Narco infiltrado en política

EFE | Jan 18, 2008 | 6:00 PM

Ola de violencia

MÉXICO - Enrique Peña Nieto, gobernador del Estado de México, el más poblado del país, denunció que los cárteles del narcotráfico financian algunas campañas electorales y advirtió sobre el peligro de que penetren en las estructuras gubernamentales.En un encuentro con corresponsables extranjeros, el también dirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en el poder en el país entre 1929 y 2000, opinó que la ola de violencia generada por el narcotráfico tendrá "nuevos brotes" en los próximos meses.México inició 2008 con una escalada de actos violentos que se ha cobrado en las primeras semanas del año más de cien víctimas, las ocho últimas en la fronteriza ciudad de Tijuana, donde los tiroteos se han producido en plena calle.Para el gobernador del Estado de México, colindante con la capital y con más de doce millones de habitantes, hay que evitar una experiencia similar a la vivida por Colombia en las décadas de 1980 y 1990, cuando el "narco" se introdujo en los organismos estatales de ese país.Falta de coordinaciónPeña Nieto se quejó de la falta de una mayor coordinación entre el gobierno de Felipe Calderón, del Partido Acción Nacional (PAN), y las autoridades de los 32 estados de la nación en la lucha contra el crimen organizado y pidió una mejor articulación de las acciones de todos los estamentos oficiales.El dirigente del opositor PRI afirmó que el Ejecutivo actúa de manera "aislada" en el combate al narcotráfico por una "falta de confianza" en otros órganos de gobiernos estatales.Criticó militarizaciónSe mostró, además, contrario a la participación del Ejército, que ha sido desplegado en una decena de estados mexicanos para luchar contra el crimen, y aseguró que antes debe de promoverse la creación de grupos especializados en estas acciones.El gobernador del Estado de México se refirió a la reciente designación como secretario de Gobernación (Interior) de Juan Camilo Mouriño, hábil negociador político y considerado la mano derecha de Felipe Calderón.A su juicio, Mouriño podría ser un "eficiente canal de comunicación que puede fortalecer la relación entre el gobierno federal y los estados del país", así como promover "un mayor diálogo entre las fuerzas políticas para llevar a cabo las reformas necesarias".A preguntas de los corresponsales sobre su futuro político, Peña Nieto, que con 41 años es una de las posibles cartas de su partido a las elecciones presidenciales de 2012, aseguró que "lo último que necesita México es una sucesión anticipada" y abogó por trabajar por el presente del país.
©EFE
Comentarios