Rebeldes libios avanzan en región de Ajdabiya

Univision.com y Agencias | Apr 16, 2011 | 12:07 PM

Gobierno de Gadafi niega uso de bombas de racimo en población civil

AJDABIYA - Al menos seis muertos y 20 heridos causaron este sábado los disparos de cohetes por las fuerzas de Muamar Gadafi sobre las posiciones de los rebeldes entre las ciudades de Ajdabiya y Brega, en el este de Libia, según fuentes médicas.
"El número de muertos es ahora de seis", declaró a la AFP Suleiman Rifadi, del hospital de Ajdabiya, a donde fueron trasladadas las víctimas.
Otros responsables del hospital habían adelantado la cifra de tres muertos y una veintena de heridos.
"Yo estuve ahí, en el kilómetro 40 (a medio camino entre Ajdabiya y Brega, separadas por unos 80 km). Nos cayeron encima muchos cohetes Grad", relató a la AFP Maher Salim, un combatiente de 30 años.
Varios heridos, muchos de los cuales con quemaduras, fueron evacuados a Bengasi, el bastión de los rebeldes a 160 km al norte de Ajdabiya, según un periodista de la AFP.
Las tropas de Gadafi y los rebeldes libraban este sábado por la tarde duros combates al oeste de Ajdabiya, desde donde los insurgentes avanzaban hacia el puerto petrolero de Brega ayudados por los bombardeos de la OTAN sobre las fuerzas del régimen.
Bombas de racimo
Los rebeldes libios seguían avanzando el sábado desde el oeste de Ajdabiya (este de Libia) y los enfrentamientos también proseguían en Misrata, donde, según defensores de los derechos humanos, las fuerzas de Muamar Gadafi usaron bombas de racimo en zonas residenciales.
El régimen de Gadafi desmintió el uso de bombas de fragmentación. "De ninguna manera. Ni moral, ni legalmente podemos hacer eso contra nuestra población civil. Cuando se usan esas bombas, las pruebas se mantienen durante días y semanas", dijo Musa Ibrahim, portavoz del gobierno, a los periodistas.
La organización de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) condenó el viernes el uso de bombas de racimo por las fuerzas leales al coronel Gadafi durante los sangrientos choques en una zona residencial en la ciudad libia sitiada de Misrata, a 200 km al este de Trípoli.
"Es indignante que Libia utilice ese tipo de bombas, sobre todo en las zonas residenciales", declaró en un comunicado Steve Goose, director de la sección "armas" de HRW.
Para Ibrahim, estas afirmaciones son "surrealistas". "Se basan en testimonios de los rebeldes o en llamadas telefónicas a sus oficinas en las capitales europeas", afirmó.
Los enfrentamientos proseguían este sábado en Misrata, donde trece personas murieron el viernes. La ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) anunció la evacuación de 99 personas, trasladadas al puerto tunecino de Zarzis.
Ataques de3 la OTAN
Los aviones de la OTAN intensificaron los bombardeos en la zona en los tres últimos días. Para los rebeldes, bombardean a fin de abrirles paso y facilitar su avance hacia Brega.
Por su parte, el diario estadounidense Washington Post afirmó en la noche del viernes que la OTAN se está quedando sin bombas de precisión y otras municiones que necesita para proseguir las incursiones aéreas en Libia.
Washington retiró unos 50 aviones de combate de las operaciones libias la semana pasada luego de ceder el control de la misión a la OTAN, aunque desde entonces tomó parte en algunas misiones para neutralizar los sistemas de defensa antiaéreos de Gadafi.
Hasta el momento, sólo seis de los 28 países de la OTAN están llevando a cabo ataques aéreos, de los cuales la mitad están a cargo de Francia y Gran Bretaña. La otra mitad los realizan Bélgica, Dinamarca, Noruega y Canadá.
Después de que Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos pidieran el viernes la renuncia de Gadafi, el ministro francés de Relaciones Exteriores, Alain Juppé, afirmó el sábado que "no hace falta una nueva resolución" de la ONU para obligar al líder libio a abandonar el poder.
La escasez de municiones de los europeos, así como el limitado número de aviones disponibles, genera dudas entre algunos dirigentes sobre si Estados Unidos puede seguir evitando su vuelta a la campaña aérea, según el informe.
Hasta el momento, el comandante de la NATO no ha requerido su movilización, agregó el diario. Pero varios dirigentes militares norteamericanos dijeron que anticipaban ser llamados de nuevo a la lucha, dijo el Post.
©Univision.com y Agencias
Commentarios