 5 nicaragüenses), los cuales fueron trasladados a sus países de origen.
La mayoría de los centroamericanos (70.38 por ciento) viajaban solos, dato que no se encuentra disponible para el caso de los menores mexicanos.
Cuando un menor es repatriado solo es atendido en uno de los módulos dispuestos para tal efecto, donde se le provee de sus necesidades básicas, se revisa su situación jurídica y se localiza a su familia, o en su defecto, se le envía a un albergue.
México dispone de siete módulos de estas características a lo largo de la frontera norte, en las localidades de Tijuana, Mexicali, San Luis Río Colorado, Agua Prieta, Ciudad Juárez, Ojinaga y Monterrey.
Se espera que se instalen más módulos de atención de menores migrantes en los estados norteños de Tamaulipas y Coahuila, así como en las estaciones migratorias de Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Tabasco y en la frontera sur.
Estados Unidos acoge a cerca de 12 millones de mexicanos, de los que cerca de la mitad son indocumentados, según cifras oficiales.
Más del 90 por ciento de los mexicanos que viven fuera de su país lo hacen en Estados Unidos.
Por su parte, cada año se estima que 300,000 centroamericanos cruzan la frontera mexicana ilegalmente para dirigirse, en su mayoría, a Estados Unidos.
Este año, las autoridades migratorias mexicanas deportaron a 75,463 centroamericanos indocumentados entre lo meses de enero y noviembre, según datos oficiales.
Hasta este año, la pena por entrar ilegalmente a México era de dos años de cárcel, aunque la práctica habitual era retener a los indocumentados en estaciones migratorias y deportarlos de vuelta a sus países de origen.
La ley establece ahora sanciones económicas para las diversas violaciones de la política migratoria.
©EFE
Comentarios