Inmigrantes corren peligro en la mitad de los estados de México

Univision.com y Agencias | Apr 18, 2011 | 7:26 PM

71 municipios

MEXICO - La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) destacó que  la mitad de los estados de la República Mexicana representan un peligro para los inmigrantes indocumentados y exhortó al gobierno mexicano a realizar un mapa de riesgo para los inmigrantes.
En su Informe Especial sobre Casos de Secuestro de Migrantes en México, la CNDH señaló que en 71 municipios que tienen tramos carreteros  y ferroviarios, donde en algunas zonas se documentaron secuestros, maltratos, extorsiones, robos y ataques sexuales a migrantes. 
La mayoría de estos lugares se relaciona directamente con la ruta del tren que utilizan en su tránsito por México hacia Estados Unidos.
Los estados de riesgo
La zonas de riesgo que documentó la CNDH se ubican en Baja California, Chiapas, Coahuila, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Michoacán, Nuevo León, Oaxaca, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sonora, Tabasco, Tamaulipas y Veracruz.
Con testimonios de inmigrantes e información de las autoridades, la CNDH destacó las zonas peligrosas para el paso de los indocumentados.
Estados y municipios de riesgo para inmigrantes:
Baja California Norte: Tecate y Tijuana Chiapas: Palenque, Arriaga, Tapachula,Pijijiapan, Santo del Agua, Pichucalco, Juárez, Catazajá Coahuila: Saltillo, Piedras Negras y Acuña Estado de México: Cuautitlán Guanajuato: Celaya y Apaseo el Alto Guerrero: Cuajinicuilapa e Iguala Michoacán: Queréndaro, Cotija y Acuitzio Nuevo León: Monterrey, Anáhuca, Zuacua, Ciudad de Flores, Sabinas Hidalgo, Parás, Marín, DR. González, Cerralvo, Treviño, Cadereyta, Los Ramones, China y General Bravo Oaxaca: Chauites, Ixtepec, M. Romero, Tuxtepec y Zanatepec Querétaro: P. Escobedo, El Marqués y San Juan del Río Quintana Roo: Cancún San Luis Potosí: Bocas, municipio de San Luis Potosí Sonora: Santa Ana, Altar, Caborca y Saric Tabasco: Tenosique, Balacán, Macuspana, Teapa y Huimanguillo Tamaulipas: San Fernando, Nuevo Laredo, Reynosa, Río Bravo y Ciudad Victoria Veracruz: Las Choapas, Agua Dulce, J. Carranza. S. de Alemán, Acayucan, Coatzacoalcos, Cosamaloapan, Tierra Blanca, Córdoba, Orizaba, Río Blanco y Camarón de Tejeda
Llamado al gobierno mexicano
Tras presentar su Informe Especial sobre Casos de Secuestro de Migrantes la CNDH llamó a las autoridades mexicanas a garantizar el derecho a la seguridad pública de manera eficaz, en puntos de reunión y tránsito de migrantes mexicanos y extranjeros.
El organismo autónomo nacional exhortó a las autoridades a elaborar un mapa que señale las áreas y rutas que representan peligro para niños, mujeres y hombres que pretenden mejorar sus condiciones de vida trasladándose a otras zonas del país o a Estados Unidos.
Dicho mapa permitirá diseñar y aplicar estrategias que ayuden a prevenir el delito contra ese grupo en situación de vulnerabilidad así como, en su caso, perseguir y sancionar a quienes los cometan.
En su Informe Especial sobre Casos de Secuestro de Migrantes en México especificó los sitios en los que las personas corren riesgo de ser víctimas de la delincuencia, como ocurrió en el municipio de San Fernando, Tamaulipas.
Lo ocurrido en San Fernando tiene conmocionado a la comunidad mexicana ya que fueron localizadas varias narcofosas donde la policía ha localizado hasta el momento 145 cadáveres.
La fiscalía federal responsabilizó al grupo criminal de 'Los Zetas' de los másd e 100 cadáveres hallados en las narcofosas de San Fernando.
En el mismo lugar fueron localizados los cuerpos de 72 inmigrantes indocumentados en agosto del 2010, hechos que también fueron atribuidos a 'Los Zetas'.
Calderón condenó matanza
El presidente Felipe Calderón condenó la recién masacre en San Fernando Tamaulipas y exigió a su gabinete de seguridad una investigación exhaustiva de los hechos para dar con los responsables.
"Estos hechos reprobables subrayan la cobardía y la falta total de escrúpulos con la que se desenvuelven las organizaciones criminales, que generan la violencia en nuestro país", indicó.
El secretario de Gobernación (interior), Francisco Blake, dijo en una declaración de prensa que dispuso un despliegue militar y de agentes policiales en la zona de San Fernando para restablecer las condiciones de seguridad.
"El crimen organizado, en su desesperación, recurre a realizar singulares atrocidades que no podemos, ni debemos tolerar como sociedad y como gobierno", señaló.
Los gobiernos centroamericanos también reaccionaron a la matamnza en San Fernando y la cancillería Salvadoreña exigió a México informes sobre las investigaciones de las narcofosas halladas en Tamaulipas.
"Todo indica que hasta el momento no se reportan salvadoreños entre las víctimas", destacó la cancilleria en un comunicado.
La preocupación del gobierno salvadoreño se debe a que apenas a principio de abril denuncióla violación a los derechos humanos de 250 de sus connacionales en la frontera sur de México y la muerte e la menos 21 compatriotas.
La cancillería de Guatemala reaccionó tras el halazgo de las narcofosas e informó en un comunicado en su sitio de Internet que el guatemalteco fue identificado como Feliciano Tagual Ovalle, de 44 años y originario de Chimaltenango, lo cual fue confirmado el martes por autoridades mexicanas.
El gobierno mexicano se ha comprometido a reforzar la seguridad de los inmigrantes no importando el estatus migratorio.

Secuestro de inmigrantes

El riesgo que corren los inmigrantes indocumentados en México fue destacado en otros informe de la CNDH que presentó hace unas semandas, donde informó que entre abril y septiembre de 2010 fueron secuestrados por lo menos 11,333 migrantes, en su mayoría centroamericanos.
El presidente de la CNDH, Raúl Plascencia, dijo que se ha detectado que el crimen organizado recurre al plagio no sólo para extorsionar a los indocumentados, sino para reclutar a algunos de ellos y utilizarlos en nuevos secuestros.
El Informe Especial sobre Secuestro de Migrantes en México de la Comisión señaló que hay una tendencia al aumento de los secuestros y que de los 11,333 indocumentados plagiados un 44.3% correspondió a migrantes hondureños, 16.2% a salvadoreños, 11.2% guatemaltecos, 5% cubanos y un 4.4% nicaragüenses.
El reporte correspondiente a septiembre de 2008-febrero de 2009 indicó que en ese período fueron secuestrados al menos 9,758 migrantes indocumentados.
El informe fue presentado el mismo día que el Senado aprobó la creación de una ley de migración, con la que se busca garantizar la igualdad de trato a los migrantes y su acceso a servicios de salud y justicia, sin importar si son indocumentados.
La norma fue avalada en términos generales con 84 votos a favor y 15 en contra, aunque quedaron pendientes de discutir algunos artículos específicos, entre ellos uno que da facultades a la Policía Federal para detener indocumentados, lo que para algunos legisladores es otorgar facultades excesivas a la corporación.
En busca del "sueño americano"
Hasta ahora, sólo los agentes del Instituto Nacional de Migración pueden detener a indocumentados.
También quedó pendiente de discutir un artículo que propone imponer multas a quien dé empleo a migrantes indocumentados.
México es utilizado cada año como lugar de tránsito por cientos de miles de indocumentados que buscan llegar a Estados Unidos, sobre todo de origen centroamericano.
En los últimos meses se ha desatado un debate sobre los derechos de los indocumentados en México, luego de algunas denuncias de violaciones a sus garantías y casos de ataques, incluida una masacre de 72 migrantes centro y sudamericanos en agosto de 2010 en el estado norteño de Tamaulipas.
Un ecuatoriano que sobrevivió a esa masacre declaró a las autoridades que los agresores se identificaron como miembros del cartel de las drogas de Los Zetas y que dispararon en su contra por haberse negado a ser reclutados.
El presidente de la CNDH dijo que a partir de testimonios de víctimas encontraron que el crimen organizado sí participa en los secuestros, aunque no lograron identificar a algún cartel de las drogas en específico.
"Los grupos de la delincuencia organizada que operan el secuestro de migrantes, cuentan con migrantes centroamericanos", señaló.
El reclutamiento está pensado para que "se infiltren con los migrantes y les digan quién les está mintiendo, quién tiene familiares, quién cuenta con recursos en su país de origen o bien en algún otro país", añadió.
La CNDH encontró que los secuestradores piden entre $1,000 y $5,000 dólares por liberar a cada migrante, aunque recibió testimonios de que se piden hasta $10,000.
El tema del plagio de migrantes se reavivó hacia finales del 2010 cuando se denunciaron al menos dos secuestros de centroamericanos en el sur de México, uno de ellos incluyó 50 personas.
©Univision.com y Agencias
Commentarios