Inmigrantes "decepcionados por las falsas promesas" protestan contra Obama

Univision.com y Agencias | Apr 22, 2011 | 8:11 AM

Se complica el futuro inmediato para la reforma migratoria comprensiva

LOS ANGELES - Cientos de inmigrantes, mayoritariamente latinoamericanos, protestaron el jueves contra el presidente Barack Obama en su visita a Los Angeles, California, donde se declararon "decepcionados por las falsas promesas", mientras grupos pacifistas se preguntaban: "¿Dónde está el cambio?"
La gira ocurrió dos días después del encuentro entre Obama y un grupo multisectorial, donde el mandatario renovó una promesa inconclusa hecha durante la campaña 2008, cuando aseguró que iba a empujar la aprobación de una reforma migratoria en el primer año de su mandato.
"Sé que algunas personas se han frustrado porque no hemos conseguido todo lo que quisimos conseguir. Hubo momentos en los que yo también me frustré", reconoció Obama.
"Pero nuestro trabajo no ha terminado, recién estamos comenzando… tenemos que aprobar una reforma migratoria integral porque somos una nación de inmigrantes", añadió.
Descontento en aumento
Unos 200 manifestantes se congregaron en una de las puertas del estudio de cine Sony, en Culver City, al oeste Los Ángeles, para reprochar a Obama desde su ineficacia para solucionar el problema de la inmigración indocumentada y su falta de palabra por no reconocer el genocidio armenio de 1915 hasta la continuidad de los experimentos científicos con animales.
Antes de que Obama asistiera a una cena en Sony Pictures para recaudar fondos para su campaña 2012, estudiantes indocumentados exigieron la aprobación del Dream Act, dirigentes latinos pidieron un freno a "las deportaciones indiscriminadas de trabajadores" y decenas de pacifistas llamaron al fin de "todas las guerras que tiene Estados Unidos en el mundo".
Al unísono los activistas se declararon "decepcionados" con Obama y exigieron cumplir sus promesas ante la amenaza de que no le darán su voto en las próximas elecciones, para las que es candidato del partido demócrata.
“Nos apagó el radio”
La mayoría de los manifestantes eran inmigrantes hispanos que, mientras alzaban pancartas con el lema "El cambio requiere valentía", exigían al presidente "hacer valer su poder para parar de inmediato las deportaciones", dijo a la AFP, Tony Ortuño, un estudiante de ciencias políticas mexicano, de 20 años, que no tiene documentos porque sus padres lo trajeron a California cuando era un bebé.
"No es posible que el presidente Obama no haya podido hacer nada por sacar adelante el Dream Act", dijo en referencia a la propuesta de ley estancada en el Congreso que prevé la legalización de unos 850 mil estudiantes indocumentados que ingresaron a Estados Unidos siendo niños y terminaron la escuela secundaria con éxito.
"En 2008, cuando era candidato, el ahora presidente nos puso una canción bien bonita y nos pusimos a bailar, pero ya cuando estábamos bien entrados en el baile nos apagó el radio", comparó Jorge Mario Cabrera, director de comunicaciones de la Coalición de los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA), que convocó a la manifestación del jueves.
Cambio en duda
"¿Dónde está el cambio? (Queremos) dinero para vivir, no para la guerra, (queremos) dinero para el seguro de salud, no para la guerra", cantaba otra decena de pacifistas.
"Es difícil tener paciencia y quitarle (al mandatario) la responsabilidad y poder que sí tiene y podría usar para asegurarse de que la implementación de las leyes sea humana, se apliquen excepciones; pero (que) no quiere aplicar en favor de nuestra comunidad", dijo a The Associated Press Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes en Los Ángeles.
El ánimo de activistas pro-inmigrantes por la política migratoria del gobierno de Obama comenzó a menguar hace unos dos años, conforme el número de deportados fue creciendo y las probabilidades de una reforma del sector fueron desapareciendo.
Doble discurso
Juan José Gutiérrez, dirigente de la coalición en defensa de los derechos de los inmigrantes del sur de California, dijo a la AFP que ya no cree "el doble discurso del presidente Barack Obama".
"Como candidato (en 2008) nos prometió que si le dábamos su voto, en sus primeros 100 días de Gobierno presentaría un plan de inmigración y que antes de que terminara su primer año de Gobierno habría una reforma migratoria, cosa que no sucedió ni en 200 días ni en 300 días ni en todo un año ni en todo lo que va de este tercer año".
"¿Ahora quiere que otra vez hablarnos de reforma migratoria? Pues que nos demuestre algo antes de las próximas elecciones, porque nuestra comunidad ahora está decepcionada", dijo Gutiérrez, uno de los organizadores de las marchas migratorias que en la primavera de 2006 juntaron más de 500,000 personas en las calles de Los Ángeles.
"Recién estamos saliendo de la sorpresa de que esto nos está pasando con un demócrata y no sólo con un demócrata afroamericano, sino con un descendiente de esclavos, que sabe lo que es inhumano, que sabe lo que significa una separación familiar", comentó el activista.
La reforma migratoria
La reforma migratoria, una propuesta para legalizar a casi 11 millones de indocumentados que viven y trabajan en Estados Unidos -la mayoría latinoamericanos-, es la promesa comodín tanto para políticos republicanos como demócratas durante las campañas electorales, donde el voto hispano es crucial en varias zonas del país.
La comunidad hispana es la primera minoría en Estados Unidos, con 50,5 millones de personas. Solo en California, estado fronterizo con México, es de más de 33% de la población.
Aunque Obama repita que está comprometido con lograr una reforma, la deportación de 393.000 indocumentados en 2010 y de 387.790 en 2009, así como otras medidas migratorias aplicadas durante su gobierno le han valido críticas entre la comunidad hispana. Esta suma representa un aumento de más del 5% comparada con la que se registró durante la administración del ex presidente George W. Bush.
Entre las medidas que han generado rechazo por parte de la comunidad inmigrante se encuentran dos programas que permiten que las oficinas de los aguaciles de los condados y las policías de las ciudades firmen acuerdos con la oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) y permiten que verifiquen el estatus migratorio de las personas que capturan.
Voto condicionado
"Para que él consiga mi voto necesita parar las deportaciones", dijo Felipe Escobar, quien estudia ciencias políticas en la Universidad Estatal de California en Northridge y es miembro de la Red del Sueño en California, coalición de organizaciones que abogan por los derechos de estudiantes indocumentados.
El anuncio del martes hecho por la Casa Blanca, de que el presidente invertirá capital político para aprobar la reforma migratoria en 2011 que rechazado inmediatamente por los republicanos, quienes dijeron que cualquier proyecto que insinúe una amnistía o legalización para millones de indocumentados en Estados Unidos, morirá antes de nacer.
En total, el mandatario tenía planeado realizar tres actos de recaudación de fondos el jueves en Los Angeles. Los boletos costaron entre 100 y 35.800 dólares. Un día antes, Obama realizó una reunión comunitaria y una conversación virtual en la sede de Facebook, en Palo Alto, donde participó el fundador de la red social Mark Zuckerberg.
©Univision.com y Agencias
Commentarios