Juez ordenó la exhumación del cuerpo de Salvador Allende, ex presidente de Chile

AFP | Apr 17, 2011 | 10:38 AM

¿Se suicidó o lo asesinaron?

SANTIAGO, Chile - La Justicia chilena ordenó exhumar los restos del ex presidente socialista chileno Salvador Allende, dentro de una investigación para establecer si fue asesinado en medio del golpe de Estado que encabezó Augusto Pinochet en 1973 o se suicidó, como sostiene la versión histórica.
El juez Mario Carroza decretó la diligencia tras acoger una petición de la familia del extinto mandatario y fijó el peritaje para la segunda quincena de mayo, según confirmó un portavoz del Poder Judicial a la AFP.
Los restos del ex mandatario, el primer y único marxista en llegar a poder a través de las urnas, el 3 de noviembre de 1970, serán analizados por peritos del Servicio Médico Legal chileno.
"Nos parece relevante para el país y para el mundo que en definitiva se pueda establecer jurídicamente las causas de su muerte y las circunstancias que la rodearon, que fueron de extrema violencia", comentó este viernes la hija del ex mandatario, la senadora socialista Isabel Allende, a la televisora CNN Chile.
La investigación judicial para determinar las causas de la muerte de Allende se abrió el 27 de enero pasado, luego de que la Fiscalía reparó que al menos 726 de las más de 3,000 víctimas que dejó la dictadura no eran objeto de investigación judicial, entre ellas la del ex mandatario.
"No es que la familia haya cambiado de opinión. No es que ahora tengamos dudas que antes no tuvimos, sino que apoyamos que haya una investigación judicial que nunca se había hecho", agregó Allende, al sustentar que su padre se quitó la vida.
Hasta ahora la versión oficial afirma que Allende se suicidó en medio del bombardeo aéreo sobre el Palacio presidencial de La Moneda la mañana del 11 de septiembre de 1973, disparándose en la barbilla con un fusil regalado por su amigo, el ex presidente cubano Fidel Castro.
"Ese acto de quitarse la vida no fue que esa mañana el presidente Allende estuviera deprimido, sino que fue producto de la extrema violencia que rodeó toda la situación previa y durante el golpe mismo", acotó la senadora socialista chilena.
La declaración de su médico personal Patricio Guijón -quien estuvo junto a él momentos antes de su muerte a los 65 años y vio el cadáver- y la autopsia a la que fue sometido inmediatamente después apoyan la versión del suicidio, aceptada hasta ahora sin contrapesos en Chile.
El mandatario además había advertido que estaba dispuesto a morir antes que rendirse ante las fuerzas militares encabezadas por el general Augusto Pinochet, que en medio de una fuerte convulsión social derrocaron su gobierno, que intentaba poner en práctica la llamada 'vía chilena al socialismo'.
Pero en 2008 un informe del reconocido médico forense Luis Ravanal -elaborado en base a la autopsia que le fue practicada al ex mandatario en el Hospital militar- afirma que Allende no se suicidó sino que fue asesinado.
En su informe, el médico señala que la causa de muerte de Allende serían dos impactos de bala a corta distancia y de armas distintas.
Al día siguiente de su muerte, los restos del ex presidente Allende fueron llevados en un helicóptero hasta el Cementerio Santa Inés del vecino balneario de Viña del Mar, donde fueron sepultados ante la silenciosa presencia de su esposa, Hortensia Bussi, y una de sus tres hijas.
En 1990, tras el fin de los 17 años de dictadura de Pinochet, sus restos fueron trasladados al Cementerio General de Santiago.
Isabel Allende confirmó que la familia del ex mandatario no vio el cadáver tras su muerte. "A mi madre no la dejarán abrir el ataúd", señaló.
©AFP
Comentarios