Emperador del Japón visita zona de desastre

Univision.com y Agencias | Apr 27, 2011 | 10:14 AM

Continúa la búsqueda de cadáveres en alrededores de Fukushima

MINAMI-SANRIKU - El emperador Akihito y la emperatriz Michiko visitaron el miércoles la región nororiental del Japón devastada por un terremoto y maremoto el pasado 11 de marzo. La pareja real ofreció palabras de aliento a los residentes que perdieron sus viviendas y a sus seres queridos en el desastre.
La venerada pareja real visitó el gimnasio de una escuela donde unas 200 personas viven en el pueblo de Minami-Sanriku, 400 kilómetros (250 millas) al noreste de Tokio.
Mientras el emperador y la emperatriz ingresaban en un automóvil a la escuela el miércoles, veintenas de personas les saludaban con entusiasmo y les tomaban fotos al paso de su vehículo, algunos corriendo detrás para alcanzarlos.
Sobrevivientes emocionados
Noriko Oikawa se conmovió hasta las lágrimas mientras sostenía a su hija de un año de edad en sus brazos, y dijo: "El está tan ocupado pero se toma el tiempo de visitarnos".
El emperador y su esposa pasaron 30 minutos en el gimnasio, conversando con los refugiados sentados sobre montones de frazadas y colchones.
Asimismo recorrieron los lugares destruidos en el pueblo situado a orillas del mar, haciendo la venia en dirección de los escombros expresando su respeto por las víctimas.
Visita anterior
La semana pasada, los emperadores visitaron Kita-Ibaraki, un puerto que fue destruido por el maremoto, que ha dejado un balance de 27 mil muertos y desaparecidos, y se cree que los daños ascenderían a los $305 mil millones de dólares.
Casi siete semanas después del terremoto de magnitud 9,0 y un maremoto que devastaron el noreste del Japón, unas 130 mil personas siguen viviendo en unos 2,500 albergues.
Promesa de Tokio
El gobierno ha prometido construir 30 mil viviendas temporales para ellos a fines de mayo y otras 70 mil después de esa fecha.
Pero un voluntario Shin Kageyama, residente de Yokohama, que vino a Minami-Sanriku para ayudar, dijo que el gobierno parece más preocupado con el accidente nuclear en la prefectura de Fukushima y se ha despreocupado de las necesidades humanitarias en la región.
Mientras que el emperador ha traido esperanza y júbilo a los refugiados, "si el primer ministro viniese, nos dan deseos de golpearlo", destacó Kageyama.
Protesta de agricultores
Más de 200 agricultores afectados por la radiación que se filtra desde la averiada planta nuclear de Fukushima realizaron el martes una protesta frente a la sede de la empresa operadora, conocida por la sigla TEPCO.
Los 200 agricultores del noreste del Japón llevaban cintas verdes en el pelo, alzaban coles que decían no poder vender y portaban carteles con la leyenda "Detengan la energía nuclear" frente a la TEPCO, operadora de la planta averiada por el maremoto del 11 de marzo.
La filtración radiactiva liberada por la planta Fukushima Dai-ichi averiada por el maremoto del 11 de marzo ha sido detectada en la leche, el agua y en las verduras con hojas grandes, tales como la espinaca en los alrededores de la planta.
Bajaron las ventas
Katsuo Okazaki, un agricultor de 72 años que cultiva duraznos y manzanas manifestó que se le ha acabado la paciencia. Destacó: "la crisis nuclear está destruyendo totalmente nuestro negocio agrícola".
Las autoridades han prohibido la venta de leche de algunas poblaciones cercanas a la planta, además de espinaca, col, brócoli y otras verduras de hoja de toda la prefectura de Fukushima, en tanto que levantaron la mayoría de las restricciones en las prefecturas vecinas.
Pero aunque se levantan las restricciones y se declara a las verduras aptas para el consumo, los agricultores del noreste temen que pocos consumidores compren su mercadería.
A largo plazo
TEPCO dice que le tomará entre seis y nueve meses provocar el apagón en frío de la planta, un paso imprescindible para permitir el retorno de las aproximadamente 80.000 personas evacuadas de los 20 kilómetros a la redonda.
Los agricultores evacuados también temen por las 3.000 vacas, 130 mil cerdos y 680 mil pollos que debieron abandonar. Muchos han muerto o están débiles y moribundos.
TEPCO empezará a depositar en las próximas horas indemnizaciones de 1 millón de yenes ($12 mil) por hogar en las cuentas bancarias de las personas evacuadas, dijo el ministro de Comercio, Banri Kaieda.
Buscan cadáveres
Unos 25 mil soldados japoneses siguen registrando terrenos pantanosos con la ayuda de postes delgados y despejaban escombros, en un operativo masivo para buscar los restos de unas 12,000 personas desaparecidas en el terremoto y tsunami.
Se trata de la tercera operación militar de búsqueda desde el desastre del 11 de marzo, que destruyó edificios, arrasó con pueblos enteros y habría dejado 26 mil muertos a lo largo de la costa nororiental de Japón.
Al retirarse las aguas, las autoridades esperan que las cuadrillas, que también incluyen a policías, guardacostas y militares estadounidenses, hagan progresos significativos durante la operación de dos días. Para el lunes por la noche habían sido hallados 38 cadáveres.
Montañas de escombros
La búsqueda se concentraba en unos pantanos drenados en semanas recientes por miembros del 22° regimiento de infantería del ejército, valiéndose de bombas en cisternas especiales.
Varias decenas de soldados despejaban montañas de escombros con las manos frente a un vecindario situado en la playa y lleno de viviendas dañadas.
Cuatro personas del barrio siguen desaparecidas, dijo Sannojo Watanabe, de 67 años.
"Allí estaba mi casa", afirmó, señalando hacia unos cimientos al descubierto. Y mirando a su alrededor musitó: "No queda nada".
Rescate en números
Un total de 24,800 soldados, con el respaldo de 90 helicópteros y aviones, fueron enviados para peinar los escombros en busca de restos humanos sepultados, mientras que 50 embarcaciones y 100 buzos de la marina buscaban en las aguas sobre una extensión de 20 kilómetros (12 millas) del litoral a fin de hallar a aquellos que fueron barridos hacia el mar.
"Ha pasado más de un mes desde que ocurrió el catastrófico terremoto y el tsunami, pero aún hay mucha gente desaparecida", dijo el portavoz del Ministerio de Defensa, Norikazu Muratani.
Se ha confirmado que más de 14,300 personas han muerto y casi 11,900 siguen desaparecidas.
En el maremoto del Océano Indico en 2004, muchos cadáveres aparecieron en las playas indonesias varios meses después mientras la población retiraba escombros como parte de los trabajos de reconstrucción. Sin embargo, 37 mil de las 164 mil personas que murieron en Indonesia simplemente desaparecieron y se presume que sus restos fueron a parar al mar.
©Univision.com y Agencias
Commentarios