El discurso del presidente Felipe Calderón ante el Congreso de EU generó controversia

AFP | May 20, 2010 | 7:32 PM

Fuertes ovaciones

WASHINGTON - El discurso del presidente mexicano Felipe Calderón ante el pleno del Congreso estadounidense el jueves despertó cierta controversia y demostró la fuerte división política reinante entre demócratas y republicanos.Calderón fue recibido con fuertes aplausos por ambas formaciones en la sala de la Cámara de Representantes, donde tuvo lugar la sesión solemne.Hacía nueve años que un presidente mexicano no se dirigía al pleno del Congreso, y el liderazgo de Calderón a la hora de luchar contra el narcotráfico es reconocido de forma unánime por los legisladores.Pero cuando Calderón pidió al Congreso que reinstaure la prohibición de venta de las armas de asalto, que caducó en 2004, los demócratas volvieron a aplaudir, pero los republicanos se mantuvieron en silencio."Hoy en día existen más de 7,000 armerías a lo largo de la frontera con México donde prácticamente cualquier persona puede comprar estas poderosas armas", dijo Calderón."No creo que eso vaya a ser aprobado. Pero sí que apoyaría más medidas contra el tráfico ilegal (de armas hacia la frontera)", declaró luego a la prensa un senador republicano Jeff Sessions, de Alabama (sur).Las discrepancias"Creo que hay una diferencia entre el derecho de un ciudadano a tener acceso a una arma con licencia, y un arma de asalto que no es para defenderse, sino ofensiva", opinó en cambio el senador demócrata de origen cubano Robert Menendez (Nueva Jersey)."Tenemos que asegurarnos que las armas no cruzan la frontera, y tenemos que hacerlo juntos. Estoy con él (Calderón)", declaró por su parte el demócrata Eliot Engel (Nueva York), presidente del comité sobre América Latina de la Cámara de Representantes.El tema de migraciónCalderón despertó aún más controversia cuando criticó, una vez más, la Ley de Arizona que declara delito estatal la inmigración ilegal.Durante una reunión, Obama y Calderón refuraron la Ley de Arizona, el mandatario mexicano calificó la medida como discriminatoria.

Justifican SB 1070

"Él y el presidente Obama están equivocados. Hay partes de la frontera que están totalmente bajo control, pero otras no. Lo que tiene que hacer el presidente (Obama) es ir a Arizona y resolver esto. Y me sigue decepcionando que no pidan las cosas en el orden correcto", criticó Sessions."Es inapropiado para un jefe de Estado discutir nuestra leyes, especialmente cuando el Estado de Arizona actuó en el mejor interés de sus ciudadanos", reaccionó por su parte el senador republicano Orrin Hatch (Utah)."Me llenó de entusiasmo conocer los esfuerzos iniciados por el Presidente Calderón para controlar la migración de sus conciudadanos a los Estados Unidos. En este lado de la frontera, creo que el problema migratorio no será resuelto a nivel estatal, sino mediante medidas federales y de manera integral", reaccionó el jefe de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid (Nevada).Criticas a CalderónLas palabras de Calderón fueron comentadas por los legisladores republicanos en medios de comunicación conservadores."Creo que es inapropiado que venga a criticar nuestras leyes. Nosotros no hacemos eso cuando vamos a México", declaró el representante republicano por Texas Michael McCall."Dentro del ámbito de lo que un presidente extranjero puede decir en el Congreso de otro país creo que fue muy fuerte", reconoció Menendez.Pero Calderón también dijo que "está creando una economía de oportunidades para los mexicanos, y eso también fue muy fuerte", saludó el senador.
©AFP
Commentarios